Carlos Herrada

"En Rusia me dijeron que el argentino es muy dormido"

El productor alvearense que fue mencionado por la presidenta Cristina Fernández en un discurso.

Llegó el viernes a Buenos Aires, casi un día después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo nombrara en uno de sus discursos, para referir un ejemplo de logro comercial en Rusia. Y en las primeras horas sobre suelo argentino, cuando su teléfono no dejaba de sonar, José Herrada (30 años) comenzó a comprender la dimensión que tenían unas palabras de la jefa de estado en medio de un paquete de medidas anticrisis que todo el país quería conocer.

Las frase textual de Cristina fue que un jóven empresario de Mendoza "que había acompañado a su gobernador Celso Jaque" buscaba vender 15 contenedores de ciruela desecada "y vendió 100". Aunque, en realidad, Herrada, el mendocino que participó en la misión comercial de Argentina que encabezó la presidenta en Rusia, descubrió una fuerte demanda del producto pero aún la firma que representa (Frutos de Mendoza, sociedad integrada por 7 productores con secaderos de General Alvear) no tiene estructura industrial suficiente para cumplir con un pedido tan grande de mercadería. "En febrero firmamos el contrato", sostuvo quien es estudiante de la licenciatura en Administración (UNCuyo); sin embargo dejó en claro que exiten puntos que necesita resolver antes de que su empresa logre ingresar por primera vez al mercado externo.

Cuando MDZ consiguió ubicarlo en su teléfono celular, en su ínterin por conseguir un micro que lo trajese desde Retiro hacia Mendoza y lograr un cyber para leer qué había dicho realmente la presidenta; Herrada apenas quiso opinar sobre la contradicción de que su padre, José Herrada, fuera uno de los productores que organizaron una protesta la semana pasada exigiendo la intervención del gobierno para mejorar el precio del damasco. Pero sí contó que tuvo un encuentro con Cristina y con Jaque donde conversaron sobre la dura situación del sector. Herrada hijo evitó también dialogar sobre la extraña llamada que recibieron los alvearenses por parte del temible Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

"Estoy orgulloso de lo que hemos logrado, más allá de lo personal, es posicionar a la provincia. Realmente están faltando oferentes de Mendoza que salgan al mercado mundial. Me sentí muy orgulloso de que conocieran la palabra Mendoza, cuando dijeron que había alguien de Mendoza en la Embajada (de Argentina en Rusia) vinieron muchos a verme por vino, por frutas. Es un orgullo", comenzó diciendo Carlos Herrada.

-Ya lo creo, que es un orgullo. ¿Por qué hay pocos oferentes allá? ¿Cuál es el problema?

-El problema, no se… la distancia. Es un viaje caro, lejos. Falta incentivo o algo... por Mendoza sólo estaba yo. Y son muy importantes las reuniones comerciales. Pero más allá de todo es muy positivo estar allá, dejar en claro que Mendoza es proveedora de todos esos productos es como dejar una semilla que prospera en algún momento.

-La presidenta dijo que habías ido a ofrecer 15 contenedores y habías logrado vender 100 ¿es así?

-Es la verdad. Vine un poco sorprendido por la realidad que vi en la demanda. Iba por una venta muy pequeña de fruta y para promocionar la ciruela de Mendoza, porque pertenezco a la Asociación de Productores de Ciruela. Pude hacer un pequeño estudio de mercado entre los compradores, distribuidores para saber qué valoraban al comprarnos a nosotros, a Chile o a California… Tuve la oportunidad también de entrevistarme con el jefe de distrubición logístico de Moscú de una la cadena de hipermercados. Pude conocer cómo llegaba la ciruela a los consumidores. Fue muy valioso hablar con quienes le compran a los importadores. Les dije que la ciruela mendocina es mejor que las de la competencia.

-Se lo “vendiste” personalmente.

-Eso es lo importante llegar a la gente que llega a las manos del consumidor. Estoy seguro de que esa persona después le va a preguntar al importador "¿Tenés ciruela de Mendoza?" A pesar de que ellos la mayoría lo seleccionan por precio, calidad y momento de entrega.

-Por lo general en las reuniones comerciales se logran contactos pero no acuerdos ¿cómo hiciste para lograr uno?

-No sólo yo. Hubo gente de Córdoba que tiene una bodega en Mendoza y cerró por vino fino. Gente de San Juan que le fue muy bien con la uva en fresco y que lograron cerrar un acuerdo, el primer embarque sale en los próximos días. Hubo gente de la leche, gente de la carne… la mayoría cerraron negocios. Una marca de ropa de bebé que está en Buenos Aires. En general la reunión fue un éxito.

-El tema es que te nombró a vos la presidenta.

-(ríe con modestia) Bueno, estoy muy emocionado porque fue una revolución, caían a la embajada grandes empresarios rusos que querían hablar con la gente de Mendoza. Si hubiera habido cualquier otro le hubiera pasado lo mismo, no se si son méritos míos. El hecho de que iba con artículos que consumen mucho en Rusia y con una provincia tan bonita… hubo empresas que me pusieron autos, gente para que saliera de Moscú y los visitara, habláramos... estuve en Bielorrusia, que queda a 600 km de Moscú, con proveedores de confituras que proveen nueces, avellanas, almendra, ciruela, damasco, pasas de uva.

-En particular, tu empresa… Frutos de Mendoza se llama.

-Sí, es una unión de productores y secadores de (General) Alvear que nos hemos integrado para poder solventar los costos que tienen estas misiones, estos viajes y poder dar un paso más en la escala de valores. También para armar la parte legal, nuestro sitio web... es muy difícil lograr una empresa con recursos propios, no tenemos crédito, nada.

-¿Ustedes ya han exportado antes?

-No, no, es una empresa nueva.

-Es la primera vez que exportan.

-Sí, todavía no hemos exportado. Es una posibilidad de exportación (la que conseguí en Rusia). Pero está abierto esto para que, con una organización eficiente, juntos podamos ayudar a sacar adelante muchos problemas de los productores de Mendoza. Fue lo que le manifesté a la presidenta: Que necesitamos, por un lado, apoyo a todos los jóvenes emprendedores pero apoyo genuino, porque tenemos mucho potencial y mucha fortaleza para salir afuera. Y que haya incentivo para los empresarios y de esa forma se va a mover la cadena de valores.

-Bien, entonces lo que me decís es que lo que lograste fue una posibilidad de exportación. ¿Qué falta para que puedas llevar esos 100 contenedores de ciruela desecada que demanda Rusia?

-Lo que me falta ahora es conseguir la parte de industrialización. Tenemos ciruelas secas pero hay que hacer el trabajo de descarozado, tiernizado, hay que hacer inversiones importantes para manejar estos volúmenes.

El acuerdo concreto

“Hay una revolución de crisis financiera, pero más que nada es psicosis de incertidumbre, como lo llaman, debido a que no hay reglas claras de gobierno, no hay oferentes en los mercados, entonces hay necesidad de demanda”, explicó Herrada tratando de transmitir su percepción de la coyuntura económica en Rusia. De allí la importancia de haber generado un contacto comercial prometedor.

-Encontraste la necesidad concreta de un grupo de importadores. Firmaron un acuerdo.

-Los contratos se firman en febrero. Tuve que pedir tiempo para organizarme cuando llegue a Mendoza tengo que ver de qué manera podemos trabajar esos volúmenes.

-Porque vos ofrecías 15 contenedores.

-Como un máximo 15; pero era una ilusión y realmente me manifestaron que esas son pocas cantidades. Recibe un mínimo de 50 la gente con la que yo estuve. Es interesante lo que hay que emprender ahora.


De política, nada

-¿Cómo fue que se te dio viajar a Rusia, justamente con la presidenta?

-ProMendoza me invita porque soy un participante activo de todos los congresos, foros y reuniones. Me inscribí con Cancillería Argentina y después me dio el apoyo el Consejo Deliberante de General Alvear, el intendente municipal (Juan Carlos De Paolo) y el senador provincial (Néstor) Otero (PJ), que me ayudaron a conseguir los fondos para esta misión comercial.

-Una de las especulaciones que surgieron a partir de que te nombrara la presidenta, era alguna relación con el oficialismo.

-No, no. Tengo convicciones y asesoré al doctor Antonio Barbaro en la parte de economía regional y agricultura para General Alvear. Él fue candidato a intendente por el partido demócrata. Pero no estoy buscando nada político con esto. Me indiga y, más que me indigna, me da pena de que se pierdan los productos por falta de inteligencia, y que se viva mal por egoísmo porque el sol sale para todos y, si no, sale no sale para ninguno. Como vengo de familia de productores, sé lo que es la producción y sé cómo se vive. Quiero, con mi capacidad y esfuerzo, lograr cosas para los productores. Más allá de que tengo un fin comercial, también tengo un fin social y es una oportunidad que quiero generar.

-Se dio, por otra parte, la casualidad que tu papá fuera uno de los que organizaron las manifestaciones por el bajo precio del damasco, en General Alvear.

-Sí, bueno, de eso no tengo ni idea porque no me pude comunicar esos días que estuve en Moscú. Estuve hablando algo con la presidenta, ella está al tanto de lo que está pasando, pero eso realmente se lo pueden preguntar a él; porque yo recién estoy llegando.

-Otra lectura que se puede dar es que la presidenta te haya nombrado a vos buscando calmar los ánimos acá; más cuando los productores habrían recibido una especie de apriete de Moreno.

-No hay nada político atrás de esto. Le dije (a Cristina) que con apoyo a los empresarios no ocurrirían estas situaciones. Las posibilidades de venta las vio Cancillería, hubo muy buena disposición del Embajador argentino en Rusia. Es importante vender y hacer conocer nuestros productos, no que te vengan a comprar.

-¿Los precios que están dispuestos a pagar los importadores rusos son apetecibles?

-Hay que analizarlo todo… traigo el grueso del acuerdo. Después hay que hacer el cálculo de costo, documentación, no te puedo hablar de precios en este momento.

-¿Están acordes a lo que necesita el productor?

-La situación del comercio mundial, no sólo hoy sino de siempre, es que quieren comprar bueno, bonito y barato. Es una realidad, pero lo importante acá es que la demanda en alimentos se encuentra sostenida. Todos quieren que bajemos los precios para que la demanda no sólo se sostenga sino que se potencie. Todos quieren vender más y que en eso pongamos nuestro granito de arena. Por eso en cuanto a prefinanciación de exportaciones, la presidenta dijo que iba a firmar un acuerdo con el presidente de Rusia. No nos pudimos enterar si lo firmó o no.

-Imagino que, a partir de esta puerta que abrís, otros productores la van a poder aprovechar.

-Esto si bien es por algo personal, hay que potenciar a Mendoza pero para todos los productos. Yo estudié el mercado del vino en Rusia donde no es complicado llegar, es sólo aplicar nuestra estrategia y habilidad argentina para salir adelante. Tenemos mucha capacidad por haber vivido tantas crisis.

-¿Cómo ven al exportador argentino en Rusia?

-Los compradores, en Rusia, me dijeron que el argentino es muy dormido, no sale con fuerza al mundo. Le piden una cotización a un argentino y se demora en responder o no responde, y dicen (los rusos) que lo hacen con un chileno y éste los vuelve loco cien veces ese día, no sólo ese día sino una semana y le terminan comprando a él por cansancio. Realmente hace falta que haya más empresarios o mejores condiciones para los empresarios y de esa manera se van a solucionar las condiciones de oferta.

-Que ese es, justamente, el problema que tienen ahora los productores.

-Es una pena, pero hay soluciones, lástima que la gente que decide no lo sabe encarar a tiempo; pero todo es previsible, no es que todo el mundo de un día para el otro dejó de comer. Sí dejó de comprar autos. En Moscú no te das una idea el nivel de vida que hay allá… esa gente no sabe lo que es la crisis. El consumo que tienen es fuerte porque tienen casi 140 millones de habitantes con climas muy extremos. Después surgirá que van a decir que los empresarios rusos son jodidos, que tienen fama de malos pagadores y que por ese motivo no se intenta ese mercado, que también es cierto; pero hay condiciones que pueden pactarse y asegurarse.

Opiniones (4)
18 de agosto de 2017 | 12:46
5
ERROR
18 de agosto de 2017 | 12:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Para sentirse alguien , lo mejor es acercarse al poder
    4
  2. En vez de pagarle un viaje caro al nabo de Jaque, ¿Por qué no le pagan el viaje a los productores que saben cómo vender sus productos?
    3
  3. Como anécdota es muy interesante lo que este señor cuenta; sinceramente le deseo lo mejor, porque será lo mejor para Argentina, pero lamentablemente asi trabajando a golpes espasmódicos NO FUNCIONA LA COSA. Que diferencia tiene esta salida iintempestiva hacia oriente con el plan de prestamos hipotecarios para vivienda? y con el de adquisición prensaria de autos? uno no funcionó y los otos estan condenados. Diganme como absorverán el costo de producción los productores para salir al mundo; es lo mismo que traten de explicar COMO HACE UNA FAMILIA TIPO PARA COMPRAR UN O-KM Y VIVIR CON EL RESTO DE LOS 5000 $ QUE DEBE GANAR PARA QUE SE LE OTORGUE EL PRESTAMO. Gracias que Mandrake lo dilucide.
    2
  4. en febrero o marzo, vuelvan a preguntarle como le fuè, van a ver que es solo un globo màs de los K, emperrados en reventar a Kobos. Por màs que tenga buenas intenciones, hoy los numeros no cierran para ese producto, hay que casi regalarlo.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial