Condición climática
21° 11° 11°
MDZ versión móvil. Cambiar a versión normal.

Politica

28 de Junio de 2013 07:20

Qué quiere hacer la oposición con el impuesto a las ganancias

 
 
Dos candidatos y un legislador actual explican qué modificarían. Por qué los que serán electos tendrán pocas chances de cambiar la situación actual.
por Mario Simonovich

El impuesto a las ganancias como impuesto al salario es el más resistido por los trabajadores, ya que -debido al retraso al ajuste del mínimo no imponible- empieza a descontar en sueldos cuyos montos todavía no alcanzan para llegar a fin de mes.

Para los que están del lado del Gobierno es un impuesto que justifica la redistribución de las riquezas. Para el resto del arco político el tributo - como está ahora- es una acción más para mantener el gasto del Estado, que argumentan que no alcanza con el uso de fondos de las jubilaciones de la Anses, la estatización de YPF, el uso de las reservas del Banco Central, las retenciones a la soja y en los últimos meses, con el cepo al dólar y el blanqueo de la moneda americana, que sigue generando una huida masiva de dólares.

 Qué dicen Montbrun y Cassia

En sus raíces políticas e ideologicas están en polos opuestos y desde lo mediático se los conoce más por el debate de la inseguridad. En un extremo, el candidato a diputado por el Frente Amplio Progresista, Alberto Montbrun, planteó una modificación del régimen tributario argentino que incluye al impuesto al valor agregado (IVA) y también al impuesto de las ganancias. En el otro extremo, el candidato a diputado nacional por Compromiso Federal, Daniel Cassia, cuyo partido propone que los gastos públicos -uno de los destinos de Ganancias y otros tributos- no superen el 50% del presupuesto para que con el otro 50% se puedan hacer obras públicas.

“El impuesto a las ganancias supo ser un impuesto progresista que se convirtió en un impuesto al salario y como impuesto al salario es un disparate. La ganancia es una cosa y el salario es otra cosa, por lo tanto no aceptamos que ese impuesto tenga el formato actual”, dijo Montbrun.

“El Frente Amplio Progresista tenemos una propuesta concreta: no se pueden abordar los impuestos de una manera aislada sin una política tributaria integral. Nuestros proyectos, impulsados por Rubén Giustiniani, pasa por lo siguiente: una reforma tributaria que busque la ética en la cual en primer lugar haya una reducción en el impuesto a las ganancias en el salario por la vía del mínimo no imponible. Es difícil que con los legisladores que hay ahora se pueda reformar la estructura tributaria actual, que es excesivamente regresiva porque el impuesto a las ganancias se apoya en los salarios y el impuesto al valor agregado (IVA), sobre los bienes de primera necesidad. Proponemos la eliminación del IVA en los bienes de primera necesidad y el aumento del mínimo no imponible para que deje de ser un impuesto sobre el salario". 

"En tercer lugar, la creación de un impuesto a la renta financiera en todas sus expresiones y también impuestos a los juegos y casinos, que hoy no están pagando nada. En cuarto lugar aplicar el impuesto a las ganancias exorbitantes de las empresas mineras y una rediscusión del pacto federal fiscal”, explicó el referente mendocino de Hermes Binner.

En tanto el referente mendocino de los hermanos Rodríguez Saá afirma que este impuesto tiene sentido siempre y cuando cada persona haga un aporte equilibrado a sus ingresos.

“Yo votaría en contra de eliminar este impuesto en tanto y en cuanto sea equilibrado para que cada persona equilibradamente haga el aporte necesario, pero no un doble o hasta un triple aporte. La injusticia se ve por ese lado”, dijo Cassia.

“Esto implica que el Estado recaude menos y que lleve a un ajuste en las cuentas públicas. Se puede ajustar el gasto público. Debería hacerlo porque va a ayudar a que no exista inflación. Pero siempre y cuando a darle prioridad para mantener programas que no se debe eliminar, como la asignación universal por hijo”, sostuvo.

Cassia explicó que Adolfo Rodríguez Saá propuso en el Senado modificar la Constitución Nacional y que sea parecida a la de San Luis, para que -en este caso- el gasto público no sea superior al 50% del presupuesto y así quede dinero para hacer obras públicas.

A la vez, el candidato a legislador nacional hizo una promesa: “si en el Congreso tengo que levantar la mano para Mendoza o para la Nación, lo haré siempre para Mendoza”.

 Casi imposible de cambiar

Enrique Vaquié es diputado nacional por la Unión Cívica Radical y no considera injusto este impuesto, aunque -al igual que Montbrum y Cassia- critica el actual mínimo no imponible: "cuando empezó este año tenías un poquito menos del 20% de los trabajadores que pagaban el impuesto a las ganancias. Cuando termine el año, posiblemente el 35% de los trabajadores terminen pagando Ganancias".

"El mínimo no imponible ha ido subiendo menos que la inflación y en algunos años no ha subido nada, por lo que ahora hay más personas que con el mismo salario real antes no pagaban el impuesto a las ganancias y ahora sí. Y están dentro de las personas físicas están las que no se ajustaron a las categorías, lo que ha hecho que haya saltos muy grandes en algunas personas hoy pagan Ganancias", explicó.

El ex ministro de Hacieda de Mendoza también indicó que este impuesto hoy afecta más a las personas que a las empresas y consideró que es prácticamente imposible que los candidatos electos en octubre puedan cambiar el actual panorama:

“Para cambiar la coparticipación federal de impuestos hace falta que se pongan de acuerdo los 24 gobernadores y el presidente. Y una parte sustancial del impuesto a las ganancias es coparticipación federal, con lo cual ni Montbrun, ni Cobos, ni Vaquié ni nadie por su cuenta te puede decir que con un proyecto de ley podrá cambiar la distribución de impuestos. Y esto empieza con una ley que tiene que presentar un senador nacional. No la podemos presentar los diputados porque un artículo de la Constitución te lo dice”.

Para los que desconocen cuánto se lleva Ganancias de cada sueldo pueden hacer el cálculo desde el sitio calculodeganancias.com.ar.

La no actualización del mínimo no imponible y el desorden en su cálculo lleva a que algunos hasta piensen dejar un trabajo porque consideran no vale el esfuerzo por lo que se lleva ese impuesto. Tal es el caso de una empleada del Instituto Provincial de la Vivienda -consultada por Mdz- que para llegar a fin de mes da diez horas de clases por semana en una escuela: cobró 2 mil pesos, pero le descontaron 500 pesos por Ganancias, ya que el cálculo total de ese impuesto se hizo con los sueldos del IPV y de docente juntos:

"¿Vale la pena que vaya a dar clases por 1.500 pesos?", dijo.

 En Europa

El impuesto a las ganancias no es un invento argentino: en muchas naciones del mundo se lo llama impuesto al salario.

El periódico español La Información publicó un gráfico interactivo que te permite deducir cuánto pagás de impuesto a la renta en diferentes países europeos. Por ejemplo, si ganás 24 mil euros al año ( 2 mil al mes), sobre ese total se paga de impuesto al salario 14% en Francia, 20% en Gran Bretaña, 28% en España, 27% en Italia, de 14 a 42% en Alemania, 25% en Grecia y 45% en Bélgica. Pero a diferencia de Argentina, estamos hablando de naciones con una media de inflación anual por lo menos ocho veces inferior a la Argentina. 

El mínimo no imponible del impuesto a las ganancias en Argentina es 8.630 pesos y los 11.563 para casados con dos hijos.

 

Impuesto a las Ganancias from Estudio Canudas IERAL El impuesto a las ganancias disminuyó el poder adquisitivo de salarios medios y altos el último año, y volvería a ocurrir en 2013, por Marcelo Capello y Gustavo Diarte from Foro Blog
Compartir