Un incendio dejó daños totales en las ex oficinas de TAC

En el interior del inmueble había remitos y recibos de la ex cooperativa de transporte. Aunque los bomberos no lo expresaron formalmente, indicaron que difícilmente haya sido producto de un cortocircuito. Especulan con un acto intencional.

Un depósito de la ex TAC, que guardaba documentos y archivos de la ex cooperativa, se incendió en la tarde de este jueves. El siniestro comenzó en el interior del inmueble el cual estaba todo tapiado hacia la calle. En la parte de adelante están los talleres que ya no funcionan y son custodiados por serenos, tanto de día como de noche.

El incendio comenzó alrededor de las 15.15 en las ex oficinas de TAC ubicadas en calle Rafael Obligado entre Gomensoro y Malvinas Argentinas, de Guaymallén. Ese inmueble actualmente contenía archivos y documentos que fueron destruidos, otros quedaron chamuscados y muy pocos intactos.

Ex socios de la empresa de transporte no se han maniatado sobre el valor de esos documentos, entre los que se podían observar, facturas, recibos y viajes de las unidades. Sin embargo, entre los bomberos, personal de la Municipalidad y policías dialogaban sobre la intención de “que esos papeles desaparecieran de la tierra”.

Esa sospecha se fundamente porque desde afuera (por calle Obligado) estaban todas las ventanas y puertas tapiadas, es decir, no era posible introducir un elemento que iniciara el siniestro desde la calle.

Al respecto, para que pudieran entrar los bomberos debieron romper las paredes, alrededor de las puertas y ventanas, con combos. Por ello, las dos alternativas era que el fuego lo desató el calor, un desperfecto eléctrico o que fue, efectivamente, intencional y originado desde el interior, o sea desde los talleres.

Pero allí hay un sereno por turno y sólo hay colectivos viejos que están siendo desguasados. Los peritos aún no entrevistaron al custodio del predio ni comenzaron tampoco los peritajes, por lo cual el origen del incendio todavía es una incógnita.

Para controlar las llamas, que se extendían por todo el interior de esas oficinas, trabajaron dos dotaciones de bomberos del Cuartel Central y una de Guaymallén. Alrededor de 14 brigadistas (6 departamentales y 8 de la Policía), a cargo del oficial Raúl Azor, apagaban las llamas en medio de un intenso humo que producía el papel incinerado.

Uno de los bomberos le manifestó a MDZ que para “controlar totalmente un incendio de semejante envergadura se necesitan alrededor de 300 mil litros de agua”, con lo que intentaba conceptualizar el alcance del siniestro, ya que en el interior del inmueble ardían papeles y parte del mobiliario abandonado.

Ahora deberán ser los peritos quienes determinen qué dio comienzo al incendio y la Justicia estará a cargo de la investigación, que por las sospechas que mantenían bomberos y policías, habría sido intencional con el objetivo de “eliminar pruebas”.

Opiniones (1)
18 de noviembre de 2017 | 12:58
2
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 12:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que mas quiern tapar?? se robaron todo seguro que hay algo que compromete a los consejos de administracion. dejen de hacer cosas delincuentes
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia