Deportes
Sandro Guzmán

"Cuando jugaba en Boca, se me subió la fama a la cabeza"

Ex jugador de Boca Juniors y Vélez.

Cuesta imaginarse a un futbolista de primer nivel escuchando reggae y acomodando sus rastas momentos antes de saltar al campo de juego. Es difícil creer que un rastafari, que abraza la paz, la igualdad y el amor pueda convivir en un mundo tan competitivo y cruel como el del balompié profesional en la Argentina.

Tal vez sean estos algunos de los motivos por los que Sandro Guzmán hoy por hoy no trabaja de futbolista, luego de haber sido campeón del mundo con Vélez y ser el uno de Boca en el equipo del Bambino Veira.

Hoy el ex profesional, que también pasó por All Boys, Atlético Tucumán y Español, se gana la vida atendiendo un quiosco en la calle Rosales de Ramos Mejia. Como hobbie pone música en diferentes locales bajo la chapa de DJ Sandro.

Aunque la entrevista es telefónica uno puede imaginárselo, tras el mostrador con el celular acurrucado entre el hombro y la oreja, repartiendo pedidos a los clientes del negocio. Un deportista que se cansó de los cánones del fútbol y dejó la actividad. Sandro Guzmán, el mismo que intercambió agravios con Chilavert hoy se muestra sin prejuicios en una charla mano a mano con MDZ.

- ¿Cómo va Sandro?

- Todo bien, man.

- ¿Cuándo arrancaste con el fútbol?

- Ingresé a Vélez desde los infantiles. Iba a cuarto grado, me fui a probar y quedé, siempre como arquero. Después, varios años más tarde, debuté en Primera un domingo que empatamos con Español 1 a 1.

- ¿Es verdad que de chico te parecías a Fillol?

- Sí, (risas) cuando aparecí en la reserva, era flaco y me movía como el Pato. Es más, mis compañeros en la división me decían así. 

- ¿Cómo era el clima en Vélez en ese momento?

- Es un club muy tranquilo, muy familiar, por eso ha logrado cosas importantes. La estructura que tiene para trabajar tanto los profesionales como dirigentes, se ve reflejado en lo que Vélez está logrando en estos últimos tiempos.

- ¿Cuál fue tu mejor partido?

- El mejor partido que jugué con la camiseta de Vélez fue contra Rosario Central, salimos 0 a 0. Y el mejor jugando para Boca fue uno contra Huracán de Corrientes.

- ¿Eras un futbolista explosivo a la hora de las declaraciones?

- Sí, lo que pasaba era que tenía problemas familiares y esos problemas los trasladaba al trabajo. Hice declaraciones que no debía. La gente no lo sabía y me insultaba todos los domingos. Hoy estoy muy arrepentido de haberlo hecho, se me subió la fama a la cabeza.

- ¿Te peleaste con Chilavert, incluso?

- Sí, pero los dos sabemos que fue una calentura del momento. Estuve con él en la despedida de su carrera y todo muy bien. Son cosas que se dicen en una cancha pero después afuera queda todo bien.

- ¿Volverías a atajar profesionalmente?

- Si sale algo lo tomo, aunque jugar en el ascenso es difícil. Pero te soy sincero, cobrar en los equipos de estas categorías es muy difícil y para seguir renegando prefiero seguir en el kiosco que gano un poco más.

- ¿Pensás que tu nueva forma de vida podría ser compatible con el fútbol actual?

- Perfectamente podrían ir de la mano. Hay miles de videos de Bob Marley jugando a la pelota, y él dijo mil veces que le habría gustado ser futbolista.

-¿Pero es difícil imaginarse a un rasta profesionalizado?

- Cuesta imaginarse a un rasta jugando profesionalmente en La Bombonera. Lo que pasa es que la gente no sabe nada del rastafarismo; creen que es una religión rara. Es muy fácil que se malinterpreten las cosas; ven a un tipo con dreadlocks y ya les da miedo. Y caen en todo tipo de equivocaciones. Piensan que fumás, o cualquier otra cosa. Pero el rastafarismo va por dentro.

- ¿Además es como que hay valores distintos?

- Sí, claro. La vida rastafari te hace proceder distinto, te lleva a darle más tiempo a lo espiritual, a ese ‘One love’ que decía Bob Marley. Y todo eso choca un poco con la agresividad que hay en el fútbol profesional, que es una verdadera jungla de cemento.

- ¿Qué has cambiado desde que sos rastafari?

- Básicamente cambió mi forma de vida. Algunos piensan que es una religión, pero no. Hace cinco años que soy vegetariano y que no tomo ningún tipo de bebida alcohólica.

- ¿Y ahora qué hacés, además del quiosco?

- Paso música, anuncio algún tema o agito: “¡¿Quieren que esto siga?!”. Meto unos ruidos con las máquinas. Es un estilo bastante Jamaica. Me divierto mucho, la paso lindo con amigos, disfruto.

- ¿Qué música?

- Reggae, Ska, roots, de todo un poco.

- La gente asocia al reggae con la marihuana. ¿Qué pensás?

- No tiene nada que ver. No quiere decir que para ser rasta tenés que fumar. Esa es una idea equivocada que tiene la gente. A mí fumar no me cabe, nunca lo hice ni lo voy a hacer.

- Cuando tocás ¿La gente sabe quién sos?

- Algunos sí y otros no. En Córdoba, un par se me acercaron y me preguntaron: “¿Vos sos el que atajaba?”. Siempre te dicen así: “¿Sos el que atajaba en Boca?”. Además, el ambiente del reggae es bastante futbolero.

- ¿Escuchas reggae local?

- Al reggae argentino me le escapo, mucho no me gusta; prefiero artistas jamaiquinos como Syzzla, King David y otros que quizás acá nadie conoce.

- ¿Extrañás algo del fútbol?

- Jugar y divertirme, nada más.

- ¿Cómo pensás que te recuerdan en el ambiente deportivo?

- No sé, que haya sido un buen o mal arquero eso no me interesa, sólo quiero que me vean como una buena persona.

Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 05:16
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 05:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes