Montserrat Domínguez

Un periodismo que deja de mirar al resto por encima del hombro

Directora del diario digital El Huff de España.

> Escuchá esta entrevista haciendo clic aquí  

El Huffington Post de España cumple 5 años. Es la versión española de una empresa que nació en 2005 en Estados Unidos y que ya en 2006 estaba entre los medios más influyentes de EEUU y, por lo tanto, del mundo. MDZ en agosto cumple 10 años como medio nativo digital. Y para hablar de estos temas, nos comunicamos con la directora del "HuffPost", Monteserrat Domínguez (Madrid, 1963).

- ¡Felicidades para ustedes también!

Montserrat huffington

- Bueno, nos tiramos flores entre ambos. ¿Qué tal ha sido esta experiencia? Porque vos venís de trabajar de medios radiales y de repente te pusiste a dirigir un medio digital.

- Fue un poco una locura. No se entendía muy bien por qué dejaba la radio y mi trayectoria y sobre todo, porque yo no tenía un perfil como periodista especialmente digital. Utilizaba como todos las herramientas que tenía a mi alcance, pero no era un periodista nativo digital. Sin embargo, me pareció que era una oportunidad fabulosa para entrar en contacto con un mundo en el que yo veía que era hacia donde avanzaban todos los medios. Porque también la televisión, también la radio y no solamente los medios escritos, están en el mundo online. Me pareció que era una oportunidad única el zambullirme allí. Y así empezamos: con una redacción muy pequeña, yo era la única que no venía de ese mundo, pero la redacción, que es el músculo de una compañía que pretenda ser importante, tenía talento joven. Y a partir de él hemos ido construyendo en estos cinco años un medio que ya es un punto de referencia entre los medios digitales en España.

- Seguramente también han tenido el debate y la división entre los que discuten nuestro rol, porque un medio digital requiere mucha más "comunicación" que "información", porque también entretenemos. Nuestros públicos son personas que desean informarse entreteniéndose. ¿Ustedes han detectado ésto? ¿Qué piensan de estas cuestiones?

- Además, ha habido alguna resistencia de periodistas clásicos, que tendían a mirar por encima del hombro a los periódicos digitales. Pero el fondo, tú abres un periódico de papel y tienes el horóscopo, crucigramas, la programación de radio y TV, viñetas que no son solo de contenido político o informativo. Es decir: no solamente hacemos periodismo en los medios de comunicación. Es verdad que las redes sociales transmiten mucho más rápido informaciones que son divertidas, curiosas, animales, celebrities..., todo eso se comparte mucho en la red, pero forma parte del universo en el que se han medido siempre los medios. Lo importante es saber qué tipo de información quieres participar como medio y en torno a ello, cabe todo, absolutamente todo. Informaciones más livianas, banales, irónicas, más divertidas. Porque en el fondo a todos nos interesa conocer la última actualidad política, por supuesto que los escándalos de corrupción o la actualidad económica que tanto nos afecta, pero también estar al tanto de las tendencias y de las cosas más "disfrutonas" que transitan por la red.

- Dirigiste este diario después de esta manifestación masiva allí en la Puerta del Sol en Madrid de los "indignados". ¿Tiene algo de ese movimiento?

- Mucho, mucho. Y te voy a explicar por qué: en la prensa tradicional costó informar qué pasaba, aunque los medios tradicionales informaron. Pero como no se articulaba políticamente todo lo que ocurría en aquellos momentos en las formas tradicionales, es decir, un partido político, un movimiento, una asociación, un líder, un portavoz. Como todo eso no existía, un poco la tendencia de los medios tradicionales fue considerar que esto ha sido "un sarampión" una demostración de jóvenes airados. Pero resultó ser de jóvenes y no tan jóvenes, porque había también mucha gente mayor en las plazas protestando. Los miraron de nuevo por encima del hombro y no les dieron valor. El hecho de tener una redacción tan joven, tan liberada de cargas, de mochilas, de peso encima, hizo que El Huffington desde el primer momento fuera muy sensible a lo que estaba ocurriendo en la calle. Y el hecho de tener blogs en los que invitábamos a escribir a cualquiera que quisiera contarnos algo interesante, aunque no tuviera un cargo, aunque fuera solamente un estudiante o sencillamente un profesor; un ama de casa, un policía o un artista, todo ese microcosmos que se ha creado en los blogs con gente que se preocupaba, que se indignaba, todo eso ha contribuido a hacer del Huffington un espacio en el que las opiniones eran muy plurales, muy libres y sensibles a los cambios que estábamos viviendo a nivel social y político en España. Por eso hemos aguantado estos cinco años y yo confío que muchos más. Hemos sabido dar voz a quienes no la encontraban fácilmente en los medios de comunicación tradicionales.

- ¿Cuál es tu perspectiva sobre la consecuencia política que tuvieron aquellas movilizaciones y que terminaron plasmándose en Podemos? ¿Cómo vez hoy a esa fuerza, teniendo en cuenta que se está hablando de una posible alianza con el PSOE?

- Lo que ha conseguido Podemos es algo absolutamente extraordinario. Es pasar de cero a convertirse en la tercera fuerza parlamentaria, además de gobernar en varios ayuntamientos, en la mayoría de ellos en coalición con o apoyados por el Partido Socialista, en ayuntamientos como Madrid o Barcelona, y estamos hablando de las dos grandes ciudades españolas y otras muchas más: están Cadiz, Coruña... Eso es un movimiento telúrico que no se había vivido en la política española prácticamente desde que se afianzó la democracia, y ahora etsamos recordando los 40' años de las primeras elecciones democráticas tras la muerte del dictador Franco. Han revitalizado y captado para la política a muchos jóvenes que sentían que la política era una cosa de sus mayores en la que ellos no tenían nada que ver y luego muchos no tan jóvenes que estaban bastante desencantados, que gracias a Podemos han recuperado la ilusión por cambiar las cosas, con un discurso diferente, mucho más directo. "Populista" lo llaman algunos y sí, tiene componentes populistas pero desde luego han sabido leer también al país en un momento en que los partidos tradicionales no acertaban. Eso ha empujado a un cambio importante dentro del PSOE y este mismo fin de semana se ha confirmado su nuevo líder y su tono es absolutamente próximo a Podemos. De hecho, ha absorbido parte del mensaje de Podemos y lo ha hecho desde el PSOE. Ambos tienen claro de que a pesar de que son rivales en el mismo espectro político, tienen que entenderse. Tendrán que hacerlo si quieren ponerle difíciles las cosas al gobierno conservador, si quieren seguir avanzando en política municipal porque dentro de dos años hay elecciones municipales. Yo creo que han venido para cambiar el mapa político español y de momento lo están consiguiendo.

- De estos minutos de diálogo queda la idea de que las sociedades están esperando nodos en donde puedan hacerse oír. ¿Nuestros medios se han vuelto en un centro distribuidor de mensajes desde todos los costados de la conversación que tiene la gente? ¿No te parece que es una forma de democratizar la información?

- ¡Absolutamente! Podríamos hablar de infinitas cosas preocupantes que hay en este nuevo mundo en el que Facebook y Google se comen todo. Pero algo que yo considero esencial que ha cambiado sustancialmente, que ha venido para quedarse como lo saben ustedes en MDZ y nosotros en El Huff, es que ya no solo somos los periodistas lanzándoles mensajes a los lectores. Esto es una revolución. Ahora los ciudadanos quieren expresar su opinión, escribirlo en las redes, quieren verlo también reflejado en los medios...

- Sin intermediarios...

- ... Hay un flujo permanente entre ellos y nosotros, entre los protagonistas de toda la vida: políticos, académicos, intelectuales, artistas, pero también la gente que se suma a lo que nosotros llamamos "tablas de nodos", esa especie de conversación global en la que antes los oyentes de radio solo podían participar de vez en cuando, los lectores mandaban una carta al director que a lo mejor con suerte le publicaban. Eso es el pasado. Ahora intervienen de manera activa. Yo creo que los medios cuanto más sensibles seamos a permitir que nos utilicen esas voces para llegar a más gente, más habremos sido capaces de captar el nuevo sentido de los tiempos.

- Nos quedará ver qué hacemos ahora con Facebook y Google...

- Bueno, es tremendo, porque me imagino que la realidad de ustedes es muy parecida a la nuestra. Todos los medios nos hemos vuelto dependientes a niveles preocupantes de Facebook como la gran plataforma de distribución de contenidos que, al mismo tiempo, con sus algoritmos, marca qué se lee, cuántas personas las ven y todos trabajamos para Facebook. Lo hacemos para que nuestros contenidos se lean, se compartan... Nos parece fabuloso, porque da un impulso global que antes solamente tenían muy pocos medios de comunicación y hoy cualquier medio chiquito puede utilizar ese profundo altavoz. Pero bueno, en Estados Unidos también provoca interferencia porque pierdes un poco el control de hacia dónde quieres que vaya tu contenido. No sabemos hasta qué punto nos compensa ser socios en el camino y al mismo tiempo tener una misma distancia para que no nos engullan. 

 La noticia del nacimiento:

En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos