Autoprotección: cuando la acción del Estado no alcanza

Vivir entre rejas ya no es una cuestión exclusiva de quienes delinquen. Esta es una realidad que nos toca a quienes vivimos en conglomerados urbanos afectados por una enfermedad que crece día a día, que se vuelve endémica y para la que escasean los remedios: La inseguridad. aquí, algunos consejos útiles para poder enfrentar este flagelo que ni el propio Estado logra controlar.

Los mendocinos no podemos darnos el lujo de transitar con tranquilidad por lugares carentes de seguridad. Los turistas, no tienen por qué conocer cada detalle de lo que nos pasa. Y tal vez, si lo supieran, no vendrían.

Está claro que la violencia que rodea a los hechos delictivos no es parte de una “mala racha”, como se le ocurrió calificar al secretario de Turismo, Luis Bhöm a los ataques a turistas.

Por eso, MDZ recorrió Internet en la búsqueda de consejos para la autoprotección, que hay que empezar a tener en cuenta.

Uno de los portales que contiene mayor cantidad de información adaptable a nuestra realidad es el del Foro Latinoamericano de Profesionales de la Seguridad.

En la calle:

• Camine por calles bien iluminadas y transitadas. Evite acortar camino pasando por terrenos baldíos llenos de yuyos, estacionamientos o callejones.
• No haga alarde de tener grandes sumas de dinero, ni ostente otras posibles tentaciones, tales como joyas o ropa cara.
• Lleve su bolso o cartera pegado al cuerpo y no colgando de las tiras. Ponga su billetera en un bolsillo interior de la campera o en un bolsillo delantero del pantalón.
• Trate de usar los cajeros automáticos durante el día. Tenga su tarjeta a mano.
• No use calzado ni ropas que restrinjan sus movimientos.
• Tenga a mano la llave del automóvil o de la casa antes de llegar a la puerta.
• Si usted piensa que alguien lo está siguiendo, cambie de dirección o cruce la calle. Camine hacia un negocio que esté abierto, un restaurante o una casa iluminada.
• Si tiene miedo, grite pidiendo ayuda.
• Si usted tiene que trabajar hasta tarde, asegúrese de que haya otras personas en el edificio y pida a alguien un colega o guardia de seguridad que lo acompañe hasta su automóvil o la parada del micro.

En el auto:

• Mantenga su automóvil en buenas condiciones de uso.
• Asegúrese de que tiene suficiente combustible para ir a su destino y regresar.
• Siempre cierre las ventanillas y cierre su automóvil con llave aunque vaya a regresar enseguida. Inspeccione dentro y fuera del vehículo antes de entrar.
• Evite estacionar en áreas alejadas que tienen poco tránsito peatonal o de vehículos.
• Esté especialmente alerta a estacionamientos al aire libre o garages subterráneos.
• Si piensa que alguien lo está siguiendo, no vaya a su casa. Diríjase a la dependencia policía más cercana, una estación de servicio o cualquier otro negocio y pida ayuda.
• No recoja vagabundos que le hagan seña y nunca pida a un extraño que lo lleve en su vehículo.

En el micro:

• Use paradas que estén bien iluminadas y transitadas.
• ¡Manténgase alerta! No se distraiga ni se quede dormido.
• Si alguien lo molesta, no se sienta incómodo y hágalo saber al resto del pasaje.
• Al descender, observe quien deja el vehículo con usted. Si se siente intranquilo, camine directamente hacia un lugar donde haya otra gente.

En la casa:

Verifique las cerraduras

• En muchos robos perpetrados en residencias, los ladrones entran por una puerta sin llave o una ventana sin traba.
• Asegúrese de que cada puerta que da al exterior tenga una cerradura con traba.
• No esconda llaves en el buzón de correos, las macetas o debajo de felpudos. Deje una llave extra en la casa de un vecino de confianza.
• Si se acaba de mudar a una casa o apartamento, cambie las cerraduras.

Verifique las puertas

• Las cerraduras no son efectivas si las puertas no son sólidas.
• Asegúrese de que todas las puertas exteriores son de metal o madera sólida.
• Las puertas deben quedar ajustadas a sus marcos y los pernos de las bisagras deben estar hacia adentro.
• Instale una mirilla de ángulo abierto en todas las puertas de entrada así puede ver quien está afuera sin necesidad de abrir la puerta. Las cadenas no son buenos dispositivos de seguridad pues se rompen con facilidad y no impiden la entrada de un intruso.

Verifique el exterior

Para desalentar a los ladrones de que elijan su casa como blanco de sus crímenes, asegúrese de:

• Podar los arbustos que pueden tapar puertas o ventanas y cortar las ramas de los árboles que pudieran ser utilizadas para que un ladrón trepe a una ventana.
• Iluminar el porche, las entradas y los patios delanteros y traseros. Considere el uso de un dispositivo que encienda las luces exteriores automáticamente o instale detectores de movimientos.
• Mantener bien cuidado su patio. Cuando las escaleras y herramientas no estén en uso, guárdelas bajo llave dentro de un garage o un cobertizo.
• Poner el número de su casa en un lugar visible para que la policía y otros vehículos de emergencia puedan encontrar su hogar rápidamente.
• Ayudar a que su barrio esté bien cuidado. Los callejones oscuros, las lámparas del iluminado público rotas, los automóviles abandonados, los edificios desocupados, la basura y las áreas en decadencia atraen el crimen. Trabaje con el gobierno local y los vecinos para organizar días de limpieza.
• Instalar un dispositivo que encienda las luces y la radio automáticamente para crear la ilusión de que hay alguien en casa cuando usted esté de viaje. Dejar las persianas, lámparas y cortinas en posición normal. Pedir que tanto el correo como el periódico no sean entregados o solicitar a un vecino que los recojan.
• Tener al día el inventario de los objetos de su casa incluyendo en la lista aparatos tales como VCR, stereo, cámaras fotográficas, equipos para deportes y computadoras. Tome fotos o filme en video los objetos, las descripciones de las listas y los números de serie.
• Identificación y estampe sus posesiones valiosas de acuerdo a sus directivas. Si los objetos son robados, esto ayudará a que los mismos sean identificados y ayudará a que los reclamos ante el seguro sean más fáciles de presentar.

¿Es aconsejable tener una alarma?

• Si usted guarda objetos valiosos en su hogar o vive en una región aislada o en un barrio vulnerable a los robos, considere instalar un sistema de alarma.

Antes de invertir en un sistema de alarma:

- Contacte varias compañías y decida qué tipo de alarma se adecúa a sus necesidades.

- Procure una compañía con años de estar establecida y verifique las referencias antes de firmar el contrato.

-Aprenda a utilizar su sistema correctamente. Si usted hace que la alarma suene cuando no corresponde, sus vecinos ignorarán el ruido y usted podrá ser multado.

Los ladrones pueden llevarse más que sus posesiones

• Los ladrones generalmente no quieren encontrarse con sus víctimas. Pero si son sorprendidos por alguien que regresa de improviso o eligen una casa ocupada, alguien puede resultar herido. • Si usted ve una lámpara cortada, una ventana rota o una puerta entreabierta, no entre. Llame a la policía desde la casa de un vecino o de un teléfono público.
• Si usted escucha un ruido durante la noche que le haga pensar que alguien puede estar tratando de entrar o caminando dentro de la casa, llame a la policía y espere a que llegue la ayuda. Si puede salir sin peligro, hágalo. Si no pudiera, enciérrese en un cuarto o si el intruso ya está en la habitación, pretenda dormir.
• Piénselo dos veces antes de comprar un arma de fuego para su protección. Los revólveres pueden ser robados y vendidos a cualquiera, o escamoteados y utilizados contra usted o la policía. La puede usar alguien de la casa contra un familiar o vecino.

Si alguien intenta robarle:

• No se resista. Entregue sus bienes, no entregue su vida. Denuncie el hecho a la policía o en la Fiscalía más cercana. Trate de describir a su atacante con precisión. Su denuncia puede ayudar a prevenir que otras personas se conviertan en víctimas.

Actúe en la prevención:

• Ayude a la seguridad de su barrio y lugar de trabajo notificando cuando la luz de la calle no funciona, limpiando parques y sitios baldíos y presionando a las autoridades locales para que mejoren la iluminación de los lugares públicos.
• Participe de las actividades barriales. Usted debe saber quién es su vecino.
• Tenga a mano los teléfonos de emergencia, como el 911, pero también el de sus vecinos: Le servirá para pedir ayuda, pero también para ofrecer auxilio en caso de que alguien lo necesite.
• Si ya fue víctima de un ataque violento, no dude en pedir ayuda psicológica para usted y su familia.

Opiniones (1)
19 de septiembre de 2017 | 17:16
2
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 17:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Está bien que uno tenga algunos cuidados preventivos respecto como se maneja y vive para no ser vista de asltos o cosas perores, pero me parece que los que deberían mejorar la situación no mueven un dedo para hacerlo. Que pasó con la mentira del mapa del delito, que hace el excelentisimo gobernador Jaque. No puede ser que pasen las cosas que estan pasando y que ni una persona que quiere conocer nuestra provinciase salve. La policia ausente.
    1
En Imágenes