Miguel Gauna

"Los buenos corredores están en las villas miserias"

Suboficial del Ejército y atleta.

Tipo humilde, sacrificado, de profesión militar. De conducta intachable y de vocación deportista. Hablamos de Miguel Gauna, un suboficial del Ejercito Argentino de 47 años, que sigue demostrando su vigencia en el atletismo mendocino.

Gauna repitió una vez más el rótulo de vencedor de la cuarta edición de la Carrera del Vino, que se disputó el 15 de noviembre en General San Martín. Por esa razón lo entrevistamos.

-¿Cómo fue el trazado de esta cuarta edición de  la carrera del Vino?

- La verdad  que muy lindo. Fue un lindo espectáculo. A comparación de otros años  fue mucho más exigente, con mayor cantidad de corredores que exhibieron un muy buen nivel.

-Con 47 años a cuestas, ¿cómo hace para seguir manteniéndose en forma?

- Tengo esa suerte porque en nuestra profesión nosotros tenemos por obligación entrenar una hora diaria y yo a esa hora le agrego unos cuarenta minutos más. Llueva o no llueva, de tarde o de noche, nunca paro de entrenar. Esa es la mejor manera de mantenerse en forma.

-¿Tiene idea de cuántos kilómetros ha recorrido en su carrera deportiva?

- Son muchos. Si sirve como estadística, recuerdo que para mi primera maratón hice en tres meses de duro entrenamiento, más de 1.500 kilómetros. Imaginate que llevó 25 años dedicándome a competir, así que creo que son bastantes.

-¿Por qué no nos hace un repaso rápido de su trayectoria?

- Acá en Mendoza gané en todas las distancias. Fui campeón mendocino tanto en mil quinientos, tres mil, cinco mil, diez mil y en media maratón y ya veterano salí campeón sudamericano de cinco mil, diez mil y media maratón (21 kilómetros). El 2005 volví a salir campeón sudamericano de media maratón pero en ruta.

-¿Por qué eligió el atletismo y no otro deporte?

- En realidad fue por un accidente. Yo estaba en la carrera militar y necesitaban una persona para completar la escuadra y me pusieron a mí para integrar el equipo. Resulta que fui y tuve la fortuna de ganar la prueba. Nadie me tenía en cuenta y desde ahí tomé conciencia que podía competir y comencé a entrenar para ello.

En 1984 debuté en Mendoza y recuerdo que entre los principiantes salí sexto. Había premio hasta el quinto. Me fui a mi casa con una terrible angustia porque por un metro entre el otro corredor y yo me quedé con las manos vacías. Desde ese día empecé a entrenar más fuerte y me convencí que en cada remate que tuviera debía dejar todo. Nada de especular.

-Con tantos años y tantas victorias ¿pudo hacer una buena diferencia económica o tan solo sumó satisfacciones deportivas?

- La verdad que premios importantes fueron en contadas oportunidades. Aquí en Mendoza la única prueba que entrega buen dinero es la maratón de la UTN, lo demás es correr para conquistar el trofeo. En otras provincias también he participado y la realidad es la misma. Viví muchos años en Bariloche, corrí en San Juan, San Luis, Buenos Aires. He ganado dinero pero nunca fortuna.

-Me imagino que la familia ha sido su principal sostén en su trayectoria...

- Por supuesto. Si en Argentina se les diera importancia a los deportistas amateur otra sería la historia para el deporte nacional. En el país hay muy buenos corredores, sólo hay que saberlos elegir.

Lo corredores buenos no están en las grandes capitales. Los corredores buenos están en las villas miserias, en los barrios marginales. Ahí desde chicos aprender a tirar piedras, aprender a correr para no ser atrapado. Ellos adquieren la destreza, en cambio el que vive en la ciudad sube y baja un ascensor. El de los lugares humildes ya trae incorporado en su ser la cultura de la humildad y el sacrificio.

-¿Hasta cuándo imagina en seguir corriendo?

- De manera seria no creo que mucho tiempo más, ya que cumplí 47 años. Pero lo que es correr espero hacerlo durante toda la vida.

¿Desea dedicar la victoria a alguien en especial?

-Claro. Antes que nadie a mi familia, al Chino Yacopini, a la gente de Gatorade y José Orbis. Ellos nunca me pidieron antecedentes para saber a quién apoyaban y por eso estaré eternamente agradecido.

Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 10:35
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 10:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia