Peteco Carabajal

"Este es el comienzo de algo grande"

Se presentará esta noche junto a la Filarmónica en el Teatro Independencia.

Uno de los músicos más influyentes del folclore argentino se llama Peteco Carabajal. Dueño de una poesía especial, creador de ritmos impensados y santiagueño hasta el alma, el músico vuelve a Mendoza pero esta vez con una condición especial: presentar un espectáculo donde pasarán sus canciones más reconocidas con el acompañamiento de la Orquesta Filarmónica de Mendoza.

Sin dudas, el evento promete ser especial. Además de la renovación constante que propoene Carabajal, la grandeza que propone la agrupación musical termina siendo una conjunción más que atractiva.

Peteco ha sabido ganarse el respeto de todos y muchas de sus obras son tomadas por las grandes voces para llevarlas por todos lados.

Nació en La Banda (Santiago del Estero) el 25 de mayo de 1956 y es hijo de Carlos Carabajal. Es cantante, guitarrista, violinista, compositor y pintor.


En sus inicios, integró el Santiago Trío y luego el tradicional grupo Los Carabajal (con Cali, Cuti y Roberto Carabajal), para luego formar el grupo MPA (Músicos Populares Argentinos). Recorrió el país llevando la música y la danza de Santiago del Estero y realizó giras en la Argentina y por todo el mundo como solista y como invitado junto a otros músicos populares de la región, como Mercedes Sosa, Milton Nascimento y León Gieco.

En 1989 recibió el Gran Premio Sadaic como autor y compositor de música popular y, en 1990, el Premio Consagración del festival de Cosquín. Sus discos "Encuentros" y "Memorias de amor" obtuvieron los premios ACE en 1992 y 1994. En 1995 recibió el premio Konex de Platino como autor y compositor de folclore.

Antes de la presentación de esta noche, mantuvo este diálogo intenso con MDZ:

-¿Cómo vivís esta presentación junto a la Orquesta Filarmónica?
-Es una experiencia muy importante para mí, porque es la primera vez que voy a tener la posibilidad de mostrar mis canciones con una orquesta importante. Creo que este es el comienzo de algo grande, que sería salir a mostrar mis canciones en distintas ciudades donde haya orquestas de este estilo. La verdad es que estoy tan entusiasmado que tengo ganas de grabar en algún momento este tipo de presentaciones. Por ello elegí un repertorio popular, conocido. La verdad es que estoy muy contento…



-Se te nota bastante…
-Además se dio que he tenido que pasar varios días, porque era necesario bastante ensayo con la orquesta, y estamos pasando unos días bárbaros. El mendocino es muy atento y te hace sentir como en casa. Hay muchos amigos que fueron apareciendo y nos han dado lo mejor.

-Es bueno que hayas podido tomarte tu tiempo para hacer esto.
-Era fundamental. En estas épocas vivimos con muchas urgencias, en un país donde por más que uno proyecte y proponga se tiene que someter a lo que la realidad dice. Entonces, me pareció necesario parar la pelota y hacer las cosas bien, con su debido tiempo. Por eso estamos contentos, porque pensamos que lo que vamos a mostrar el viernes será algo distinto y muy bien hecho.

-¿Cómo surge esta idea?
-Alguna vez tuve el deseo de hacerlo pero eso nacía cuando veía que algún artista lo podía llevar a cabo, como Gustavo Cerati o Joan Manuel Serrat. Siempre me pareció interesante este proyecto. Un día, apareció Pablo (Herrero Pondal, director de la Orquesta) por casa. Había ido a visitar a Palo Pandolfo, que es vecino mío. Ahí nos conocimos, me contó su historia e inmediatamente me propuso hacer un concierto con la orquesta. La verdad es que me costó bastante visualizar la idea. Le di muchas vueltas, pero decidí meterme de lleno en este proyecto. Y aca estoy.

-Y justo se da cuando sacás tu nuevo disco, “Aldeas”.
-Fue una feliz coincidencia pero por suerte no me afectó los tiempos. Mientras preparaba la salida de “Aldeas”, busqué los arregladores y trabajé sin parar en este concierto.

-¿Cómo es el tema de los arreglos para orquesta?
-Yo no escribí nada. Eso se lo dejé totalmente a los que saben de eso y han hecho un trabajo muy interesante y completo. Pero lo más importante es que les di total libertad para trabajar. Lo único que hice fue grabar con guitarra las versiones de las canciones para que tomaran las medidas correspondientes. Acordate que además de la banda, también estará mi grupo y eso hay que trabajarlo.

-¿Cómo te resultó escuchar tus canciones en versiones orquestadas?
-Y… fue algo distinto. Muchas de mis canciones tienen melodías simples, donde la letra tiene un lugar preponderante, y con muy poca influencia europea en la parte musical. Son canciones simples, resumidas. Ahora, la versión con la orquesta cambia esas canciones, las desnaturaliza un poco pero está muy bueno escucharlas así.

-¿Es fácil que la música popular argentina sea interpretada por orquestas?
-Más o menos. Nos falta un poco de ejercicio a la hora de componer para que se pueda dar este fenómeno. Las chacareras son muy distintas y no hay mucha gente que sepa transformar el sonido original en un arreglo para orquesta. Para llegar a este punto hay que trabajar de manera intensa y coordinada entre autor, arreglador y director. Lo que siento es que las chacareras orquestadas pierden un poco de sabor, pero es normal porque es algo a lo que no estamos acostumbrados. Pensá que la mayoría de los folcloristas somos artistas de oreja nomás… En mi cabeza suenan todos los instrumentos pero no lo puedo transmitir porque no manejo el idioma musical. Esto lo vengo sintiendo desde hace tiempo y lo hablo mucho con mi hijo, a quien le pido que estudie música porque llegará un momento donde podrá comunicarse con una orquesta y su música podrá tener otro tipo de trascendencia.

-Siempre te ha gustado coquetear con los límites. En algún momento tus canciones tenían como prioridad la poesía; en otros, tenías una banda casi rockera; en otros, la armonía se imponía sobre el resto…
-Siempre me gustó llegar a esos límites. “Aldeas” se muestra así. La mitad de las canciones son nuevas y la otra mitad son versiones de canciones de gente muy importante para mí, como Atahualpa Yupanqui, Joan Manuel Serrat, Luis Alberto Spinetta, Silvio Rodríguez, Rubén Blades… Sentí que era el momento para hacerlo y ahí podrás encontrar todo eso que describiste: sonido eléctrico, armonía, poesía. No tengo ningún tipo de problemas en aceptar estos desafíos porque confío en mi música y en mis músicos. La chacarera es tan plástica que nos permite todo y nos permite sonar muy modernos.

-¿Cuánto pesa ser Peteco Carabajal?
-Ya no me pesa nada. Estoy cada día más tranquilo y cuando hago algo es porque a mí me gusta. No soy pretencioso ni quiero sorprender a nadie. Hago las cosas como me nacen en el corazón y siento que gozo del respeto de mis colegas.

-¿Cómo ves el panorama folclórico nacional?
-La verdad es que no veo nada que me conmueva, por ahora. Todo lo que me llega tiene algo que le falta: o música o letra o ambas cosas. En realidad, veo que los grupos o solistas que están apareciendo tienen más intenciones de meter un hit y salvarse que otra cosa y no es así. Hay que hacer el camino para que después todo llegue. No podés salir a buscar el éxito con el primer tema que compusiste.

-¿Y por qué creés que el folclore cuyano no trasciende a nivel nacional?
-Mendoza, San Juan y San Luis tienen una música exquisita pero tienen que aparecer alguien que tome el pasado y lo continúe, adaptando todo lo que tiene la actualidad y lo que vendrá. Ese que pueda entender esto, sacará a la música cuyana del pozo en el que está, porque si bien es respetada por todo el país y admirada por sus letras y composiciones, no te hace bailar como una chacarera.

Peteco Carabajal y la Orquesta Filarmónica de la Provincia
Hora: 22
Lugar: Teatro Independencia
Entradas: $60 y $40.

"A mis viejos"

 

Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 02:56
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 02:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Soy Santiagueño y no por esto admiro a Peteco, sino porque cambio las formas del folclore, haciendolo mas acorde a nuestros tiempos. Marcando un paralelismo con PIAZZOLA, que hizo lo mismo con el Tango. IMPRESIONANTE Marcos Vizoso SdelE
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial