Omar De Marchi

"El gobierno nacional es absolutamente irresponsable"

Diputado nacional por Mendoza.

Crítico y opositor. El diputado nacional por Mendoza Omar De Marchi, del Partido Demócrata, no tiene “pelos en la lengua”. Por el contrario, no duda en pegarle duro al gobierno nacional, al que califica de “irresponsable”. Con palabras más medidas, el funcionario y abogado considera la conducción de Celso Jaque "un tanto opaca".

Memorioso y soñador. De Marchi no olvida la larga lista de hechos corruptos irresueltos desde la asunción de Néstor Kirchner hasta el presente. Los refresca para ilustrar un presente en el que, “los fondos de los jubilados serán utilizados para hacer caja”. En cuanto a Mendoza, el representante del PD expresa su permanente voluntad de gobernar la provincia: “Trabajo todos los días para eso”.

Honestidad brutal. En su despacho del Anexo del Congreso de la Nación, Omar De Marchi recibió a MDZ y sus respuestas fueron tan amplias como abarcativas. Habló del tema más candente de los últimos días pero también se proyectó a futuro y justificó su acercamiento con el jefe de gobierno Porteño, Mauricio Macri.

- ¿Cuál es su posición acerca de la reestatización del sistema previsional?

- Creo que la discusión debería haber girado en torno al permiso que se le dio al Estado para hacer caja con casi 100 mil millones de pesos en cartera en las AFJP, sumado a los 15 mil millones de flujo anual. Yo a este gobierno no le creo nada; lo único que pretende es hacer caja porque despilfarró recursos durante muchísimo tiempo y debe afrontar compromisos muy importantes en lo que queda del año y durante el transcurso del próximo. De los 97 mil millones, casi 55 mil corresponden a deudas o bonos del propio Estado, por lo tanto lo que éste hace cuando confisca los fondos -por un principio del derecho civil-, es confundir en una sola persona su propiedad.

- ¿Qué alternativas hubiera propuesto usted?

- Armar un foro de discusión en torno al sistema previsional argentino, sin tiempos. No sirve haberlo resuelto así. La propuesta hubiera sido convocar a especialistas para generar una discusión seria y adulta, realizar un análisis comparativo con otros sistemas y evaluar cómo mejorar el sistema de capitalización. Algo es central: no estamos hablando de fondos de las AFJP, sino de los aportantes, y eso es propiedad privada, intocable para nuestras tradiciones sociales y jurídicas. Acá hay una fuerte violación al principio de la propiedad privada y de la libertad. Ya se le dio hace un año a la gente la posibilidad de elegir y en un 90% dijo “no”, entonces, estamos ante un gobierno que se cree más inteligente que todos y cada uno de los ciudadanos.

- Y con respecto a la devolución de fondos a las provincias, ¿qué piensa?

- Debo decir que este gobierno se sostiene por la plata y su política de cohesión es arrodillar a gobernadores e intendentes a través del dinero.

- ¿El gobernador de Mendoza incluido?

- Por supuesto, en caso contrario debería estar gritando a los cuatro vientos el 15% que anualmente nos toman a los mendocinos de la coparticipación. Año tras año la provincia le da al ANSES este porcentaje de todo su ingreso por impuestos nacionales. Pero si el gobierno nacional no lo cede es por dos motivos: para seguir haciendo caja y para mantener sometidos a los gobernadores. Si éstos contaran con los recursos necesarios para poder gestionar de manera tranquila y ordenada, necesitarían cada vez menos de la presidenta.

- ¿Cuáles son los intereses de Celso Jaque?

- Yo no quiero criticarlo al gobernador. Lo que considero es que Mendoza en general ha perdido carácter. Y no viene de ahora, hace muchos años que es así. Nuestra provincia está actualmente entre una de las más relegadas. En el último tiempo tuvimos gobernadores que a cambio de la simpatía presidencial entregaron los intereses de la provincia. Lo hizo Cobos para obtener su candidatura a vicepresidente, lo está haciendo Jaque ahora para subsistir. Lo que Mendoza necesita es recuperar, buenamente, el carácter que históricamente la definió. Antes liderábamos el Oeste argentino y ahora nos encontramos bajo las decisiones de Rodríguez Saá o Gioja, por ejemplo.

- Volviendo al gobierno nacional, ¿considera que es irresponsable o corrupto? ¿Qué sucede con el de Mendoza?

- El gobierno nacional es absolutamente irresponsable y cuenta con hechos de corrupción muy claros. Seguramente habrá gente con intenciones de cambiar la realidad, es por eso que no me atrevería a generalizar. La corrupción es un mal endémico de nuestra sociedad, no es patrimonio exclusivo de la política. Con respecto al gobierno de Mendoza, considero que es honesto, sinceramente lo digo. Lo que creo es que le está faltando brillo. A Jaque se le pueden imputar un montón de cuestiones pero me parece, y espero no equivocarme, que es honesto.

