Niemeyer defiende polémico proyecto para Brasilia

A los 101 años de edad, el famoso arquitecto brasileño salió hoy en defensa de su proyecto de construir en Brasilia una Plaza de la Soberanía, duramente atacado por sectores que lo ven como una intervención no autorizada en la ciudad, Patrimonio de la Humanidad.

"Eso es una mentira, una tontería. Abogados ya dijeron que yo tengo todo el derecho a realizar una intervención", expresó uno de los creadores de Brasilia, en una entrevista que publica este lunes el diario Folha de Sao Paulo.

El Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN) sostiene que la plaza proyectada por Niemeyer intervendría en el diseño del "Plan Piloto" de la capital brasileña, elaborado en la década del ´50 por el otro artífice de la moderna ciudad, el arquitecto Lucio Costa, y protegido por el Estado.

"Yo no quiero interferir en el Plan Piloto", aseguró el arquitecto, quien sostuvo que su objetivo es contribuir a reducir la distancia entre la población rica, que vive en el Plan Piloto, y los brasileños pobres, que habitan las llamadas "ciudades-satélite", en la perifería de la capital.

"Los que están en Brasilia viven cómodamente, en buenos departamentos, con buenos servicios. Pero los que viven en las ciudades-satélite están totalmente abandonados. Es horrible, una gran favela. Es un contraste que nosotros, los arquitectos que nos interesamos por problemas políticos, no podemos aceptar", sostuvo Niemeyer, apuntado por el ex líder cubano Fidel Castro como uno de los "últimos comunistas" del planeta.

Según el arquitecto, la Plaza de la Soberanía, que sería instalada en la principal avenida de Brasilia -el llamado Eje Monumental- es sólo una parte del proyecto, aunque "es imprescindible".

"A Brasilia le falta una plaza importante, como las que existen en todas ciudades del mundo. Y la plaza es muy buena. En primer lugar, a raíz del estacionamiento para 3.000 vehículos. Además, porque es bonita, monumental. Tiene el proyecto del memorial de los presidentes de Brasil y un triángulo de dos pisos para una gran exposición demostrando el desarrollo del país y que luego se convierte en el monumento. Sería tan bella...", dijo.

Además, consideró como "una tontería" que el diseño original de Brasilia sea protegido como patrimonio nacional y no pueda ser modificado: "Todas las ciudades del mundo sufrieron cambios: París, Barcelona, Nueva York, todas sufrieron cambios... Las ciudades al final siempre son modificadas, aunque no se quiera".

"Si París hubiese estado protegida, no existiría la avenida de Champs Elysée ni el Arco de Triunfo. Si Barcelona hubiese estado protegida, la ciudad no se habría dirigido naturalmente hacia el mar. Si Nueva York hubiese estado protegida, no existirían los rascacielos... Una ciudad protegida es ignorancia", sostuvo.

Niemeyer aseguró, sin embargo, que no pretende involucrarse en un debate con los críticos de su proyecto: "Estoy algo cansado de esa discusión. Me hace perder mucho tiempo, y tengo trabajos en todas partes. En Italia, en Francia, hasta en Kazajstán".

Al ser indagado sobre el futuro del proyecto de la Plaza de la Soberanía, el veterano arquitecto aseguró que ya no le importa mucho.

"El proyecto fue hecho. Está bien estudiado, con todo resuelto. Ahora, ya no tiene que ver conmigo. Mi obligación es defenderlo. Si sale, mejor. Si no, me da lo mismo. Pero el proyecto no perjudica al Plan Piloto y le da a la ciudad más belleza, más fuerza arquitectónica", concluyó.

Fuente: dpa

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|22:59
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|22:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016