Deportes

Loeb domina en el inicio del Rally de Irlanda

El francés se ubica es líder en la primera prueba del Mundial WRC, por delante de su compañero español Dani Sordo (Citroen C4) y del finlandés Mikko Hirvonen (Ford Focus).

El francés Sébastien Loeb (Citroen C4) terminó líder este viernes en la primera jornada del Rally de Irlanda, primera prueba del Mundial WRC, por delante de su compañero español Dani Sordo (Citroen C4) y del finlandés Mikko Hirvonen (Ford Focus).

El cántabro finalizó a 44 segundos del vigente campeón mundial, mientras que Hirvonen fue tercero, a más de un minuto. Las dos últimas especiales del día (ES7 y ES8) fueron anuladas en el final del día por motivos de seguridad.

La primera manga del campeonato WRC de 2009 se inició en unas condiciones muy adversas, con el asfalto inundado, lluvia torrencial y gran oscuridad en Sligo (noroeste de Irlanda), a las ocho de la mañana locales.

Loeb, que salió con neumáticos intermedios, para todo tipo de tiempo, se mostró "muy contento" de su actuación en las primeras especiales, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias.

"Fue terrible. A 80 km/h en línea recta, salíamos en aquaplaning y como era de noche no se veía dónde estaba el agua. Las carreteras aquí tienen la anchura del coche, así que sólo hay una trayectoria posible", explicó el alsaciano, campeón además del último rally irlandés, en 2007.

Algunos pilotos optaron por la utilización de gomas para nieve, a pesar de que no había ningún resto de la misma en la zona. Sus primeros tiempos fueron algo mejores, principalmente los de Jari-Matti Latvala y Urmo Aava en sus Ford Focus.

Latvala, vencedor en 2008 en Suecia, firmó el mejor primer crono scratch (ES1) con 42 segundos de adelanto sobre Loeb, pero se salió de la pista en la segunda y tuvo problemas en la tercera. Posiblemente tome la salida el sábado, pero ya sin opciones de pelear por la victoria final.

El primer beneficiado del caos fue Aava, que el año pasado circulaba en un C4 privado, y que bautizó su Focus de Stobart tomando provisionalmente la primera posición, aprovechando unas condiciones "puramente irlandesas", según su copiloto, Kuldar Sikk.

Por la tarde, las cosas volvieron al orden lógico y Loeb, con neumáticos para nieve, como todos los demás, fue remontando y dominó de la cuarta a la sexta especial, a la vez que Aava empezaba a tener problemas, incluida su salida de puesta en la sexta.

Tras su buena actuación de la segunda parte del viernes, el Rally irlandés cuenta provisionalmente con dos C4 en cabeza, Loeb por delante de Sordo, mientras que Hirvonen, otro de los favoritos, terminó con su Focus a un lejano minuto y cuatro segundos.

Las dos últimas especiales del viernes (ES7 y ES8) fueron finalmente anuladas por la organización, ya que se estimó que no se reunían las condiciones de seguridad necesarias, al haber zonas muy inundadas, en Murley (24,70 km) y Fardross (14,77 km).
En Imágenes