- ¿Ha sabido de hechos de corrupción en el Congreso?

- En el Congreso debe haber tanta corrupción como en el Poder Ejecutivo o Judicial. Lo importante es que, ante hechos concretos, exista la capacidad de realizar denuncias y recibir castigos. Dicen que el poder con mayor aroma republicano es el judicial, porque en definitiva es el que le otorga equilibrio y transparencia a los otros dos poderes. Puede haber hechos de corrupción, pero sin un Poder Judicial -lo suficientemente independiente-, que investigue y sancione, no quedará eliminada la sensación generalizada de impunidad que suele existir. No lo vamos a lograr con un Consejo de la Magistratura como el que existe a nivel nacional, manipulado y manoseado por el Ejecutivo, en el que el partido gobernante mantiene muchas veces la presión de veto sobre los jueces.

- ¿Cuáles son sus principales preocupaciones como diputado y como ciudadano?

- Coinciden, y es la educación. Para que la Argentina despegue finalmente algún día, es necesario que todos los ciudadanos recuperemos la igualdad de oportunidades. Este es el principio básico y movilizador de cualquier sociedad: que el hijo de una familia extremadamente humilde pueda ser, el día de mañana, el jefe del hijo de una familia extremadamente rica. Y la única herramienta que garantiza esa movilidad es la educación. Si todos tenemos la posibilidad de recibir la misma calidad educativa, estaremos en un principio de igualdad que permitirá romper la barrera del desequilibrio que como sociedad tenemos. Creo que en tanto y en cuanto no comprendamos que la educación es la herramienta más poderosa que tenemos, no vamos a lograr cambiar esta realidad. Con preocupación, debo admitir que estamos yendo por el camino opuesto. La educación se ha masificado, está impregnada de conceptos basados en la mediocridad, no se apunta a la excelencia, la pelea de los estudiantes está dada para ver quién consigue hacer más fácil lo que hace.

- ¿En qué está trabajando?

- Se trabaja en muchos frentes al mismo tiempo, más allá de los proyectos presentados. Yo estoy trabajando por gobernar, esto se modifica desde el gobierno y no desde una banda legislativa o tribuna política. Los cargos ejecutivos posibilitan el cambio, la puesta en marcha de planes. Cuando me tocó ser candidato a gobernador, planteamos una fuerte inversión educativa, inclusive, redescubrir el presupuesto provincial. Es decir, eliminar gastos para hacer inversiones productivas, y la educación ocupaba un lugar central, sobre todo en lo que respecta a la construcción de escuelas y capacitación docente. Hoy lo que se hace con el presupuesto es cambiarle los números a la misma plantilla de ingresos y egresos.

- ¿Piensa postularse como gobernador en las próximas elecciones?

- En lo personal, más allá de lo que uno pueda hacer en forma parcializada, intento construir todos los días para llegar a gobernar. Nosotros queremos estar al frente de la provincia de Mendoza y desde allí irradiar una nueva forma de conducción política. Falta mucho todavía para las próximas elecciones. Mi sueño es gobernar Mendoza, siempre lo dije. No se han dado las condiciones. No debo ser lo suficientemente convincente como para seducir a la mayoría de los mendocinos. También es cierto que peleamos contra aparatos muy fuertes, electoralmente hablando. Pero tarde o temprano se van a caer, estoy convencido de eso. Con el tiempo la mentira se termina sabiendo y aquellos gobiernos que se han sostenido sólo por dinero -invertido en campañas pero sin contenido-, terminan cayendo. Esperamos poder llegar con sencillez a la gente para decirle lo que queremos hacer.

- Por último, ¿a qué se debe su acercamiento con Mauricio Macri?

- En primer lugar, a que nuestro partido tiene la ventaja y la desventaja de ser provincial. La ventaja, porque no estamos atados a ningún esquema nacional que nos subordine. A su vez, la desventaja es no estar inmersos en un sistema nacional desde el punto de vista de la unicidad como país. El hecho de acercarnos a Macri nos beneficia mutuamente. A ellos, porque cuentan con una estructura mendocina que no tienen, y a nosotros porque nos permite, a través de ellos, tener una mirada más general del país. Creo, realmente, con todos los errores que pueda tener eventualmente Mauricio, que ofrece un país más serio, integrado al mundo, desarrollándose junto a los principales estados y no renegando de ellos como hoy sucede. Creo también, que está haciendo una buena conducción en la ciudad de Buenos Aires, a pesar de la enorme cantidad de palos en la rueda que el gobierno nacional le pone. Mauricio Macri está demostrando capacidad de gestión y eso es muy importante. La gente está reclamando respuestas concretas y no discursos, promesas y charlas.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 22:20
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 22:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial