Joaquín Rodríguez

"Nunca voy a hacer política inventando empleos municipales"

Intendente del departamento de Tupungato.

El intendente de la Municipalidad de Tupungato no tiene computadora en su escritorio, tal vez por eso, observa detenidamente el armamento básico de un periodista digital: notebook con tarjeta de Internet, máquina digital de fotos y videos, mp3 y celular con tecnología inalámbrica bluetooth.

- Es increíble, las cosas que inventan. Yo exporto ajo a Brasil y te confieso que no sé manejar una computadora. Yo no entiendo nada.

- Yo tampoco intendente. Todo esto, en el fondo, es incomprensible.

- Ahora estoy aprendiendo. Por lo menos, ya sé entrar a MDZ. Ya he pedido que me compren una de esas, para tener un registro de la gestión a mano. Si no me pongo al día, en tres o cuatro años voy a ser un bruto de primera. 

Vista del despacho de Joaquín Rodríguez:


Joaquín Rodríguez es una persona equilibrada, amable y sencilla. Le gusta más hacer que decir y usar jeanes en lugar de trajes. Ama el campo, sus plantaciones de ajo, pero también conducir autos y motos de carrera. Hombre de campo al fin, cuando alguien le hace un favor, es obstinado en la devolución de gentilezas: Celso Jaque y esta entrevista dan cuenta de ello. No exageramos si decimos que si apenas un treinta por ciento de los funcionarios, correligionarios y lamebotas varios de Jaque tuviera la determinación de Rodríguez para apoyarlo, la gestión provincial sería un barco con el viento en popa.

Joaquín Rodríguez nació en Barcelona hace 48 años. A los dos, el pequeño y sus padres llegaron a la Argentina: “Justamente hoy hace 47 años que zarpamos de España. Cumplí dos años en un barco”. Llegaron, como se decía en aquellos años, con una mano atrás y otra adelante y se instalaron en La Picada, Ugarteche; después se fueron a Anchoris. “Fueron muchos años siempre trabajando al día, al tanto. En 1966, nos instalamos en El Zampal, de Tupungato”.

Los Rodríguez se fueron haciendo de a poco y cada poco ganado se transformaba en metros de tierra comprados en su amado Tupungato. Ahora, tienen cientos de hectáreas entre todos los hermanos.

- Trabajamos mucho en la cosecha. La primera vez que nos fue bien en la chacra, ahorramos y nos compramos una finquita. En esa época, a principios de los ’80, yo era verdulero en Luján de Cuyo, en la calle Colón…  Trabajaba de las cuatro de la mañana hasta las once de la noche. Me acuerdo del frío que hacía y de ir a pelear los precios a la feria. En el ’83, compramos la segunda finca y así la familia fue creciendo.

Ahora, el intendente tiene varias fincas y plantaciones de ajo, papa, zanahoria, tomate, vid, duraznos, nogales e incluso socios españoles y brasileños. El terreno de su casa ocupa dos hectáreas y media, en un departamento en el que, salvo excepciones, aún se puede dejar la camioneta abierta y la llave puesta o la bicicleta en la vereda sin candado.

De pronto, el Joaquín, como le dicen todos, interrumpe la entrevista, responde el teléfono y en persona se ocupa de resolver un sobreprecio de $400 que alguien quiere cobrar a la comuna: “No es lo que arreglamos. Es alguien se quiere hacer el vivo”, dirá. Un rato después, una humilde mujer con tres niños entrará por una puerta lateral de la comuna hasta su despacho y le golpeará la puerta para pedirle cosas, porque sabe que, efectivamente, el Joaquín la atenderá.

- Acá nos conocemos todos. Te parás en la puerta y en cinco minutos, veinte personas se paran a saludarte. A la noche, la gente va a mi casa si tiene algún problema. El compromiso de ser intendente es muy grande.

- Usted tiene dinero suficiente como para no ser intendente. ¿Por qué lo es?

- Es verdad, pago más a quienes administran mis fincas que lo que gano en el cargo. Estoy acá, porque, en definitiva, me gusta. A mí no me interesaba la política, pero me insistieron la primera vez que fui intendente y la segunda, prácticamente me obligaron (risas).

- No le fue nada mal…

- La primera vez gané por el 52% y la segunda por el 50% de los votos. O sea que la mitad de la gente del departamento me quiere acá. Del resto, el 30% me acepta y los demás, no deben quererme.

- Hablando de querencia, debe haber tupungatinas que no le van a perdonar nunca que se haya casado con una tunuyanina.

- Puede ser, pero tenemos una relación espectacular con Tunuyán, especialmente con el intendente Eduardo Giner, a pesar de que es de otro partido.

- Sin embargo, no se nota que los tres departamentos del Valle de Uco trabajen integrados. Por ejemplo, no tienen una propuesta turística común. ¿No está faltando que se sienten los tres intendentes?

- Está faltando un poco, sí, aunque se ha intentado. Tengo que ser prudente con lo que voy a decir, pero quizás no ha sido a causa de los tres municipios… Hay que analizar también el rol de los prestadores de turismo en la región. Y eso que el escenario es inmejorable. Acá, en Tupungato, además del megaproyecto turístico Tupungato, Wine &Golf, se van a construir tres o cuatro hoteles y la La Rural va a construir una bodega. El impacto en la mano de obra va a ser tremendo, en un departamento en el que el 90% de la zona apta para emprender está en producción efectiva. Acá, en cinco años, se han construido entre quince y veinte bodegas y hay 7.000 hectáreas más de vid.

- Parece que este lugar es el paraíso. ¿Le parece que hablemos de esto?

- Ningún problema.


El paraíso


- El mundo entero está preocupado por la situación financiera. Los gobernadores quieren más plata de la Nación y los intendentes quieren más plata de la Provincia. Sin embargo, usted luce optimista y se da el lujo de decir que no quiere plata y que, si viene, mejor, pero que no la necesita…

- La verdad es que estoy tranquilo. Tenemos las cuentas equilibradas y dinero en reserva. Estamos armando el nuevo presupuesto y, si bien no va a ser tan holgado como el año pasado, vamos a estar muy bien. Con muy buena proyección y muy buena optimización de los recursos. Hay que evaluar dónde poner la plata. Si sirve, hay que ponerla y si no sirve, no hay que ponerla.

- Es una persona muy medida.

- En esta última elección, yo me manejé con sólo cuatro promesas de campaña. Todos me decían que era muy poco. Mis candidatos ofrecían muchas más alternativas que la que yo ofrecía. Prometí:

1) Cuneta, cordón y banquina en Altos Cordón del Plata y ya está la empresa trabajando. Además, ya hicimos una perforación en este distrito para un nuevo acueducto y agregamos 58 viviendas más. Este distrito ya tiene un 50% más de lo que les prometí.

2) En Gualtayarí, la gente tomaba agua medio clara en invierno y en verano, directamente barro. A ellos, ya les hicimos el acueducto. Ahora, estamos detrás de conseguir transformadores de energía. Además, si llegamos a construir el dique Río las Tunas, se podría incluso asfaltar la ruta.

3) Cloacas y asfalto para San José. Ya está la licitación adjudicada y la empresa próxima a comenzar a trabajar.

4) Un centro de estudios superiores, que el departamento no tiene. Yo dije que lo iba a hacer como fuera, con fondos municipales, de la Provincia o de la Nación. Bueno, ya hemos conseguido el 80% de los recursos para esta obra y estamos largando la licitación dentro de unos días. Quizás para el cumpleaños de Tupungato podamos hacer la apertura.

Esto es lo que yo prometí. Algunas cosas van a quedar terminadas y otras a poco de terminar. Y quedan muchas cosas por hacer, como el asfalto completo de la calle Filippini y 50 kilómetros de gas ya hechos, que para Tupungato no es poco. Ya casi tenemos todo el departamento con gas y casi todo el departamento con agua, hasta en las zonas rurales. Aparte, el gobernador ya licitó la ruta 86 y el primer tramo de la ruta que va a Potrerillos.

- Este lugar es el paraíso, ¿cómo hago para vivir a Tupungato?

- Ahorre mucha plata, porque se ha puesto muy caro este departamento.

- Ya que recién mencionó a Jaque, ¿podemos hablar de él?

- Con gusto.


Jaquista


- ¿Cómo se definiría políticamente: peronista, justicialista o directamente jaquista, si es que el jaquismo existe?

- Yo soy jaquista; que quede claro. Jaque me convocó a trabajar. Es a quien decidimos apoyar y lo vamos a seguir apoyando. En esto quiero ser directo. En otros medios, ha salido que yo estoy armando una línea interna de debate y discusión con algunos intendentes…

- Miranda, de Las Heras, y Abraham, de Guaymallén…

- Sí. Yo no niego que haya estado reunido con ellos, pero mi decisión es apoyar a este gobierno. No estoy siendo parte de ninguna línea interna. Tengo una excelente relación con este gobierno y lo voy a apoyar estos cuatro años, del mismo modo que el gobernador me está apoyando a mí.

- Esto no quita que usted pueda junto a otros intendentes plantear algún tipo de diálogo político interno.

- No. Yo voy a estar con el gobernador. No voy a estar en otro lugar que no sea el lugar donde está el gobernador.

- ¿Entonces, esos intendentes no comparten el lugar y las decisiones del gobernador?

- Puede ser una postura alternativa, pero yo lo voy a debatir de otra manera. Trabajando de otra manera. Y lo hablaré con el gobernador cuando nos reunamos, como ya lo hemos charlado en otras ocasiones. Yo debato con el gobernador, nunca enfrente ni armando una línea interna. Es mi estilo y quiero que quede acá, marcado, en este medio de comunicación, al que agradezco la oportunidad de decir esto que pienso.

- Parece que tenía ganas de decirlo.

- Yo agradezco la pregunta, porque quería dejar en claro mi postura. Voy a estar con el gobernador para devolverle un poco de las muchas cosas que él me ha dado. Yo no quiero ser gobernador, ni diputado…

- Mire que andan haciendo falta ministros. ¿Le gustaría?

- Yo tampoco quiero ser ministro. Yo quiero gobernar Tupungato estos tres años y después miraré para adelante. ¿Sabe una cosa? Estoy pasando por el mejor momento de mi gestión. Yo califico la gestión 2008 como la mejor que he hecho desde que soy intendente, ya por mi segundo mandato. Y se viene un 2009 muy lindo, con muchas obras para Tupungato.

- El apoyo de Jaque a usted viene desde hace por lo menos cinco años.

- Es verdad. El me ayudó en mi primera elección. Yo me bajé del tractor y me convertí en candidato y él vino muchas veces desde Malargüe a apoyarme, cuando estábamos con Amstutz. Por eso, no me olvido y eso se lo he aclarado a él: lo voy a acompañar.

- Es insistente…

- Sí. Voy a estar con Jaque a rajatablas.


No, no y no


- ¿Cuál es su postura en cuanto a la problemática minera?

- La postura del intendente y del Consejo Deliberante de Tupungato y también de los otros departamentos del Valle de Uco es no a la minería contaminante. Cuando el gobernador Cobos dijo que los municipios iban a decidir si habría minería a cielo abierto, decidimos que no. Y dijimos que no todos los departamentos del Valle. Acá no queremos nuestras napas contaminadas.

- Estaría bueno que los tres departamentos también se reunieran para hacer otras cosas en conjunto…

- Sí, pero no todos tenemos el mismo discurso.

- Usted ha dicho que le sobraron ocho millones de pesos… ¿No hubiese sido mejor gastarlos en obras para Tupungato?

Video respuesta de Joaquín Rodríguez:


- Somos la única municipalidad del país que pagan quincenalmente sus salarios.

- ¿Por qué?

- Si a usted no le alcanza el sueldo y el día veinte se queda sin plata, tiene que esperar diez días hasta cobrar. En cambio, cobrando quincenalmente reparte esos diez días en dos y es más llevadero. Así, se mantiene más activo el comercio durante todo el mes.

- ¿Cómo están las deudas de Tupungato?

- Saneadas. Nosotros no tenemos deudas y tampoco vamos a endeudarnos. La única vez que quise endeudarme para hacer un acueducto, no me lo permitió el Consejo Deliberante. Nosotros apenas tenemos afectado alrededor de un 40% del presupuesto para personal, incluyendo los contratados. En otras comunas, el 70 u 80% del presupuesto se va en sueldos. Por eso es que acá hacemos tantas obras y hasta ahorramos plata.

- Es su manera de hacer política.

- Sí. Y yo nunca voy a hacer política inventando empleos municipales.

 

Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 18:43
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 18:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California