Deportes

Las perlitas que dejó el superclásico en Mendoza

El paso del amor al odio en la tribuna de River, la guerra de banderas, los lesionados, el "gracioso" de Buonanotte y la "devoción" por Abbondanzieri fueron algunas de las apostillas que dejó el partido en el Malvinas.

De los aplausos a los insultos

Tan sólo 90 minutos bastaron para que el público de River pase del amor al odio. Es que al anunciar por los altos parlantes la formación del equipo, los gritos eufóricos bajaron por la gradas, pero cuando el once de la Banda se retiró cabizbajo luego del partido, los insultos y reproches se hicieron oír desde el sector sur del Malvinas Argentinas.

Buonanotte cargó a un periodista

En el calentamiento previo, los jugadores de River trababan en la cancha de básquet con un fútbol tenis. En un momento, Diego Buonanotte, pateó la pelota y esta impactó en la entrepierna de un periodista, lo que produjo carcajadas en el hábil jugador. Luego llegaron las disculpas.

En banderas, también ganó Boca

El recibimiento para ambos equipos fue un éxito. Banderas, pirotecnia, papelitos y cánticos, escoltaron a los futbolistas. Pero el momento más llamativo fue cuando del sector norte, los Xeneizes desplegaron dos telones de gran proporción con las frases típicas de la 12. Inmediatamente, los hinchas Millonarios respondieron con su trapo colosal con los colores rojo y blanco. Pero no todo terminó ahí, ya que al público de Boca se cubrió con un tercer telón que ocupó casi toda la popular.

El Pato fue el más buscado

El arquero Roberto Abbondanzieri, fue el jugador más solicitado por la gente y los periodistas. El emblema de Boca tuvo un exitoso debut y sus fanáticos no pararon de acosarlo a la salida de los vestuarios, incluso los policías pidieron una firma o foto con el experimentado portero.

Solo faltó el grito por Ortega

Cuando promediaban los 30 minutos del complemento, la hinchada de River se alzó en un grito único y fueron insultos hacia los jugadores. Alrededor de 5 minutos duró el reproche que exigía actitud y ganas. Para colmo de males, en ese momento, llegó el segundo gol de Boca.

Trabajo para la enfermería

Este clásico no fue caracterizado por pierna fuerte o acciones violentas, pero sin embargo, tres jugadores salieron lesionados. Cristian Chávez de Boca fue reemplazado a los 38 minutos de la primera etapa, porque sufrió el hundimiento de un pómulo y fue trasladado al hospital central. Luego al inicio del complemento, Quiroga fue suplantado ya que el defensa tuvo una fractura en la nariz, mientras que Buonanotte, tuvo una baja de presión a minutos del final y por suerte no pasó de eso. 

Cruce verbal entre hinchas y los jugadores de River

Cuando el ómnibus que trasladaba a la delegación de River emprendió el viaje, algunos simpatizantes Millonarios insultaron a los futbolistas. Estos no se quedaron atrás y respondieron con gestos de todo tipo.

Gran concurrencia de público

Más de 33 mil personas pagaron la entrada para ver el superclásico, aunque en las tribunas habían cerca de 40 mil almas, lo que demostró una vez más el gran interés de los mendocinos por el choque entre Boca y River.

Además la concurrencia arrojó una ganancia superior al millón y medios de pesos, pero inferior al duelo de la semana pasada disputado en Mar del Plata (2 millones), ya que la entrada tenía un mayor costo. Lo sorpresivo fue que en la platea descubierta, había mayoría de gente Xeneize debido a que ocuparon un 60% de la capacidad.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|23:42
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|23:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016