Axel: "Me encanta sentarme a tomar algo en la Peatonal"

El cantante se presentará esta noche en el Auditorio Ángel Bustelo. Conocido por sus pegadizos temas, este músico de 31 años ya pisa fuerte en casi toda Latinoamérica y habló largo y tendido con MDZ.
En el show presentará las canciones de su nuevo disco y hará un repaso de su carrera.

El cantautor bonaerense, Axel Fernando, tocará esta noche en el Auditorio Ángel Bustelo junto a seis músicos en un recital que dura cerca de dos horas y media, en el que presentará oficialmente su último esfuerzo discográfico, “Universo”.

Conocido por sus pegadizos temas, este músico de 31 años ya pisa fuerte en casi oda Latinoamérica y durante todo 2008 se la pasó viajando a Chile, México, Uruguay, Paraguay y España tocando frente a miles de personas y vendiendo millones de discos. En Argentina, “Universo” superó hace varias semanas el millón de copias vendidas.

Sin embargo, al hablar de Axel se da un fenómeno muy particular ya que aunque uno no conozca mucho de su carrera es casi imposible que no haya escuchado o conozca el estribillo de canciones como “Amo”, “Dime que estás buscando”, “ La clave para conquistarte” y, más recientemente, “Celebra la vida”.

Esto se da no sólo porque sus canciones suenan constantemente en las radios sino que varios de estos trakcs han formado parte de la banda sonora de populares novelas y publicidades, y es que a esta altura, quién puede olvidar el spot televisivo de una marca de jabón que protagonizó.

Más allá de su popularidad, Axel es músico desde pequeño ya que a los ocho años ingresó al Conservatorio Nacional de Argentina y a los 17 años decidió que quería dedicarse a eso de forma profesional.

Y hasta ahora parece haberle resultado muy bien; con cincos disco bajo el brazo, más de 19 exitosos singles y miles de shows agotados por el mundo este artista está cada vez más consolidado en el mundo de la música melódica. Sólo como dato, su último corte “Verte reír” ya llegó al número uno en Argentina.

A horas de presentarse en el Bustelo, Axel habló con MDZ y adelantó que, como en todos los lugares que visita, piensa salir a recorrer las calles, tomarse un licuando en la Peatonal Sarmiento y disfrutar de una ciudad que considera hermosa.

- En los discos “Amo”, “Hoy” y “Universo” fuiste productor, ¿cómo fue dar ese paso del micrófono a la consola?

- Es una experiencia que me gusta mucho, que por supuesto requiere salirse del papel de intérprete y ver desde afuera las canciones, viendo si el audio y los arreglos están bien, hay que homogeneizar todas las canciones porque usás distintos ritmos, por ejemplo, hay baladas, hay temas más movidos, de folk, una muy a lo Beatles y otras no tanto, hay que lograr un solo concepto. Me siento cómodo produciendo, me siento muy bien. Además, me aseguro de que la gente escucha lo que yo quiero, lo que a mí me gusta.

- Explícame el proceso de composición que usás para cada canción.

- Todas tienen que ver conmigo, con el barrio, con el amor, con las creencias y mi filosofía de vida. Primero lo tengo que vivir, me tiene que llevar a desahogarme y querer transmitirlo en una canción. Además, es fundamental que esté solo o con las personas con las que escribo, que pueden ser amigos o con mi primo Nicolás. De repente, las personas que estén reunidas en ese momento tienen que tener que ver con la composición.

- Del último disco ¿qué canción es tu favorita y por qué?

- Es difícil elegir porque todas tienen una historia por detrás, “Celebra la vida” tiene un mensaje que hace rato que estaba buscando dar, lo estaba intentando, por eso pasa a ser una canción de las más importantes. “Estrellitas” también me encanta porque es una canción de cuna que escribí para mi sobrino que nació durante la grabación el disco y que saca a la luz esa sensibilidad que tengo como intérprete. “Te soñé” es muy roquera y me gusta por eso.

“Celebra la vida”


 
- Con cada disco te consolidás más en otros países de Latinoamérica, ¿son distintas tus fans en México, Argentina y Chile?

- Básicamente no, en estos últimos cinco meses me he tomado 50 vuelos a España y todo Latinoamérica y son todas iguales, en los shows son muy participativas, eso es a lo que yo invito también. En todos los conciertos hay mucho feedback, es un público siempre dispuesto  a disfrutar del show, siempre muy eufórico y variado. La diferencia más grande que hay entre Argentina y los otros países es que allá el público masculino es el 50% del que me sigue, acá al ser un país más prejuicioso no es así. Cada día hay más y gracias a Dios se rompe más esa barrera, pero es raro.
 
- ¿Alguna vez viviste una situación límite con tus seguidoras?

- Sí, muchas. Una vez a una chica la golpeamos con el auto porque se tiró encima del vehículo. Ella se paró y en un semáforo se tiró para que nos paráramos. Yo me bajé re mal, y le dije “tené cuidado”, pero la chica estaba enceguecida, no le importaba el golpe ni nada. Otras veces me ha pasado que al salir de un show hay miles de personas y me han roto cadenitas, ropa y hasta me han arrancado los pelos. Esas cosas pasan.

 - En 2007 participaste de los premios MTV y te llevaste una lengua, ¿cómo fue la experiencia de estar en un show con artistas internacionales?

- Estuvo buena, de hecho estuve hablando unos minutos con Robbie Wiliams  que estaba en la sala de edición y fue una experiencia muy buena porque hay artistas de géneros distintos. Soy amigo de los chicos de Calle 13 y estábamos nominados juntos y charlamos un rato después, también con la Oreja de Van Gogh. De repente ya te conocés y te encontrás en otros lados, está bueno porque hay como un ida y vuelta que es satisfactorio.

- ¿Recordás haber conocido a alguien que te impactara?

- No, por ahora no porque si tengo que elegir a alguien sería Paul McCartney y hasta ahora nunca me he encontrado con él, sí de repente conocer a Alejandro Sanz estuvo bueno porque lo admiro mucho, pero no es que al conocerlo dije “wow”, fue normal.
 
- ¿Dónde guardás los premios que has ganado?

- Hasta hace poco tenía una habitación en el tercer piso de mi casa, que era tipo un galpón donde tenía los discos de platino, de oro, todos apilados así como venía, algunos estaban en la casa de mi mamá y hace poco los ordené y puse una repisa en casa y colgué los cuadros.
 
- Hace poco recibiste el disco de platino por “Universo” de manos de tus fans, ¿cómo fue la experiencia?
 
- Sí de un grupo de fans, es que gracias a ellos llegué a eso. Entonces,  me pareció una buena idea recibir el disco de platino de manos de ellos, hicimos una reunión donde fueron más de 1.500 seguidores e hicimos una foto con ellos entregándomelo.

- ¿Qué pueden esperar los mendocinos del show que vas a dar el jueves?

- Como siempre una entrega absoluta de todo mi equipo y mía, es un show más grande, hay dos músicos más por lo que somos siete arriba del escenario. Con cada show tratamos de crecer un poco más, hay un repertorio nuevo porque presentamos el disco “Universo” y, por supuesto, repasamos éxitos de los otros discos que si no tocás la gente te mata. El show está prácticamente agotado y por suerte Mendoza siempre responde muy bien, hay un grupo de gente muy lindo. A uno le da gusto ir. Además, aprovecho para ir a esa ciudad hermosa y recorrer las calles como me gusta a mí.

- ¿Todavía podés hacer eso en las ciudades que visitás?

- Se puede siempre que uno quiere, eso sí me paran seis veces por cuadra, pero siempre que voy a Mendoza salgo a pasear por el  centro porque me encanta sentarme a tomar algo en la Peatonal, tomarme un licuado de banana o un agua o algo ahí en la Peatonal es un placer. No me gusta perder el contacto con la gente, sino tendría que ser un ermitaño que se aisla y no es mi estilo, voy a ser como soy y fui siempre. Me parará mucha gente, pero no me molesta, me encanta recibir el reconocimiento de la gente.

- Durante el recital ¿cuál es el momento que más disfrutás?

- La verdad que disfruto mucho todo el concierto, se pasa muy rápido, más allá de que dura dos horas y media. Justamente ahora tocamos en Chile y hablábamos de lo rápido que se nos pasa el show a todos. El arranque es muy lindo porque es el encuentro con la gente, después cuando contás las anécdotas de las canciones se genera una intimidad  y complicidad entre el público que como siempre digo simula que estamos en el living de mi casa tomando mate.

- De tus años de fama, ¿qué es lo más loco que te pasó?

- No, experiencias locas no he tenido, por ahí salir de un concierto y ver que hay miles de personas. Pero en Mendoza sí me pasó algo cómico, tocamos en Rivadavia en un teatro y había como dos mil personas esperándome afuera, sólo podía salir por la puerta principal y esa gente me iba a matar. Entonces, se les ocurrió que saliera metido adentro de un estuche de un instrumento, allí tenían que ir dos luces robóticas, pero me metí yo. Y la gente no sabía que yo iba ahí adentro todo acurrucado hasta el micro.
 
- ¿Cuál fue el último recital al que fuiste?

- (Piensa un largo rato) No fui, pero toqué con la Oreja de Van Gogh en Colombia y pude apreciar lo que hacían ellos.

- ¿Como te definirías como te definirías?

- Soy un cantautor de historias cotidianas y con un acompañamiento de música moderna, directo, transparente, auténtico, la gente sabe que como soy en las notas, soy en el día a día.

Ficha técnica:

“Universo” – Axel

Jueves 4 de noviembre

Auditorio Ángel Bustelo- Mendoza.

Entradas en venta en la boletería del Auditorio.

"Amo".

"Miradas".

Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 18:43
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 18:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California