Deportes

Palermo está un gol más cerca de Pancho Varallo

Palermo lleva 170 gritos en 268 encuentros, entre copas internacionales y torneos locales, mientras que Varallo sumó 194 en 222 presentaciones, 180 acumulados en los campeonatos argentinos y 14 en las Copas de Honor 1932 y 1933, Copa Competencia 1933 y Copa Adrián Escobar de 1939.

El delantero de Boca Martín  Palermo anotó hoy un gol en la victoria del equipo Xeneize sobre
San Lorenzo y quedó a 24 tantos de alcanzar a Francisco Varallo como máximo goleador histórico del conjunto de La Ribera en el profesionalismo.

De esta manera, Palermo lleva 170 gritos en 268 encuentros,  entre copas internacionales y torneos locales, mientras que Varallo sumó en su carrera 194 en 222 presentaciones, 180 acumulados en los campeonatos argentinos y 14 en las Copas de  Honor 1932 y 1933, Copa Competencia 1933 y Copa Adrián Escobar
1939.

Además, el delantero platense tiene 174 goles en el fútbol  argentino, contabilizando sus 34 conquistas en Estudiantes y los  140 en Boca, en una estadística que sólo computa los conseguidos  en torneos locales. Ahora se viene el superclásico y es una gran oportunidad para  que Palermo siga descontando en la tabla de máximos artilleros Xeneizes y así pueda lograr el ansiado récord. En el encuentro de este miércoles, Martín fue una de las figuras del clásico, porque con sus arranques complicó siempre a  la defensa Azulgrana.

Palermo, como en cada cotejo, fue un peligro constante para  San Lorenzo y se anotó con un gol, a los 36 minutos de la etapa  inicial, cuando tras un centro de Neri Cardozo saltó limpiamente  y con un soberbio cabezazo marcó el 1-0.

Y a los 12 minutos apareció nuevamente solo y su cabezazo pegó  en el travesaño, pero el balón rebotó en Sebastián Méndez y se le  metió al arquero visitante, Agustín Orión, para convertirse en el  2 a 0. Además, el atacante Xeneize le agregó una cuota de  habilidad, con lujos y pisadas que dejaron desairados a sus  marcadores, y su habitual empuje para convertirse en varias  ocasiones como asistidor de Rodrigo Palacio, aunque en esta  ocasión sin mayor peligro para la visita.

Palermo aguantó bien los noventa minutos y terminó entero el  clásico, por lo que no tendrá problemas para jugar el  superclásico ante River, rival con el que nunca le va mal y al  que le convierte goles de manera seguida.
En Imágenes