Marc Coma

"El Dakar tiene que ser duro"

Piloto español de motos que lidera esa categoría en el rally Dakar.

El piloto español Marc Coma afronta la parte más dura del Rally Dakar en Chile con una amplia ventaja que le hace ser el gran favorito para repetir en Sudamérica el triunfo en motos que ya logró en 2006 en África.

Más de 200 vehículos se han retirado ya de una carrera que en su primera edición sudamericana está resultando muy dura.

"El Dakar tiene que ser duro. De otra manera, no sería la carrera que es ni tendría tanta tradición. Me gustan el desierto, la velocidad y que sea difícil. Así tiene que ser", aseguró en una entrevista con la agencia dpa el líder de la clasificación de motos.

Coma, de 32 años, cree que el Rally Dakar 2009 por Argentina y Chile mantiene la misma dureza de África, pero resalta como gran diferencia el fervor del público.

Desde el inicio en Buenos Aires, el español pisó fuerte. Comenzó sin fisuras y aprovechó los problemas del francés Cyril Despres, doble ganador del clásico, para escaparse de quien de antemano era su rival principal y compañero en la marca austríaca KTM.

-Después de la mitad de la carrera, ¿qué balance hace del Dakar?

-Ha sido una semana extremadamente dura, tanto como los otros Dakar que corrí antes. Mi semana ha ido razonablemente bien y estoy feliz de ser el líder, pero la situación con el mouse en la goma trasera (que no resiste toda la exigencia a que es sometido) ha causado una gran preocupación. Todo lo que puedo hacer es tratar de elegir correctamente el neumático de cada día y desear no equivocarme.

-¿Qué espera de la segunda semana?

-La reanudación nos llevará al desierto chileno (de Atacama) y estoy seguro de que será hermoso pero también muy duro. En lo físico, me siento fuerte, pero sospecho que necesitaré usar toda mi fuerza.

-¿Conserva este Dakar el mismo espíritu que el africano?

-Quizá cuando la gente en casa nos mira por televisión y observa los pueblos que atravesamos y los bivouacs en los que dormimos, puede que se lleve la impresión errónea. Las condiciones de vida en Sudamérica son mucho más fáciles que en África, pero pueden estar seguros de que una vez en la pista el espíritu del Dakar se mantiene intacto.

-La mitad inicial provocó varios abandonos. ¿Es este Dakar demasiado duro?

-El Dakar tiene que ser duro. De otra manera, no sería la carrera que es ni tendría tanta tradición. Me gustan el desierto, la velocidad y que sea difícil. Así tiene que ser.

-¿Qué diferencias notas con ediciones anteriores?

-No es bueno hacer comparaciones, pero aquí sobresale el público y el increíble fervor que hemos visto desde la salida en Buenos Aires y luego en cada etapa. Por lo demás, África me ha enseñado mucho y he aprendido. Tengo grandes recuerdos.

-Más allá de que está retrasado, su rival más duro es Despres, su compañero de equipo. ¿Cómo es la convivencia?

-Existe un respeto total de uno hacia otro. Cada uno hace su trabajo y encara la carrera como mejor le parece. Contamos con el mismo equipamiento y lo único que cambia es la estrategia que cada uno adopte con los neumáticos o el ritmo.

-KTM mantiene un largo invicto en el Dakar, ¿representa eso una presión?

-KTM es el constructor que más involucrado está con el Dakar, y creo que allí marca un poco la diferencia. Pero hay otros rivales también fuertes, como Yamaha y Honda.

-¿Qué significan Jordi Arcarons y Nani Roma en su carrera?

-Han sido importantísimos. Jordi tiene 16 ediciones del Dakar encima. Su experiencia te hace crecer, ser mejor piloto.

-Roma compitió en motos y ahora lo hace en autos, ¿ve en su futuro algo similar?

-Me encantan los coches y me apasionan las carreras. De hecho, compito una vez al año en las 24 horas de resistencia en Montmeló (Barcelona) con otros pilotos amateurs. Por ahora lo veo como algo para más adelante, sólo me divierto. Disfruto tanto de la pista como del off road. Correr el Dakar en coche para mí es algo lejano.

Opiniones (0)
20 de enero de 2018 | 00:48
1
ERROR
20 de enero de 2018 | 00:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos