Llegó a Mendoza el ex policía Vargas, acusado del asesinato del cabo Correa

Él y su pareja, Alejandra Leggio, también ex uniformada, fueron detenidos en Buenos Aires esta semana. Víctor Vargas está acusado de asesinar al cabo Eduardo Jesús Correa en la Universidad Maza por el intento de asalto a un camión de caudales en septiembre. Lo habría matado porque lo reconoció. Videos de la llegada de los acusados del crimen.

Este jueves por la noche llegó a Mendoza el ex policía Víctor Vargas, quien está sindicado como el autor del asesinato del cabo Jesús Correa, en septiembre pasado en la puerta de la Universidad Maza, durante un intento de asalto a un camión de caudales. Era considerado, por su prontuario, el criminal más buscado por la Justicia provincial.

Con una fuerte custodia de policías y efectivos de grupos especiales de tarea, fue trasladado vía terrestre desde la localidad bonaerense de José C. Paz, donde lo detuvieron el domingo pasado junto a su pareja, Alejandra Leggio, quien también era policía.

Por el homicidio del cabo Correa, Vargas está muy complicado. Las pruebas en contra su son muchas, debido a que en la escena del crimen se encontró un teléfono celular, que pertenecía un familiar del policía exonerado (por otro crimen, el del custodio del Montemar). Cuando los peritos, dirigidos por el fiscal especial Eduardo Martearena, revisaron el registro de llamadas, descubrieron que se repetían algunos números en la zona donde se cometió el asesinato del cabo y cerca del domicilio del primer detenido: un joven que llegó, la noche del crimen, al Hospital Central con una herida de bala.

Además, la camioneta Toyota que utilizaron en el intento de asalto al camión de caudales en la puerta de la Maza era conducida por una mujer, y se presume que esa conductora era Alejandra Leggio, pareja de Víctor Vargas. Ella se estaba dedicando en Buenos Aires a tirar las cartas del tarot, con lo que se ganaba la vida y, al parecer, también mantenía (económicamente) al ex uniformado.

También, confió el fiscal, intervinieron un teléfono fijo de Mendoza durante más de un mes y después de ese tiempo, sin que se produjeran llamados al mismo, finalmente comenzaron a llegar. “Estas provenían desde Buenos Aires, localizamos la antena y así pudimos dar con Vargas y Leggio”, explicó Martearena.

Ahora ambos están imputados por el delito de homicidio criminis causa agravado por matar a un policía y por robo en grado de tentativa agravado por el uso de arma de fuego.

En las próximas horas, el magistrado dispondrá el traslado a la Penitenciaría de los sospechosos. Para el Gobierno, y por ello lo muestra ante las cámaras, la detención de la pareja es un triunfo, aunque Martearena se encargó de aclarar que “Inteligencia Criminal no tiene nada que ver en la investigación” ya que todos los datos fueron recabados por “el personal de la fiscalía especial”.

Por otro lado, Vargas sería líder o uno de los ideólogos de algunos delitos que ocurrieron en la provincia y que fueron de los mejores planeados. Al respecto, el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, vincula a Vargas al asalto en la puerta del Banco Regional, ubicado en calle San Martín y San Lorenzo, de Capital, donde una banda asaltó también un camión blindado y no descarta que también esté relacionado a otros hechos resonante de Mendoza.

Fuentes extraoficiales señalaron que los detenidos se abstendrían de declarar ante el fiscal. De todos modos, para la Justicia el caso está prácticamente esclarecido.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 21:05
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 21:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial