Otorgan a Zaffaroni el máximo premio mundial en Criminología

El premio fue concedido por un jurado independiente siguiendo las mismas reglas que los premios Nobel.

El Simposio Criminológico de Estocolmo, centro académico más prestigioso del mundo en el campo de la criminología, otorgó al ministro de la Corte Suprema de Justicia, Raúl Zaffaroni, el premio "Estocolmo en Criminología 2009 por Investigación sobre Genocidio".

Un jurado mundial independiente otorgó el "2009 Stockholm Prize in Criminology" en el campo de la investigación y la teoría criminalística sobre las causas y prevención de genocidio a Zaffaroni y al académico canadiense, John Hagan.

El 23 de junio los premiados serán presentados en el City Hall de Estocolmo, informa el sitio web www.criminologyprize.com.

“Hay que prevenir el genocidio”
El ministro de la Corte Suprema argentina Raúl Zaffaroni dijo que en materia de genocidio "hay que prevenir, y se debe estar en estado de alerta cuando las sociedades eligen un chivo expiatorio, porque después del chivo expiatorio vendrá la masacre".

Eugenio Zaffaroni se enteró que había sido galardonado con el mencionado premio durante su estancia en Suecia. Justamente, el gobierno sueco instauró estos galardones específicos para distinguir investigaciones especiales en terrenos menos genéricos que los que intervienen en la selección de los Nobel.

"Les interesó especialmente un trabajo mío presentado en una conferencia en Florencia sobre genocidio", dijo Zaffaroni.

"Mi tesis es que el Derecho Penal Internacional está muy bien, y obviamente es mejor disponer de él como instrumento que no tenerlo, pero que es insuficiente para evitar los genocidios", dijo.

"No se trata sólo de condenar una vez que ocurrió, sino de investigar las causas del genocidio para acercarse a la prevención", dijo Zaffaroni.

Explicó a Télam que "en toda sociedad hay una venganza latente, y el punto clave es qué se hace con ella".

"Las sociedades experimentan situaciones de violencia difusa en buena medida por la búsqueda de cosas que son escasas y, a la vez, codiciadas", dijo.

"Muchas veces se busca un chivo expiatorio para que reciba las culpas de las cosas que no se consiguen y actúe como blanco de la violencia difusa. Esa búsqueda del chivo expiatorio es la que a menudo conduce a la masacre, al genocidio", agregó.

Afirmó también Zaffaroni que al final de la masacre el chivo expiatorio muere y se restablece la paz. "La cuestión crucial es cómo cortar ese ciclo", dijo.

En su explicación, el jurado del premio dijo que Zaffaroni "es un pionero en la explicación teórica del genocidio", y afirmó que "también desarrolló la teoría crimonológica como un fundamento para realizar propuestas de prevención para cualquier tipo de asesinato en masa cometido desde el Estado".

En otro tramo de su reconocimiento, el jurado rescató de Zaffaroni "su crítica a una respuesta puramente retributiva", en alusión al típico funcionamiento penal según el cual la solución llega sólo cuando a un delito le sobreviene la pena correspondiente.

El premio, dotado con 60 mil dólares, será entregado en un banquete especial en Estocolmo, el 23 de junio.

El otro ganador del premio fue John Hagan, de la Northwestern University de Illinois, Estados Unidos.

Hagan "aplicó técnicas avanzadas de cuantificación para el estudio del genocidio en trabajos empíricos sobre la violencia en Darfur y en los Balcanes", dijo el jurado.

Hagan lo hizo en colaboración con la Asociación de Abogados de los Estados Unidos y el Departamento de Estado.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 10:31
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 10:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes