Enrique VIII: seis esposas y muchos kilos de peso

El rey Enrique VIII de Inglaterra, el 500 aniversario de cuya coronación se celebra este año, se convirtió con los años en un "monstruo" de obesidad, según se deduce de las armaduras fabricadas especialmente para el escandaloso monarca.

Mark McCarthy, profesor de diabetes de la Universidad de Oxford, citado hoy por el diario The Times, opina que aquel rey que tuvo seis esposas, entre ellas la española Catalina de Aragón, "superó con mucho el umbral de la obesidad".

Más directo es Peter Armstrong, que está al frente de la Armería Real, y que califica al monarca que rompió con Roma tras repudiar a Catalina y se convirtió en cabeza de la Iglesia de Inglaterra, de "absoluto monstruo".

Si de joven, a juzgar por las armaduras, tenía un físico atlético -cintura de 81 centímetros y pecho de 99- en sus años finales medía 132 y 135 centímetros, respectivamente.

El medio milenio transcurrido desde su coronación se celebrará a lo largo de este año con varias exposiciones: así, la Biblioteca Británica y la Royal Collection, del castillo de Windsor, presentarán varios retratos espectaculares.

La antigua residencia real de Hampton Court dedicará una exposición al joven Enrique VIII mientras que la Armería Real reunirá las armaduras que se conservan en la Torre de Londres, en Leeds y en el Museo Metropolitano de Nueva York, entre otras.

"Las armaduras indican sin lugar a dudas de que con sus 1,83 de altura era enorme (para la época), pero al mismo tiempo conservó su vigor físico hasta el final de su vida", explica Graeme Rimer, director académico de la Armería Real.

Pese a su obesidad, producto de la gula y de algún trastorno del metabolismo, no es cierto que tuvieran que subirle al caballo con una grúa, como afirman algunos.

"No hay pruebas de que su peso le incapacitase para cabalgar: las armaduras indican que siguió haciéndolo hasta el final de su vida", afirma Rimer.

Fuente: EFE

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (2)
6 de Diciembre de 2016|18:38
3
ERROR
6 de Diciembre de 2016|18:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La realidad es que Enrique no cabalgaba debido a una herida que casi le cuesta la vida, recibida en una justa, mientras aún estaba casado con Ana Bolena. Debido a ella es que Enrique tuvo que dejar de practicar algunos deportes y así comenzó su vida más sedentaria y su aumento de peso.
    2
  2. Enrique VIII fue transgresor y revolucionario para su época, tuvo una de las flotas mejor equipadas, reformó la iglesia de Inglaterra y aún hoy se habla de él más que de la mayoría de los monarcas del renacimiento. La imagen que todos conocemos del Enrique gordo y déspota no se condice con su imagen de joven, ya que en sus comienzos fue atlético, apasionado por las artes y la música, le fascinabas los deportes y las competencias, pero la fama lo cambió hasta llegar a la desfachatez de repudiar a dos esposas y decapitar a otras dos. Al final de todo, lo que más anhelaba Enrique, que era dejar una descendencia fuerte, no pudo ser, ya que ninguno de sus tres hijos dejaron herederos y la corona de Inglaterra pasó a sus peores enemigos, los Encoceses. Los invito a que vean la serie The Tudors, protagonizada por Jonathan Rhys Meyers, que encarna la vida de este rey.
    1
En Imágenes