Deportes

Comienza el Clausura 2009 con un Boca encendido y un River en crisis

La segunda parte de la temporada comenzará este viernes con dos realidades distintas y opuestas de sus dos equipos más populares, el Xeneize de Carlos Ischia y el River de Néstor Gorosito, el primero en la cresta de la
ola y el segundo en crisis.

El torneo Clausura 2009 de la Primera División del fútbol argentino comenzará este viernes con dos realidades distintas y opuestas de sus dos equipos más populares y poderosos, Boca Juniors y River Plate, el primero en la cresta de la ola y el segundo en crisis.

Boca Juniors fue el campeón del Apertura 2008 en diciembre pasado, el ganador de los torneos del verano austral en enero y es el mejor reforzado como producto de una múltiple y exitosa promoción de jugadores de su cantera que han superado todas las pruebas a las que fueron sometidos en el primer equipo.

River Plate, colista en el Apertura tras la peor campaña de su centenaria historia, no logró ganar ningún partido veraniego, perdió dos veces ante los boquenses en el primer mes del año y sus individualidades no logran levantar cabeza anímica y futbolísticamente.

El centrocampista Oscar Ahumada, capitán riverplatense, admitió el mal momento del equipo al afirmar que siente "vergüenza" por los pobres resultados conseguidos en los últimos tiempos y reconoció que los jugadores salen al campo "angustiados".

"Nos hace falta gente con experiencia", afirmó Ahumada. "En la plantilla hay muchos jóvenes y en estos momentos difíciles ellos sienten el bajón mucho más. Ojalá que vengan jugadores
experimentados. Sería muy importante", añadió.

River intenta reincorporar a dos jugadores emblemáticos del equipo, de los que prescindió en las dos últimas temporadas: los creativos Marcelo Gallardo, procedente de Estados Unidos, y Ariel Ortega, cedido en 2008 a un equipo de la segunda categoría.

En la entidad "millonaria" las cuentas no cierran, su tesorería está en rojo, pese a lo cual se descuenta el fichaje al delantero Cristian Fabbiani, del Newell's Old Boys.

La directiva de River contrató al técnico Néstor Gorosito, que el año pasado dirigió al Argentinos Juniors, para cubrir el puesto que dejó vacante Diego Simeone, quien dimitió tras el desmoronamiento de un equipo atribulado por una profunda amnesia futbolística,
desarticulado y deprimido.

El campeonato ganado recientemente confirmó la continuidad del entrenador del Boca Juniors, Carlos Ischia, ahora respaldado por Carlos Bianchi, del que fue su ayudante en brillantes campañas entre 1998 y 2005 (nueve títulos), fichado como director deportivo del
club.

Boca recuperó al portero de sus tiempos gloriosos, Roberto Abbondanzieri, quien se desvinculó del Getafe español, y traspasó al Nápoles italiano al jugador de mejor rendimiento en el último semestre, Jesús Dátolo, lo cual permitió equilibrar sus finanzas, seguro de que con sus canteranos tiene de sobra para no echarlo de menos.

La base del equipo auriazul está sustentada por los defensas paraguayos Cáceres y Morel Rodríguez y el veterano Hugo Ibarra; los medios Battaglia, Vargas y Riquelme y los puntas Figueroa, Palacio y Palermo, estos dos últimos en pleno proceso de recuperación de las
lesiones que sufrieron en 2008.

Los "pibes" que ilusionan a su afición y que solidifican la estructura boquense son Pablo Mouche, Gastón Sauro, Ezequiel Muñoz, Josué Ayala, Carlos Fondacaro, Jonatan Philippe, Facundo Roncaglia, Juan Forlín, Cristian Chavez, Nicolás Gaitán, Ricardo Noir y Lucas
Viatri, goleador del equipo en el Apertura.

San Lorenzo es el tercer "grande" del fútbol argentino con pretensiones en esta competición, tras luchar por el título en diciembre frente a Boca y a Tigre, reforzado ahora por Jonathan
Santana (Wolfsburgo alemán y selección paraguaya) y Alejandro Gómez, procedente del Arsenal bonaerense.

Independiente, que dará otra oportunidad a punta colombiano José Moreno, y Racing, normalizado tras varios años de administración por parte de una empresa, intentan enderezar su rumbo errático de las últimas temporadas.

El Clausura 2009, el torneo número 115 del fútbol profesional argentino, clasificará equipos para los torneos continentales, tendrá dos descensos directos y dos equipos disputarán la Promoción con otros de la segunda categoría para mantenerse en la División de Honor.

Desde que en 1991 se dispuso la disputa de dos torneos de 19 jornadas por año, éste será el número 37 de esas características. En los anteriores fueron campeones River Plate (12 veces), Boca Juniors (8), Vélez Sársfield (5), San Lorenzo (3), Independiente (2),
Newell's Old Boys (2), Racing (1), Lanús (1) y Estudiantes de La
Plata (1).
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:57
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic