Papagayos, donde reina la impunidad

El dique Papagayos está emplazado en la Ciudad de Mendoza. Se trata de un muro de contención de aluviones cercano a la reserva natural Divisadero Largo y es parte del circuito turístico conocido como El Challao, ya que une el jardín Zoológico y el Cerro de la Gloria con el distrito lasherino en donde se emplaza la tradicional iglesia de la Virgen de Lourdes.

Se trata de un lugar poseedor de una gran belleza natural, enmarcado por las primeras estribaciones pedemontanas, rodeado de arroyos y cauces secos, e indicado como sitio de práctica para el ciclismo y de acceso a cerros que permiten deportes como el parapentismo y el ala delta, además del pedestrismo y la escalada.

Es un sitio desde donde se obtiene una vista panorámica de la ciudad, tanto de día como de noche. Podría ser un lugar privilegiado para el turismo, pero también para el esparcimiento de los propios mendocinos.

Sin embargo, ninguno de los graves hechos de los que la zona ha servido como escenario ha logrado cambiar la actitud pasiva de las autoridades de los dos municipios y del gobierno provincial.

Un informe sobre derechos humanos y dictadura sindicó a la zona como “un cementerio donde aparecían cuerpos todas las semanas. Era el apogeo de varios grupos clandestinos: el Comando Pío XII, que se dedicaba a flagelar o asesinar prostitutas, el CAM (Comando Anticomunista Mendoza) y el Grupo Cóndor, los dos últimos obsesionados por conjurar cualquier ´actividad subversiva´".

Allí fue asesinado –presumiblemente-  Víctor Romano Rivamar, quien fuera secuestrado de su casa de calle Ramírez 2923 de Ciudad, el 22 de abril de 1976, en plena dictadura militar. Su cuerpo fue hallado en Maipú.

La Colonia de vacaciones que la Dirección General de Escuelas posee en Papagayos fue, en épocas militares, un centro clandestino de detención.

Pero su triste fama no se reduce a las épocas oscuras del país, sino que se extiende en democracia y con todas las instituciones en aparente funcionamiento.

En el dique Papagallos mataron a Carlos Ross y Armando “Nito” Neme el 15 de febrero de 1992.

Fue el sitio en donde balearon en el cuello, lesionando su columna vertebral, al empresario Roberto Soppelsa mientras recorría la zona en su bicicleta mountain bike el 19 de enero del año 2000.

También ese año, la Corte Interamericana de Derechos Humanos levantó testimonios que decían que aventuraban que los restos de dos desaparecidos en democracia, Raul Garrido y Adolfo Baigorria “se encontrarían en un pozo ubicado en el circuito "Papagayos". Se los buscó, pero no se los encontró.

En Noviembre de 2006, la justicia buscó en la zona, sin éxito, los restos de Paulo Christian Guardatti, el joven desaparecido que a los 21 años de edad fue visto por última vez en 1992.

El 8 de junio de 2008, un joven de 20 años que vivía en el barrio Andino, parte del complejo La Favorita, fue encontrado sin vida, colgando de la escalera de una columna para medir el nivel del agua, debajo del paredón del dique Papagayos.

El 9 de agosto del año pasado otros dos ciclistas fueron atacados en la zona: Marcelo Funes, de 25 años, y Aníbal Fredes, de 19. Fue a las 11 de la mañana de un sábado y ante el violento pedido con armas de fuego en la mano que hicieron dos motociclistas, debieron entregar todo lo que llevaban. Lo mismo le había pasado en marzo a un turista que salió a recorrer el circuito en bicicleta: George Brosnanhan, de 67 años, quien salvó su vida de milagro.

Han sido numerosos los atracos en la zona, sobre todo, de aquellos que van a ver la ciudad desde el predio conocido como El Mirador. Pero también a parejas desprevenidas que eligen la soledad del lugar para sus encuentros furtivos.

Una larga lista de hechos –entre los que presumimos que muchos no llegan a conocimiento público y ni siquiera son reportados a la Justicia- acompañan la historia del lugar.

Podría ser parte de una buena oferta turística. Podría ser el mejor sitio desde donde contemplar la ciudad de Mendoza. Pero Papagayos todavía es mencionado como el lugar en donde reina la impunidad.
Opiniones (1)
20 de septiembre de 2017 | 01:52
2
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 01:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es consecuente con su historia el Papagayos, las muertes se suceden y hasta algunos arriesgados, eligen el sitio para realizar algún entierro.....
    1
En Imágenes