Las personas con sobrepeso no le "temen" al cigarrillo

Según un reciente estudio, sufrir un infarto u oír la palabra cáncer en el diagnóstico del médico consigue que muchos fumadores abandonen el hábito. Sin embargo, esa situación no se repite cuando el problema del paciente es la obesidad.

Sufrir un infarto u oír la palabra cáncer en el diagnóstico del médico consigue que muchos fumadores abandonen el tabaco. Sin embargo, el miedo no parece tener los mismos efectos contra el sobrepeso, según un reciente estudio.

Este trabajo, cuyas conclusiones se publican en el último número de la revista 'Archives of Internal Medicine', partió de la hipótesis de que sufrir un 'aviso' del organismo ayuda a las personas a cambiar sus hábitos de vida menos saludables.

Según una nota publicada en El Mundo, para averiguarlo, un equipo de investigadores dirigido por Patricia Keenan, de la Universidad de Yale (Estados Unidos), analizó los datos médicos de una extensa muestra de adultos, entre los que se incluían 20.221 individuos con sobrepeso y 7.764 fumadores.

Los resultados de su trabajo mostraron que, tras sufrir un infarto cerebral o sufrir un diagnóstico de cardiopatía, cáncer o enfermedad pulmonar, los fumadores eran tres veces más propensos a dejar su adicción.

Al evaluar los datos, los investigadores también comprobaron que los pacientes con sobrepeso que descubrían un trastorno grave, como la diabetes o una enfermedad cardiovascular también conseguían reducir su peso. Sin embargo, estas pérdidas no eran muy altas. Según sus datos, los individuos con diabetes analizados perdían algo menos de dos kilos tras conocer su dolencia y la reducción apenas llegaba al kilo y medio en los participantes a los que se le diagnosticó un problema de corazón.

"Esto hace preguntarse si la pérdida de peso fue realmente el resultado de una mayor motivación del paciente o, en cambio, se debió a los cambios fisiológicos asociados a patologías como la diabetes", exponen Sherry Pagoto y Judith Ockene, autoras de un editorial que acompaña a este trabajo en la revista médica.

Según sugieren, una de las razones que podría influir en esta escasa reducción de peso es que "el consejo del médico tiene un impacto limitado". "Son necesarios servicios de apoyo especializado con los que los pacientes puedan contar", remarcan.

Keenan coincide con su punto de vista. "Las autoridades y los especialistas deberían considerar distintos esfuerzos adicionales que tengan como objetivo informar sobre los beneficios de adoptar hábitos de vida saludables [...]".
Opiniones (0)
19 de septiembre de 2017 | 13:27
1
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 13:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes