Deportes

Pasión y adrenalina envuelven al superclásico del fútbol argentino

Nunca importaron los antecedentes y el momento actual. Es un show inigualable, a nivel nacional e internacional. Cómo nació la rivalidad entre Boca y River. Las grandes goleadas y los cotejos más recordados. Mirá videos con goles en los Superclásicos.

No importa que uno llegue victorioso y el otro goleado. River y Boca, es un partido excluyente, fuera de todo contexto, ya que cuando algunos de los dos no llega en las mejores condiciones-como en este caso el equipo de Passaarella-, se dice que este enfrentamiento puede salvar el año o darle cierta impunidad al ganador en el momento de las discusiones.

Siempre es pasión de multitudes que no sólo concentra la atención en Argentina sino reconocido en muchos países del mundo, como "El Partido", que todos quieren ver por eso la expectativa es mundial. Una encuesta realizada por el diario inglés The Observer lo sitúa como uno de los 50 acontecimientos deportivos que “uno debería ver antes de morir”.

Otra prueba de la trascendencia que tiene en el exterior es que Radio Marca de España, transmitió el cotejo jugado el encuentro jugado el 8 de octubre de 2006, aprovechando la ausencia de fútbol local.

Nada menos que el escritor Eduardo Galeano se refirió también a este gran partido al comentar la obra de Hugo Martínez León, titulada el Superclásico y en términos más que elogiosos sostuvo que " en estas páginas, se cuenta la historia de un largo duelo que se inicia en la Ribera del Riachuelo. Desde hace un siglo el enfrentamiento parte en dos la ciudad de Buenos Aires”.

“El Dios de una mitad, es el Diablo de la otra mitad y viceversa. Quienes confirman su amor a un club por el odio al otro se sentirán defraudados: esta historia revela que, en el fondo, se trata de un juego de espejos".

La historia del clásico comenzó el 24 de agosto de 1913 en cancha de Racing. Por aquella época, ambos conjuntos ya estaban totalmente enfrentados, al haberse convertido en los dos grandes referentes del barrio. Ganó River 2-1 y tras el partido las dos aficiones se enfrentaron en las calles en una sangrienta pelea que obligó a la policía a intervenir.

Fue el primero de los choques de alta tensión que alimentaron una rivalidad que, para sorpresa de muchos, nació, creció y se intensificó en La Boca, ese lugar ahora tan repudiado por los hinchas de River, acomodados en el residencial barrio de Belgrano. En cualquier caso, ahí están sus orígenes y, claro está, los de su odio al enemigo de siempre.

El domingo se jugará la edición 180 en partidos por campeonatos profesionales, con una ventaja de 5 encuentros para Boca, que suma 65 triunfos con 253 goles, mientras River tiene 60 logrando 244 conquistas. Los restantes 55 ternminaron empatados.

Reinaldo “Mostaza” Merlo es el jugador que más cotejos jugó, 42, seguido de Hugo Orlando Gatti con 38, Roberto Mouzo 32, Angel Labruna y Roberto Mouzo 35.

Las máximas goleadas, por casualidad fueron 5 a 1. La primera favoreció a los millonarios en 1941 en la época de la famosa Máquina que recién comenzaba, con goles de José Manuel Moreno, Angel Labruna, Adolfo Pedernera y dos de Aristóbulo Deambrossi, que luego le dejaría su lugar a Félix Loustau.

Pasaron 18 años -los mismos que desde entonces estaría River sin salir campeón- pero llegó la hora de la venganza para Boca: 5-1 también, la mejor marca del profesionalismo. Anotaron José Yudica (2), Osvaldo Nardiello, Juan José Rodríguez y Pedro Mansilla. En 1982 Boca repetiría el marcador pero como visitante.

El máximo goleador es el recordado Angel Labruna con 16 conquistas, seguido de Oscar Mas,12, el brasileño Paulo Valentim 10, Carlos Morete 9, Bernabé Ferreyra 8, Alfredo Curioni 7 y Osvaldo Potente 7.

Entre los cotejos más recordados se encuentra el disputado el 15 de octubre de 1972 en cancha de Vélez.River arrancó ganando 2-0, pero Boca reaccionó para adelantarse 4-2. River lo empató y, en la última jugada del partido, Carlos Morete anotó el gol de la victoria. Fue el Superclásico con más goles en la era profesional.

En 1974,Boca aplastó 5-2 a River, con la particularidad de que el debutante Carlos García Cambón anotó cuatro goles ante Ubaldo Matildo Fillol.

Finalísima en Avellaneda

Hasta ahora Boca y River se enfrentaron sólo una vez en una final por un torneo oficial. Fue en El Nacional de 1976 que se definió en cancha de Racing y se lo llevó Boca gracias a un tiro libre de Rubén Suñé que se metió en el ángulo superior derecho de Fillol.

Otro cotejo recordado fue cuando se terminaba el Metropolitano de 1977 y River llegaba como puntero a La Bombonera en la penúltima fecha. Boca se adelantó por medio de Vicente Pernía apenas empezado el partido, pero la visita lo empató con un penal de Passarella y lo terminó ganando en el último minuto con gol de Pedro González después de una corrida de 40 metros. El River de Angel Labruna ganaría el título en la siguiente fecha.

Diego, Marca Registrada

En una noche de lluvia y barro en la Bombonera, de 1981, Diego Maradona hizo su debut en el Superclásico dejando su marca con un gol inolvidable, primero durmiendo la pelota con el empeine y luego desparramando al Pato Fillol en el área chica antes de colocar la pelota contra un palo.

Miguel Brindisi agregó dos goles para un marcador final de 3-0 rumbo a lo que sería la consagración de Boca en el Metropolitano de 1981. Fue el último Superclásico de Labruna.

Para contrarrestar la presencia de Maradona en Boca, River contrató para el Nacional 1981 a Mario Alberto Kempes, goleador de la Argentina campeona del mundo en 1978. Cada uno de ellos anotó un gol, pero el "Matador" se llevó una victoria 3-2 ese domingo por la mañana en la Bombonera.

La revancha llegó poco más de un mes después. River siempre fue adelante, desde que Juan José López abriera el marcador a los pocos minutos con un gol desde media cancha, al ver adelantado a Hugo Orlando Gatti. Pero ya en tiempo de descuento, el árbitro Teodoro Nitti le concedió un penal a Boca y Maradona no falló.

Aquel día de la pelota naranja

El River del Bambino Veira, ya campeón, dio la vuelta olímpica en La Bombonera en 1986 antes de empezar el partido. Y para cerrar el festejo, ganó 2-0 con goles de Norberto Alonso, ambos anotados con una pelota de color naranja que se usó poco y nada en el fútbol argentino.

Siempre que llega una nueva edición se avivan las pasiones, esas que lo han convertido en un espectáculo inigualable...

 

 

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|20:31
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|20:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic