Deportes

Narváez busca la defensa para superar a Monzón

El boxeador, actual monarca de la categoría mosca por la OMB, peleará hoy ante el norteamericano Whitfield para retener la corona y además superar el récord de su compatriota, de 14 defensas por el título del mundo.

El chubutense Omar Narváez, campeón de los moscas de la OMB, intentará este sábado quebrar su propia marca y la del legendario Carlos Monzón, de 14 defensas de títulos mundiales, cuando arriesgue su corona ante el estadounidense Rayonta Whitfield.

La pelea se desarrollará en el estadio Nuevo Palacio Aurinegro del Club Deportivo Madryn, y está pactado a 12 rounds. La Organización Mundial de Boxeo (OMB) designó como árbitro de la pelea a Samuel Viruet de Puerto Rico, y fallarán el pleito los jueces Enrique Matassa, de Argentina, Alejandro López Cid, de México, y el estadounidense Michael Pernick.

Narváez llega a esta instancia de su carrera para entrar en la historia grande del pugilismo.

Si este sábado derrota al retador estadounidense se convertirá en el boxeador argentino que más defensas exitosas realizó y superará las 14 peleas ganadas en condición de monarca que posee junto al recordado campeón de los medianos, el santafesino Carlos Monzón.

El compromiso será importante, y "El Huracán" de Trelew lo sabe muy bien y lo manifestó en las últimas horas.

"El rival es difícil y de categoría, por eso me preparé como nunca para semejante pelea", explicó Narváez de 33 años.

El boxeador chubutense tendrá un rival de cuidado porque es el número uno del mundo, tiene una altura importante para la categoría (1,70 metro) es fuerte y saca bien las manos aunque su record de 22 peleas ganadas y sólo 11 por la vía rápida, dice que no tiene una fuerte pegada, puede complicar al argentino con su buen alcance de brazos.

Pero seguramente Narváez impondrá sus pergaminos que lo llevaron a alcanzar a ser un sólido campeón a pesar que en la mitad de su reinado protagonizó un accidente con su moto (fue embestido por un automóvil en una calle de la ciudad de Córdoba) y su mano izquierda sufrió serias consecuencias que le hicieron perder potencia en sus envíos.

De allí en más el boxeador nacido en el barrio Presidente Perón de Trelew, sobrellevó con gran entereza esa adversidad y salió airoso en sus restantes compromisos a pesar de haber perdido un buen porcentaje de su potencial en esa mano.

Todo parece indicar que esa contingencia fue superada. Además, Narváez anticipó que sería muy probable que el combate se plantee en corta y media distancia. "Trabajé muy bien y estoy preparado para responder a lo que me tire él", explicó.

"Quiero superarme a mi mismo y ser parte de la historia grande del pugilismo nacional, pero tengo muy bien en claro que Monzón seguirá siendo el más grande del boxeo argentino", reflexionó el chubutense.

En tanto el boxeador oriundo de Georgia, cuando se le pidió un pronóstico, contestó: "No tengo idea, pero me tengo fe", y agregó que pertenece a la "nueva generación" de púgiles de la divisional mosca en el contexto mundial.

Sin embargo, señaló que Narváez ya cumplió un ciclo importante, y remarcó: "soy Rayonta Whitfield, vengo de Estados Unidos, y soy diferente".

Narváez se coronó campeón de los moscas de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) cuando venció por decisión unánime al nicaragüense Adonis Rivas en el Luna Park, en julio de 2002, y ostenta un record inmaculado de 28 triunfos en igual cantidad de peleas, con 17 nocauts.

En su destacada carrera como amateur, participó en los Juegos Olímpicos de Atlanta ’96 y en Sydney 2000, y capturó la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de 1999 en Winnipeg, Canadá.

En la pelea de seminfondo, el campeón argentino y Latino OMB de los plumas, el mendocino Jonathan Barros, expondrá ésta última corona ante el chileno Cristian Palma.

En tanto, el chubutense Néstor Daniel Narváez (hermano de Omar Narváez), combatirá en categoría mosca ante el salteño Marcelo Gómez.
En Imágenes