Deportes
Matías Estalles

"Los mendocinos tenemos que confiar en que podemos llegar"

Basquetbolista de Atlético Regina, Río Negro

Matías Estalles vive hoy uno de sus mejores momentos en el básquet nacional, después de ser una de las figuras del equipo de Anzorena, en la pasada temporada de la Liga Nacional B de básquet, y brillar en la Selección de Mendoza en el Campeonato Argentino de mayores, disputado en nuestra provincia, su presente lo encuentra formando parte del plantel de Atlético Regina de Río Negro, en la misma divisional en que actuó con el equipo Tricolor.

Sus sensaciones, sus temores después de una mala experiencia fuera de la provincia siendo muy joven y las motivaciones que lo llevaron a encarar este desafío, son parte de esta conversación de MDZ con el carismático Caniche.

-¿Cómo te sentís en tu nuevo equipo?

-La verdad, fantástico. Es un muy buen grupo. Nos hemos hecho muy amigos, somos todos casi de la misma edad y tenemos un montón de cosas en común. Me han hecho sentir parte del equipo.

-¿Te gusta la ciudad?

-Es una ciudad chica que vive pendiente del básquet. El básquet es todo, la gente reconoce a los jugadores del equipo por la calle. Me saludan, me dan palabras de apoyo. Es raro, pero es muy lindo.

-Aunque viviste un mal momento, te lesionaste.

-Por desgracia. A mitad de pretemporada sufrí una lesión en la tibia. No podía siquiera caminar. Fue espantoso, me sentí pésimo.

-¿Cómo lo tomaron, tanto la gente como en el club?

-Con constante apoyo. Mirá que decidí tratarme en Mendoza con Hugo Ochoa, el médico con el siempre me he tratado, y en ningún momento me pusieron un obstáculo, sino todo lo contrario.

-¿El tiempo de recuperación te complicó el trabajo de pretemporada?

-Y, sí. Fueron veinte días en los que estuve prácticamente sin hacer nada y lo sentí el viernes pasado, en el partido de la primera fecha. Esta semana arranqué con  trabajo físico a full, para igualar mi condición con el resto del equipo.

-¿Existió alguna posibilidad de quedarte en Anzorena?

-Desde un principio. No quería dejar el club, muchas cosas frenaban esta posibilidad en Regina. Los estudios, la familia, mi novia, el club, los amigos y la mala experiencia que tuve en Paraná. Pero, la oferta era muy interesante y esta carrera es muy corta, si no aprovechás las oportunidades cuando se presentan podés lamentarlo en algún momento.

-Pero Anzorena está en la misma categoría que Regina y eras un jugador importante para el club.

-Si, no lo niego. Anzorena seguía siendo una vidriera importante, máxime teniendo en cuenta que me falta un semestre para recibirme de Profesor de Educación Física, quedarme en Mendoza me permitía seguir la carrera y seguir jugando en Liga. Pero esta oferta es interesante en lo económico y lamentablemente Anzorena no se acercaba. Además me permite crecer como jugador, acá de lo único que me tengo que ocupar es de jugar al básquet y quieras o no, eso te ayuda a mejorar increíblemente.

-¿Esto se dio antes del Campeonato Argentino?

-Exacto. Me acercó la oferta quien ahora es mi representante, Aníbal Pawlik.

-¿Cómo fue lo de Paraná? ¿Por qué lo incluís como algo que te frenaba para aceptar la propuesta?

-Fue en el año 2003, cuando fui a jugar a Echagüe. El técnico me contactó, me dijo que me quería en el equipo y en los partidos amistosos me dio bastantes minutos en cancha. Pero después, cuando arrancó el torneo, no se que pasó y me atornilló en el banco. Siendo tan chico (18 años) me marcó mucho, no me quería ir más de Mendoza.

-¿Cuánto influyó tu familia para tomar la decisión?

-Muchísimo. Seguro que no querían que me fuera de Mendoza, pero mis viejos me pusieron sobre la mesa los pro y los contras de tomar la decisión y a la hora de decidir me apoyaron en un cien por ciento.

-¿Has hecho más amistad con algún compañero?


-Con el que más me junto es con Martín Trímboli, que viene de Mar del Plata, su departamento está cerca del mío y nos juntamos bastante. Como ambos somos de afuera nos acercamos desde un principio. Si bien nos hecho sentir muy bien, tanto en el club como en la ciudad, acordate que cuando está todo bien somos todos unos fenómenos, pero cuando al equipo las cosas le salen mal, siempre caen primero los de afuera.

-¿Seguís teniendo contacto con tus ex compañeros de Anzorena?

-Si, con los hermanos Rubia. Con Lucas y Facundo somos amigos, nos hablamos seguido. Aunque ahora que empezó la Liga, se nos hace más complicado.

-¿Qué es lo que más extrañás de jugar en Mendoza?

- Lo hermoso que es jugar ante tu gente, jugar con tus amigos. Pero lo que más me motiva de estar en otra provincia es que los chicos de Mendoza vean que se puede, que si mejorás es posible jugar en otro básquet. Lo que más quiero es que los mendocinos seamos un montón en las ligas importantes. Mendoza tiene jugadores de nivel, pero tenemos que confiar en que podemos llegar.

Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 04:17
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 04:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México