Claudio Loser

"Estatizar el sistema jubilatorio es escandaloso"

Economista mendocino, ex ejecutivo del Fondo Monetario Internacional

Claudio Loser, quien en 2002 se retiró del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su cargo de Director para el Departamento del Hemisferio Occidental , ahora reparte su tiempo entre la presidencia de la consultora estadounidense Intramerican Dialogue, la docencia en la George Washington University (de Washington), la dirección de la firma Centennial Group, su actividad ad honorem en el Foro de Economías Emergentes, y sus nietos.

Loser, quien supo ser “el mendocino del FMI”, fue uno de los personajes más buscados por sus comprovincianos para que explicara la crisis financiera actual, en el primer día de la convención anual del IAEF (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas) que se desarrolla hasta el próximo domingo en el Mendoza.

Cuando terminó el café de la tarde, antes de entrar en el último panel de charlas, Loser contestó, de pie en la puerta de entrada al salón Fernando Fader del hotel Sheraton, algunas preguntas a MDZ.

-¿Qué le pareció el discurso de Jaque?

-Fue muy claro sobre qué debe hacer el gobierno provincial aunque fue más general de lo que me hubiera gustado.

-No le satisfizo.

-No, no … Todas las cosas que dijo me parecieron razonables pero me hubiera gustado algo más concreto.

-¿Nos puede adelantar algo de su disertación?

-Vengo a hablar del mundo. De la gravedad de la situación en las finanzas internacionales. También voy a decir que -en parte- que el cataclismo financiero que ocurrió en las últimas semanas se ha tranquilizado. Los mercados están muy nerviosos, pero debido a esta intervención masiva que ha habido y que es cíclica, ya han mejorado un poco las condiciones. En todo el mundo, después de una "burbuja" muy importante, habrá un período de austeridad y de recesión. Pero no creo que vaya a haber una depresión internacional.

-Jaque dijo que esta crisis va a ser peor que el crack del ’29.

-Yo estoy en total desacuerdo con eso. Sí es la peor crisis financiera que he vivido en mi vida. Claro que yo nací bastante después del '29... Primero, no es el fin del capitalismo, no es el fin de la economía del mercado. Porque se está aplicando lo que se ha ido aprendiendo en los últimos 80 años: Las acciones del año '29, las acciones de la segunda guerra mundial, las acciones que se han hecho en los año '80 y '90 han servido de lección. Cada uno se ha despertado en un momento distinto, a los Estados Unidos le pegó antes y se despertó antes, los europeos después. Yo creo que eso está ayudando y, por lo menos, la parte financiera va a sobrevivir. Sólo que ahora nos encontramos con una situación económica difícil, con los precios de las materias primas por el suelo y con una América Latina que se creía invulnerable a estas cosas, y que aunque está mejor, no está suficientemente preparada dado que esta tormenta es más grande de lo que se esperaba. O sea, uno puede construir diques a un 1,50 metros porque normalmente ese es el nivel que sube la marea, pero cuando sube a 2,50 metros no hay mucho que se pueda hacer. Y después de la batalla todos somos generales, ese es el mensaje que voy a dar, porque todos criticamos ahora, pero se está haciendo lo que se puede.

-¿Que opina de la medida de estatizar el sistema jubilatorio en Argentina?

-Me parece escandalosa.

-¡Que palabra!

-No voy a decir, de ninguna manera, que hay acción de mala fe por parte del gobierno, no voy a entrar en eso. Yo creo que desde el punto de vista técnico es una destrucción de los mercados financieros argentinos innecesaria. Y que la gente que lo apoya porque es una medida popular no se da cuenta de las consecuencias negativas de estas acciones.

-¿Cuáles son las consecuencia negativas?

-Que está destruyendo el mercado de capitales. Está bien, compran acciones… pero la desconfianza que esto genera en términos de derechos adquiridos, en términos de derecho privado y de libertad de acción, hace que afecte profundamente la psicología de los argentinos que tienen desde mil millones de pesos a cinco pesos.

Loser entiende que la gente actúa de manera racional, “es mucho más racional de lo que los gobiernos piensan, no estoy hablando del gobierno argentino solamente (aclara). Y cuando vienen con medidas así, en momentos en que hay crisis financiera, y cuando las presentan en términos de equidad, la gente ya sospecha. Segundo que esto afecta a la gente que eligió quedarse en el sistema de capitalización y no de reparto, ya da una señal muy complicada. Y las consecuencias van a ser muy feas, en términos de salidas de capitales posibles del país”.

En ese momento interviene un Mauricio Blacher, de la firma Mirgor, que hasta ese momento estaba escuchando con atención: “Las empresas se financiaban en el mediano plazo a través de ON (obligaciones negociables) y otras, que eran la única fuente en el mercado de capitales con que podía financiarse una empresa en Argentina, y no sé quién la va a sustituir".

- Esto destruye una fuente importante de financiamiento de las empresas. Era lo único que daba liquidez porque los bancos eran muy chiquitos y no daban plata. Y funcionaba bien; pero no es el área que yo… el señor sabe más que yo.

Blacher responde el cumplido: "El señor (señala a Loser) es una eminencia" y éste niega con risa nerviosa: "Soy un mendocino tranquilo".

Inflación

Cuando se le pregunta a Loser sobre el futuro de la inflación prefiere no hacer pronósticos sobre Argentina, "es más complicado" y agrega que, al menos en países de Latinoamércia, como México y Brasil "la inflación se va a desaclerar por caída en precios de alimentos y combustibles, acompañada de una recesión va a llevar a que los precios en general se estabilicen o, incluso, puedan bajar un poquito"

El ex directivo del FMI considera que el futuro es "estancamiento sin inflación" y lo explica de este modo: "Algunos dicen que la inyección de liquidez internacional es monstruosa, lo cual es cierto, pero también hay una burbuja de financiamiento privado que se achicó por todos estos problemas. Entonces hay una compensación parcial: el mundo está mucho más seco, hay mucho menos liquidez. Creo que el manejo internacional de la crisis ha sido un poco torpe, pero a la larga está funcionando".

- ¿En qué ha sido torpe?

-Alguien se quebró el brazo y lo que voy a hacer es ponerle un yeso, pero el brazo sigue quebrado. (La inyección de fondos por parte de Estados Unidos y Europa) es un parche y una aspirina pero el dolor sigue.

-¿Cuánto tiempo?

-(suspira) Si yo supiera… Este año y el que viene van a ser muy difíciles.

-¿Para la Argentina también?

-Hasta hace una semana hubiera dicho que para la Argentina no hubiera sido tan grave. Sin embargo a partir de la estatización, (se corrige) a partir del anuncio de la posible estatización del sistema jubilatorio, ha habido una pérdida de confianza y han creado una crisis financiera muy seria en Argentina. No sabe cuáles son las consecuencias. Sé que son complicadas porque las empresas no tienen financiamiento, han perdido valor, el Estado va a intervenir y no tiene sabiduría superior a la población, y no es más inteligente que los empresarios. No es más inteligente que la gente.

-Van después de los mercados, dijo más temprano (Juan Prigich) el presidente de IAEF.

-Van después. No tienen la capacidad de hacer operaciones día a día. Entonces todo eso me parece que va a pegar muy fuerte; más la falta de confianza que ha generado la crisis con el campo.

-¿Son crisis generadas?

-Si no han sido crisis generadas, han sido agravadas por el gobierno. O sea, había problemas pero en este momento estatizar el sistema jubilatorio es poner fuego en las llamas.

Informes: Maxi Quintero

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 00:08
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 00:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial