Diego Frenkel

"El último disco nos conecta con La Portuaria de los '90"

Cantante de La Portuaria, banda que toca hoy en la Fiesta de la Cerveza.

Corría el año 1993. En las radios se escuchaba "Selva/ ruido de animales salvajes/ jungla/ Baila, baila/ baila hasta salir de tu cuerpo/ Danza, danza/ somos animales en celo". Y la letra de este tema no sólo reflejaba el estado anímico de una banda sino también la mística reinante en sus recitales.

Quince años después, con las metamorfosis propias de un grupo humano pero retomando esa esencia, La Portuaria sacó a pasear a "La Vaca Atada, su última criatura. Y con ella llegó la banda de Diego Frenkel a Mendoza.

El grupo tocará en la Fiesta de la Cerveza (Espacio Verde de Godoy Cruz), esta noche, a las 21.30. Antes de esa presentación, que promete recrear los rituales portuarios que caracterizaron a la banda en los '90, su líder vocal y fundador dialogó con MDZ .

"Tocaremos 'El bar de la calle Rodney', 'Baby', 'Devorador de corazones', '10.000 km', más algunas canciones del último álbum", adelantó vía telefónica el músico, quien además habló sobre el presente de la banda.

- Llegan a Mendoza con disco y video nuevo…

- Sí, con video y disco nuevo. Hicimos muchas giras por Mendoza, incluso nuestro tema “10.000 km” tiene como una raigambre allá, lo compusimos durante una gira entre Mendoza y San Luis. Ahora vamos a presentar “La Vaca Atada”, otro momento de la banda, súper festivo, divertido, un show up. Lamentablemente nos quedamos un solo día, pensábamos quedarnos.

- ¿Se querían quedar?

- Sí, incluso hubiéramos viajado antes pero no podemos porque tenemos que dar otro show acá.


- ¿Por qué te gusta tanto la provincia?

- Me gusta el sol, el vino, la montaña. Me gusta la gente y la buena onda que te tiran. Desde el disco EP “Hasta despertar” hasta “Río” incluido, Mendoza fue uno de los lugares que más fuimos.

- Será un reencuentro con el público mendocino, que no los escucha desde entonces.

- Hace bastante que no vamos y esperamos empezar a hacerlo más seguidito.

- Particularmente, en esta ocasión se presentan en una fiesta que promete ser bastante masiva…

- Sí, está re bueno. Después creo que volveremos en un show íntimo pero en este caso se dio así. El disco nuevo amerita hacer un show grande, tiene una raíz mucho más festiva, energéticamente más expansiva que “Río”, que es un disco acústico, de cámara. “La Vaca…” es para hacer bailar a un multitud, de alguna manera conecta con el espíritu de los ‘90 pero con una visión actual. Las letras tienen un contenido menos microscópico, son más macro, tienen una marca más social, no son personalistas. Tiene mucho de canto grupal, de ritual y de mantra primitivo.

- El disco remite a aquella Portuaria de los ’90, ¿pero con qué cambios?

- La banda está más madura y con una sonoridad diferente. Están tocando con nosotros músicos que estuvieron en la primera formación. Esta Portuaria se conecta más con esa banda grande de los ’90 porque desde que el grupo volvió a rearmarse, hicimos el primer disco de esta nueva etapa que no tuvo mucha difusión. Después vinieron el EP donde está “Perfidia”, “10.000 km” y “Río”, todos bellísimos álbumes de importantes canciones pero no habíamos vuelto hacer un disco en donde hubiera un estallido corporal como “Devorador de corazones” o “Huija”, y éste reconecta con esa etapa.



"Perfidia" - La Portuaria.

- Hay grandes diferencias entre “Río” y “La Vaca…”

- Son dos mundos.

- ¿Este cambio coincide con algún proceso personal de ustedes?

- El disco tiene matices. Si bien no tiene temas lentos -otros que no sean de otra índole que agitados-, lo que sí tiene, en general, es estribillos para cantarlos entre todos. Eso tiene relación porque este disco lo venimos editando antes de “Río”, que decidimos encararlo porque veníamos de hacer un ciclo acústico. Nos llevó mucho tiempo elaborarlo, encontrar los temas, de la nada, en la sala de grabación, nuestro laboratorio; por eso un disco fresco.

- ¿Las idas y vueltas que tuvo la banda quedaron reflejadas?

- Este momento es uno de los más alegres de la banda. Sinceramente es un momento exquisito de comunicación. Cada show es una fiesta, lo que quedó reflejado es el paso del tiempo. Pasamos momentos dolorosos, crisis, quiebres, discos con espíritu más melancólico pero ésto que vivimos es una especie de festejo de vivir. La vida es una lucha constante con la adversidad, estamos en crisis, el dinero pierde parámetro pero hay un festejo en el encuentro -algo fundamental que se repite con el paso de los años-. La no permanencia es algo propio de la vida, y el disco tiene esa mística.



"La Vaca Atada" - La Portuaria.

- ¿Qué planes tienen agendados?

- Después de Mendoza, tenemos una fecha el domingo, en una campaña que se llama “2 km por el SIDA”. Es un camión que va andando por una parte importante de Capital Federal y calculan que unas 30 mil personas caminen al lado del camión. Nos tomaremos unas pequeñas vacaciones y luego tenemos unas fechas en la costa (Mar del Plata, San Bernardo, Gesell). El verano se empieza armar ahora, se atrasó bastante porque la crisis atrasa las decisiones, pero igual se está armando. El año que viene volveremos a La Trastienda y también tendremos una presentación muy grande, al aire libre, en Capital.

"10.000 km" - La Portuaria.

Ficha técnica:
"La Vaca Atada" - La Portuaria
Sábado 6 de diciembre - 21.30
Fiesta de la Cerveza - Espacio Verde, Godoy Cruz.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 12:07
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 12:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes