Los secuestradores se llevaron a Bergara al grito de "alto, policía"

Al empresario Bergara se lo llevaron del jardín de su casa y las personas que lo hicieron llevaban chalecos antibalas pertenecientes a las fuerzas policiales. Los delincuentes redujeron a Bergara y a su mujer y se los llevaron en un vehículo particular y no en la camioneta del joven de Ranelagh.

El sonado caso del secuestro del empresario Bergara sigue causando asombro por la forma en que se realizó. Ahora ha trascendido que los secuestradores al momento de abordar el empresario fue vistiendo chalecos de la Policía de Buenos Aires y al grito de "alto, policía".

C5N reveló esta tarde detalles que hasta hoy eran desconocidos sobre cómo fue el secuestro del empresario Leonardo Bergara, quien fue liberado tras 33 días de estar cautivo.

El periodista Paulo Kablan detalló hoy que el empresario no fue secuestrado en su camioneta importada, como se creía hasta hoy, sino que fue interceptado en el propio interior de su casa.

Según explicó, Bergara había sacado su vehículo para comenzar su día laboral cuando cuatro hombres encapuchados se bajaron de un Renault gris al grito de "alto, policía" le apuntaron con armas de fuego.

El empresario comenzó a correr para el interior de su hogar y les preguntó: "¿Si ustedes son policías por qué me están apuntando?". Posteriormente, los delincuentes redujeron a Bergara y a su mujer y se los llevaron en un vehículo particular y no en la camioneta del joven de Ranelagh.

El traslado

Dos de los delincuentes se encargaron de llevarse la camioneta y dejarla abandonada en la autopista Buenos Aires-La Plata con el objetivo de que el sistema de localización satelital no descifre la verdadera ubicación del empresario.

Antes, liberaron a la mujer de Bergara y le advirtieron: "Si no querés que te lo devolvamos en un cajón, no llames a la Policía".

Minutos más tarde, los captores se comunicaron telefónicamente con Gustavo, el hermano del hombre secuestrado, y comenzaron a negociar el pago de un rescate, que llegó a su desenlace después de 33 días.

El testigo clave
Según consta en el expediente, un albañil que realizaba tareas en el primer piso de la casa de los Bergara fue clave para relatar cómo fueron los hechos. Este hombre fue quién describió que los delincuentes llevaban "camperas de la Policía" y estaban encapuchados.

Además, detalló que minutos antes de que se sucedieran los hechos, un "hombre sospechoso" estuvo parado en las inmediaciones del lugar con un auto que tenía el capot levantado.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 14:19
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 14:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial