Dalmiro Garay

¿Quién es el superministro de Cornejo que podría convertirse en juez?

Ministro de Gobierno.

Sin dudas es el ministro del momento. No sólo porque su nombre resuena en el Gobierno como uno de los posibles candidatos para integrar la Corte, sino también porque está encima de la reforma judicial y de las negociaciones salariales con los sindicatos. Se trata de Dalmiro Garay (45), el super- ministro de Gobierno - Trabajo y Justicia de Cornejo, quien ante la consulta sobre si podría convertirse en juez, se muestra predispuesto: "Como para cualquier abogado, integrar la Corte es una aspiración y un honor".

Dalmiro Garay entrevista con MDZ 9

Garay abrió las puertas de su despacho en el tercer piso de Gobierno. 

Con el mate a su derecha y el libro Justicia Colectiva de Ricardo Lorenzetti a su izquierda, Garay se animó a un mano a mano con MDZ. En una extensa charla, pasó revista a los temas que sí o sí repercuten en su ministerio: reforma judicial, paritarias, ítem aula, reelección del Gobernador y reforma de la Constitución, entre otros. En un fragmento, y luego de pensarse como magistrado, deslizó (incluso) que no descarta sentarse en el Sillón de San Martín.

Dalmiro Garay entrevista con MDZ 6

"No es una Corte que necesitemos doblegar"

Poniéndose el proyecto de Juan Carlos Jaliff al hombro, Garay hizo una extensísima defensa de la reforma a la Corte. Haciendo docencia dijo que "ante todo, es constitucionalmente posible"; seguidamente, cuestionó los debates "sin contenido, basados en eslóganes"; luego, repasó las Bases de (Juan Bautista) Alberdi y concluyó en que, a nivel de gestión, desde el Gobierno vieron que el problema principal era la inseguridad y que el mismo no podía ser resuelto sólo desde la prevención sino que, necesariamente, debía afrontarse desde el sistema punitivo. 

"Entonces nos fuimos a la Justicia y empezamos un largo camino de reformas. Revisamos la preventiva, metimos plata al sistema penitenciario, en efecto estamos haciendo dos cárceles y hemos reformado San Felipe, a los jueces les planteamos un cambio de la cosmovisión. En el recorrido, fuimos subiendo a la Corte y nos encontramos con que tiene una estructura que nos llevaba a dos opciones: hacer una copia de la estructura nacional en donde todo se resuelve en pleno y en donde sí hay mayorías automáticas; o, la segunda opción, respetar la estructura provincial pero bajo un esquema en donde se priorice lo penal", intentó traducir el proyecto de Ley de Jaliff que esta semana quedó frenado en Diputados y que busca sumar dos ministros a los siete que integran la Corte para dividir el trabajo en tres salas con tres magistrados al frente. 

Continuó Garay: "Veo que limitan el proyecto de Jaliff a los dos miembros pero va más allá. Al formar tres salas, el concepto de la 'Corte adicta' en una distribución de salas no existe porque los miembros van a entrar en salas conformadas con los miembros que ya están y no va a haber mayoría. Por eso digo que los debates son muy livianos".

"Esta Corte nunca nos ha fallado en contra, salvo el hábeas corpus de principio de gestión (sobre prisiones preventivas), no hemos tenido una Corte que haya puesto en conflicto políticas públicas de este Gobierno. Por lo tanto, este Gobierno no tiene intención de cambiar la Corte ya que no es que vengamos de una seguidilla de fallos adversos para el Ejecutivo", buscó aclarar que la reforma no tiene una intencionalidad político-partidaria.

-¿Quiere decir que ya tienen una Corte "en sintonía"?

-No. Lo que digo es que jurisdiccionalmente está bien la Corte. Insisto se bucea muy en superficie, hay que bajar y mirar con detenimiento el proyecto. Es un proyecto muy razonable que busca transparencia. Insisto, no es un proyecto aislado el de Jaliff sino que viene a concluir con una serie de reformas que se iniciaron y que lejos de pensar que es una Corte que está en contra del Gobierno, podemos tener discusiones a nivel doctrinario pero no es una Corte que sea necesario doblegar, para nada.

Dalmiro Garay entrevista con MDZ 8

-Su nombre es uno de los que suena para integrar la Corte

-No me lo ha transmitido el Gobernador.

-Pero... ¿está al tanto?

-Bueno, sí. Leo los diarios y veo que se ha planteado mi nombre pero el Gobernador no me ha dicho nada.

-Bueno, pero ¿le interesaría?, ¿se imagina ministro de la Corte?, ¿lo pensó en algún momento?

-Como abogado y hombre del Derecho; me he dedicado a estudiar; en la Asesoría de Gobierno siempre he tenido una labor técnica; como cualquier abogado creo que integrar la Corte es una aspiración y un honor. De todos modos, estoy muy tran... (se interrumpió y corrigió) muy contento en lo que estoy haciendo. Me parece que desde este lugar se transforman muchas cosas. Pero, insisto, para cualquier hombre del Derecho a quien vos preguntes, la Corte sería un buen lugar para estar.

Dalmiro Garay entrevista con MDZ 12

La relación con Cornejo

-¿Cómo es el vínculo cotidiano con el Gobernador, considerando que más de un funcionario resalta su carácter obsesivo con la gestión?

-Es correcto eso. Es una persona que está permanentemente pendiente de todo. Hace poco, me dijo que la relación que tenemos es como si hubiéramos militado hace cuarenta años juntos y eso porque hemos logrado una buena sinergia. Cornejo, primero que nada, conduce pero antes de tomar decisiones escucha. Siempre escucha. Siempre te pide una opinión y se discute. Él no desprecia lo técnico, muy por el contrario. Lo que me gusta de trabajar con él es que se puede pensar a largo plazo.

-Un error y un acierto de sus casi dos años de gestión

-Estamos acertando, en general, en la política de servicios públicos. En la gestión de recursos. Estamos poniendo plata en donde hay que poner: salud, educación, seguridad, empleo público. Apenas asumimos nos encontramos un incendio y lo apagamos. El segundo acierto es que nos hemos dado el tiempo de trazar políticas de alto vuelo. Todas las reformas desde la Ley de Procedimiento Administrativo que tenía casi 40 años, al Código Procesal Civil, al Código Procesal Penal, ahora el Código Procesal Laboral, son políticas públicas de 20 años que las encaramos en 2.

-Y un error...

-En la paritaria con el Sute, cuando se hizo el ítem aula, me parece que hubo un error comunicacional de nuestra parte con los docentes. Nos equivocamos. Dejamos que la comunicación la llevara el sindicato y eso generó que tuviéramos un rechazo inicial que nos llevó a tener fricción con el docente.

-Hay margen, a esta altura, ¿para instalar el tema de la reelección del Gobernador?

-No; no hay forma jurídica de hacerlo.

-¿Se quedan con gusto a poco en ese sentido?

-Bueno, no poder tener la reelección de Cornejo no significa haber abandonado la idea de reformar la Constitución. Yo estoy convencido que cuatro años es poco para un Gobierno. El gobernador lamentablemente no va a tener reelección y digo que es lamentable porque sabe armar equipos y tiene una visión estratégica. De hecho, que hoy esté acá no es azar lo pensó varios años antes.

Dalmiro Garay entrevista con MDZ 10

Garay, ¿sucesor de Cornejo?

-Pensando en 2019... ¿usted podría ser un sucesor de Cornejo ?

-No. No se me ha ocurrido. No está en mis planes.

-Bueno pero si es por "planes"... ¿alguna vez estuvo en sus planes estar al frente del Ministerio de Gobierno?

-No, tampoco. Nunca tuve pensado ser ministro.

-Bueno... entonces... ¿son cargos que pueden ir llegando?

-No lo descarto pero no lo busco. Me parece muy aventurado. Son debates que quitan tiempo a la gestión y no queremos que eso pase.

Dalmiro Garay entrevista con MDZ

Ítem aula, paritarias, aumentos

-Se viene el fallo del ítem aula... ¿qué esperan de la Justicia?

-Esperamos que sea justo. Estamos convencidos de que no hemos generado una norma inconstitucional como planteó el sindicato. El ítem no ha implicado una avasallamiento de derechos; los docentes a partir del ítem tuvieron un aumento superior y nos parece que el sistema demuestra que ha funcionado y que no genera inequidades.

-Teniendo en cuenta lo que usted decía recién que esta Corte no les falla en contra... ¿esperan el visto bueno?

-Lo único que espero es que la Corte encare el tema con seriedad. Creo que va a ser así. Es decir, no es que hagamos normas inconstitucionales sabiendo que lo son.

-En tiempos de paritarias, ¿qué aumentos se vienen para los gremios?

-Van a estar en el orden de la oferta que ya hemos hecho, del 14 por ciento en tres tramos.

-Teniendo en cuenta el rechazo reiterado del SUTE, ¿podrían recurrir al decreto de incremento?

-Siempre vamos a privilegiar el diálogo. Lamentablemente esta conducción del SUTE está privilegiando lo contrario. De hecho, hoy (por el miércoles) en plena paritaria, el SUTE va al paro. Esa actitud no sólo habla de mala fe sino que además pensé que esta nueva conducción iba a ser más razonable que la anterior que tenía una mochila política.

Capítulo dedicado a los rebeldes

-Con los planteos que han hecho los díscolos radicales, primero, y los socios del PD y del Frente Renovador, después, ¿tambalea el Frente Cambia? ¿tendría que darse más tiempo a los debates?

-Es posible que habría que abrir más ámbitos de debate pero también es cierto que tenemos cuatro años de gestión. No creo que esté peligrando el Frente. Lo que sí hay que discutir con mayor profundidad porque comparar a Cornejo con Kirchner o Menem... me parece que hay que elevar las discusiones.

-¿Se confían mucho en las mayorías y por eso no dan tiempo a los debates?

-Confiamos en que los proyectos son buenos.

-¿Cornejo está preocupado por esta situación y por la reforma que no sale?

-Le preocupa, como a mí, que los debates sean tan livianos.

-Eso es soberbia.

-No, bueno... Confiamos en que planteamos reformas razonables y en que los proyectos son buenos. Y digo que son buenos en el sentido que están bien intencionados y que los elabora gente con mucha solvencia técnica.

***Garay (45) nació en San Juan. A los 18 se cruzó a Mendoza para estudiar Derecho. Inspirado por su papá, quien fue intendente de Jáchal por el radicalismo y cautivado por los discursos de Raúl Alfonsín, se metió a militar en la Franja Morada. En 2002 se recibió de Abogado en la UNCuyo y años después, en 2014, se convirtió en Magíster en Derecho Administrativo de la Economía. Arrancó en la función pública como asesor técnico-administrativo en Diputados de la Nación y en el Consejo de la Magistratura de la Nación (1998-2001). Fue asesor letrado en la DGE (2002-2003) y director de Asuntos Jurídicos de la DGE (2003-2007). De 2007 a 2015 se desempeñó como abogado auxiliar en Asesoría de Gobierno y en la actualidad, además de ser el "superministro" de Cornejo, da clases en un curso de posgrado que dictan la UNCuyo y la Católica en conjunto. Cuenta que para desestresarse agarra la bici y se refugia en su mujer y sus dos hijas***

Opiniones (2)
16 de diciembre de 2017 | 14:42
3
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 14:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Pereyra, NIven y Priore no den marcha atras , esto que quiere cornejo ya lo saben todos y tiene solo fines releccionarios , ampliar la corte solo le sirve a el para cuando entre el pedido de reeleccion y tenga mayoria automatica para que lo autoricen a postularse nuevamente como gobernador, lo demas ampiar la corte para destrabar el trabajo es puro biribiri, para la gilada. No somos estupidos .
    2
  2. Salvo por el curso de posgrado que dicta ahora, este tipo siempre tuvo conchabos en el Estado, no sabe como vive, piensa y siente el ciudadano de a pie... y... A LA SUPREMA CORTE!!?? Dejate de joderrrrr!
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho