Cuidado: Llegó el skimming, el fraude que permite duplicar tarjetas de crédito y débito

Los métodos y las tácticas para llevar a cabo fraudes y robo de la información, se van renovando y perfeccionando continuamente. Claves para evitar las sorpresas desagradables. y tres videos, dos en castellano y uno en inglés, con ejemplos de las nuevas estafas.

Hasta ahora, lo más usual era que los delincuentes introdujeran algún elemento extraño en el cajero para que quedara trabara la tarjeta del usuario, tratar de “ayudarlo” para extraerla y de paso obtener sus datos, y cuando la víctima, cansado y sin ninguna posibilidad de sacarla, se fuera del cajero, utilizarla para extraer dinero.

Pero ahora los métodos cambian. Y ya no hace falta que el delincuente se encuentre físicamente allí. El skimming, una técnica delictiva que utiliza tecnología de avanzada, permite que el ladrón pueda robar claves personales de los cajeros sin la necesidad de estar presente; todo se hace a través de un dispositivo electrónico diseñado para este fin que permite capturar la información que hay en las bandas magnéticas de las tarjetas, incluyendo la clave, en el mismo momento en que el usuario teclea dicha clave.

En este caso, una vez que el usuario se va del cajero, el delincuente ingresa y carga los datos en un sistema con el que puede leerlos y posteriormente introducirlos en una tarjeta con una banda magnética virgen. Digamos que es una especie de “tarjeta clon” de la original con la que se puede lograr la estafa.

Brasil, México, Colombia y Argentina son algunos de los países de América Latina en donde más se están realizando fraudes a través de cajeros automáticos.

Hoy, el diario Perfil publicó una interesante nota en la que se dan algunas claves para evitar el robo y duplicación de tarjetas.

El "skimming" es un método de robo de datos para duplicar tarjetas de crédito de clientes sin que estos lo sospechen, tanto en cajeros automáticos como en negocios.

En los cajeros automáticos, los ladrones colocan un lector de tarjetas magnéticas en el lugar donde el cliente debe insertar la tarjeta de crédito. El dispositivo "lee" la información de la tarjeta y la transmite a otro aparato, donde quedan almacenados los datos. Así, los criminales pueden hacer "tarjetas mellizas" sin que el cliente se entere. En ocasiones incluso se colocan cámaras de video para grabar el código de seguridad (PIN), del usuario.

Mirá un video en inglés donde ejemplifican cómo es el robo:

Otro más, en castellano:

Y más ejemplos:



Para instalar estas máquinas de fraude, los ladrones deben abrir los cajeros para colocar los dispositivos. Por eso, si nota algo fuera de lo común en el cajero (partes fuera de lugar, o sueltas), se recomienda no usarlo e informar a las autoridades del banco. También es recomendable tapar el teclado con la mano mientras se teclea la clave, para evitar ser registrado en caso de que los ladrones hubieran instalado una cámara oculta.
Otra forma de skimming se da en los negocios, cuando el cliente paga con tarjeta: el empleado la pasa por el lector común para cobrar la transacción, pero también puede pasar la tarjeta por un lector de bandas magnéticas, idénticos a los usados en el caso anterior, para obtener y guardar los datos del cliente.

Para evitar este tipo de fraude, asegúrese de que el empleado que le cobra no se lleve su tarjeta a otro lado, y que no la pase por una máquina diferente a la de cobros. Tampoco de su permiso si le piden que pase su tarjeta por más de un aparato.

Es importante, además, revisar los recibos de su tarjeta y el estado de cuenta, para detectar cualquier tipo de pago fuera de lugar, por productos o servicios que no haya consumido. (Fuentes: Perfil y www.rompecadenas.com.ar)

Opiniones (0)
25 de noviembre de 2017 | 08:19
1
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 08:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia