Condición climática
33° 33° 22°
MDZ versión móvil. Cambiar a versión normal.

Sociedad

26 de Noviembre de 2012 23:00
Fue investigado en Misiones 

El carisma del Padre Santurio: abuso y trata de mujeres

 
El sacerdote uruguayo que ofició en San Luis y Misiones.
 
El sacerdote "carismático" Miguel Ángel Santurio estaba radicado en San Luis. Contundente expulsión por parte del Vaticano.

El Vaticano confirmó en segunda instancia y con carácter definitivo “la expulsión del estado clerical” del presbítero Miguel Ángel Santurio al encontrarlo culpable de “los graves delitos eclesiásticos de que se lo acusaba”, informó el obispado de San Luis, al advertir a la feligresía que por lo tanto el citado “no se encuentra en comunión con la Iglesia Católica Apostólica Romana, presidida por Su Santidad Benedicto XVI y representada en la diócesis de San Luis por monseñor Pedro Daniel Martínez”.

La curia diocesana indicó, además, que “la llamada Vicaría de los Sagrados Corazones de Jesús y María Santísima que el señor Miguel Ángel Santurio gestiona, con sede en la calle Constitución 284 esquina 25 de Mayo y también en la calle 9 de Julio 415 esquina Ituzaingó, tal como consta en los folletos distribuidos por las calles de San Luis capital, tampoco es un organismo pastoral de la diócesis de San Luis y por tanto, tampoco pertenece a la Iglesia Católica Apostólica Romana”.

Santurio fue investigado en Misiones por presunta trata de personas. Según informó el diario La Voz de Cataratas, el religioso se encontraba a cargo de la viceparroquia de Villa Lanús de Posadas. Se lo comenzó a investigar a partir de una denuncia que indicaba que habría comenzado a reclutar chicas con intenciones de crear una congregación femenina, con las que convivió en la casa de los fondos de la institución religiosa ubicada al final de la avenida Juan Domingo Perón de la capital misionera. Pero tras no obtener el aval del obispado de Posadas, Santurio se trasladó a Puerto Iguazú.

En 2009, cuando se puso la lupa sobre el sacerdote, se informó que "aunque aún no se define la carátula de la causa, se indicó que hasta la figura de servidumbre podría utilizarse en este caso, aunque una de las víctimas presentó la denuncia por trata de personas".

Así se defendía en un video y renegaba de su expulsión el sacerdote:

El sacerdote también habló de la causa judicial (fuera de la Iglesia) en su contra:

Un cura sanador

El Padre Santurio es uruguayo y llegó a San Luis en 1987. Entre 1991 y 2004 ejerció en tres parroquias (1991-1992, San Francisco del Monte de Oro; 1993-2000, Fátima de Juana Koslay; y 2000-2004, Inmaculado Corazón de María). Sin embargo, su figura empezó a cobrar notoriedad a partir de 2000, año en que se hizo cargo de la parroquia que está ubicada en el barrio San Martín de la vecina provincia. Allí -según informó El Diario de República- realizaba misas populares de "liberación y sanación" a las que concurrían miles de fieles que atestiguaban haber recibido "curaciones milagrosas".

Consultado en más de una oportunidad sobre sus dotes milagrosas, Santurio repetía:

"Yo no curo a nadie ni tengo poderes. Lo que yo hago, es orar por los enfermos e imponer las manos”.

Según el diario puntano, al mismo tiempo que su popularidad iba en aumento, crecían la discordia con el obispo Jorge Luis Lona. En su medio de comunicación gráfico, "Ave María", la Diócesis publicó que Santurio tenía prohibido realizar públicamente "curaciones milagrosas no verificadas”. La respuesta fue inmediata. A la mañana siguiente, un grupo de fieles marchó hacia la Catedral para apoyar al padre carismático.

Por aquella época también, una junta médica de la Universidad de Cuyo refutó un conjunto de casos de curaciones presentados por el padre sanador. "De acuerdo al análisis final de todos los informes se destaca que en ninguno de los casos analizados y estudiados se ha comprobado una mejoría o curación que no tenga explicación de orden científico", decía el comunicado de prensa.

Aquí, una de sus misas "carismáticas":

Un cura "enfermador"

En febrero de 2008, tres chicas de Puerto Iguazú habían denunciado al famoso cura por supuesto abuso sexual. Tras el juicio canónico, promovido por el entonces obispo Jorge Luis Lona, Santurio fue encontrado culpable de los delitos que se le incriminaban y la Santa Sede pidió su excomunión. 

El texto del comunicado

La Iglesia católica informó sobre el Padre Santurio, según un comunicado difundido por la agencia de noticias AICA:

Con profundo pesar, a raíz de consultas recibidas, y con el fin de clarificar los hechos, ponemos en conocimiento de nuestra feligresía y la comunidad toda, la siguiente información: 

El presbítero Miguel Ángel Santurio ha recibido por delegación de la Santa Sede sentencia definitiva en segunda instancia en la causa de Proceso Penal Judicial del Tribunal Eclesiástico Nacional para la Argentina de fecha 16 de abril de 2012, que resuelve en grado de apelación la sentencia del Tribunal de Primera Instancia de fecha 26 de mayo de 2011, que lo encontró culpable de los graves delitos eclesiásticos de que se lo acusaba. La sentencia de carácter definitivo que recibió el Presbítero Miguel Ángel Santurio fue la expulsión del estado clerical. 

Por tanto queremos informar a nuestros feligreses que el Sr. Miguel Ángel Santurio no se encuentra en comunión con la Iglesia Católica Apostólica Romana, presidida por Su Santidad Benedicto XVI y representada en la diócesis de San Luis por monseñor Pedro Daniel Martínez. 

En consecuencia no posee ningún oficio o encargo pastoral de parte de la misma; ni tiene licencias o autorización para realizar ningún tipo de acto religioso o sacramental, a saber: celebrar bautismos y confirmaciones, oír confesiones, celebrar la Santa Misa, ni concelebrar; asistir a la celebración de matrimonios; administrar la unción de los enfermos, administrar sacramentales (bendiciones, exorcismos). 

Queremos también poner a conocimiento de la feligresía que la así llamada Vicaría de los Sagrados Corazones de Jesús y María Santísima que el Sr. Miguel Ángel Santurio gestiona, con sede en la Calle Constitución 284 esquina 25 de mayo y también en la Calle 9 de Julio 415 esquina Ituzaingó, tal como consta en los folletos distribuidos por las calles de San Luis capital, tampoco es un organismo pastoral de la Diócesis de San Luis y por tanto, tampoco pertenece a la Iglesia Católica Apostólica Romana. 

Con esta información esperamos brindar el servicio de la verdad a los fieles católicos que han hecho sus consultas en San Luis y que desconociendo el caso y en legítima buena fe se acercan creyendo que se trata de la Iglesia Católica Apostólica Romana.

Compartir