Francia conecta a los diarios impresos a un "pulmotor" de subsidios

La crisis de los diarios impresos no cesa en el mundo. El camino hacia los diarios digitales se hace cada más más vertiginoso. El gobierno de Sarkozy decidió darle "vida artificial" a una industria llena de padecimientos.

La prensa escrita en Francia estaba en crisis antes de que se deteriorase la coyuntura económica internacional, dijo hoy el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que anunció una batería de medidas para reformar y modernizar el sector que le costarán al Estado unos 200 millones de euros en tres años.

Inspirándose en el Libro Verde que encargó el pasado octubre a un grupo de expertos, el Estado ayudará a los medios escritos a adaptarse a la "era digital" y a superar los "antiguos handicaps".

Este sector, recordó el presidente, emplea a unas 100.000 personas en Francia.

Ante la degradación económica, las medidas estructurales de Sarkozy van acompañadas de dos de urgencia consistentes en duplicar el gasto estatal en comunicación institucional hasta los 20 millones de euros y recortar los gastos postales para revistas y periódicos, lo que supondrá un ahorro de 12 millones de euros para el sector.

Además, el Estado francés se enfrentará al anquilosamiento de la prensa escrita a través la creación de un "estatuto del editor de la prensa digital" y de ayudas para desarrollar los diarios en internet.

La prensa digital centró parte del discurso de Sarkozy ante los medios de comunicación -alocución tras la que no admitió preguntas- ya que el jefe de Estado aseguró que los medios franceses tiene que actualizarse ante los nuevos desafíos tecnológicos para garantizar una prensa fuerte, libre y democrática.

Abogó por la "contratación de periodistas profesionales" en los digitales para respetar el "carácter periodístico del tratamiento de la información" y afirmó que Francia está en conversaciones con sus socios europeos para que Bruselas reduzca el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

También se refirió a la adaptación de los derechos de autor de los periodistas a la era digital y dijo que "el artículo se debe pagar tantas veces como sea publicado".

Al margen de las iniciativas financieras, Sarkozy anunció que los jóvenes de 18 años se beneficiarán de un año de suscripción gratuita a un diario impreso para que se inicien en el hábito de la lectura periodística, que se desarrolla a una edad muy temprana, precisó el jefe del Estado.

Por otro lado, los distribuidores de diarios a domicilio y los puntos de venta verán sensiblemente reducidos sus cargas sociales, señaló Sarkozy, quien explicó también que el Estado negociará un nuevo contrato social con las imprentas y que se destinará inversión pública para que éstas puedan modernizarse y reducir sus costes entre un 30 y un 40 por ciento.

Estas ayudas pueden empezar a aplicarse a partir del próximo mes, indicó Sarkozy.

Prudente en los aspectos deontológicos y académicos, el presidente francés destacó la necesidad de favorecer la diversidad sociocultural en términos académicos y anunció becas por valor de dos millones de euros.

Se mostró favorable, también, a la elaboración de un código deontológico anexo al convenio colectivo de los periodistas.

Recientemente, diferentes actores del sector han participado en el debate sobre la reforma, como el Congreso del Periodismo, que solicitó la creación de un estatuto jurídico de la redacción y de un comité nacional de ética y deontología, propuestas que Sarkozy no parece tener intención de satisfacer, aunque ha celebrado que se haya abierto un debate.
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 14:26
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 14:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho