Marco Enríquez-Ominami

Marco Enríquez-Ominami: "La izquierda está siendo derrotada por su propio éxito" y "la corrupción es irrelevante"

El candidato a presidente de Chile por el PRO sostuvo en diálogo con la "Mesa MDZ" por MDZ Radio que "la corrupción es irrelevante"

 Marco Enríquez-Ominami es candidato a la presidencia de Chile por tercera vez y, ya sea por autoconfianza o marketing, le dijo a MDZ que va a ganar. Habló con la "Mesa MDZ" y explicó por qué su partido, el PRO chileno, no tiene absolutamente nada que ver con el PRO argentino de Mauricio Macri. "Su" PRO viene de "Progresistas" y él mismo se calificó como "un hombre de la centroizquierda que busca la unidad latinoamericana".

> Hacé clic aquí para volver a escuchar la entrevista completa

A lo largo del diálogo, defendió la "inocencia hasta que se demuestre lo contrario" de Cristina Kirchner frente a las múltiples acusaciones de corrupción que acumula en su contra, valoró pero criticó a Michelle Bachelet y dio una insólita definición de política y corrupción, digna de debate.

La izquierda: buena pero torpe

Ominami

Enriquez-Ominami opinó, sobre lo sucedido con el chavismo en América Latina que "la izquierda latinoamericana está haciendo un camino derrotada por su propio éxito". En ese sentido, fundamentó que "en una década pasamos del 43 por ciento de pobreza al 27 por ciento en promedio, la inflación por el medio y controlada, un buen desempeño de la economía, en una década que se ha crecido en promedio 4 puntos".

Para el candidato presidencial chileno lo que pasó es que "la gente que era vulnerable pasó a clase media y la clase media tiene otras exigencias y creo que los gobiernos progresistas han sido profundamente incapaces de responder a las nuevas aspiraciones: el tipo de cambio del dólar, en fin, desafíos gigantes de los que no somos capaces de hablar.

La izquierda que gobernó -dijo- tiene un desprecio no confesado por la clase media, y las clases medias son igualmente importantes", resaltó.

Ominami

Además, valoró que "sin estos gobiernos progresistas no hubieran habido estos niveles de reducción de la pobreza, como pasó en Venezuela en su momento y pasó en un conjunto de países". Agregó que "lo que no se redujo fue la desigualdad, que es el caso de Chile, pero la pobreza se ha reducido: en Chile pasamos del 43% al 13%, según lo ha reconocido la Cepal". Por ello consideró que el progresismo latinoamericano "no logra comunicar ni encarnar su proyecto de reducción de la pobreza con crecimiento económico".

"Sería injusto borrar de un plumazo el esfuerzo de Unasur y Celac", dijo en la entrevista con MDZ.

"Ahora que está la derecha en el poder, Temer está a un milímetro de caer preso", acusó y acusó a Pedro Pablo Kucisnki de Perú de "tener hechos de corrupción gravísimos". "Está muy difícil gobernar", indicó Enriquez-Ominami, aunque aclaró que "le pasa a la derecha y a la izquierda".

Sobre Michelle Bachelet expresó que "respeto sus intenciones, valoro su fuerza, pero no comparto los caminos que eligió: son deficientes y por eso hay una gran desconfianza ciudadana en su gobierno".

La corrupción y su admirada Cristina Kirchner

Ominami cristina

Para Enríquez-Ominami, "el factor corrupción" en Latinoamérica "importa pero de ninguna manera es relevante: fíjese que Menem fue reelecto, Sebastián Piñera va arriba en las encuestas, hay coimas en la Argentina... no sé si es un factor relevante. Lo relevante es ver quién está más preparado para conducir hacia más justicia".

Sobre su admiración a Cristina Fernández de Kirchner, manifestada cuando ella gobernaba, el candidato trasandino eludió la respuesta directa a la pregunta sobre su aprecio a la exmandataria argentina: "En el caso de Cristina Fernández, ella expresó su apoyo a Bachelet, así que deben preguntarle a Bachelet. A mi no me apoyó. Decidió venir a Chile a proclamar a Bachelet y estaba en su derecho. Ellas se apoyaron mutuamente. Yo la conocí. Tuve una conversación con ella y Néstor en 2010, muy intensa, poco antes de que muriera. Sigo pensando que le hicieron un bien enorme a la Argentina en el año 2001".

"Sigo creyendo en la presunción de que es inocente (de las acusaciones judiciales) hasta que se demuestre lo contrario", subrayó Enríquez-Ominami. "Como candidato -dijo- le tengo que decir que la corrupción es inaceptable; pero como 'comentarista', tengo que decirle que es irrelevante. No se explica si no cómo son elegidos presidentes corruptos y son reelectos".

Qué es la corrupción

El candidato presidencial chileno por el PRO sostuvo que "es inaceptable que gobiernos les hagan favores especiales a empresas, que empresarios corruptos hagan negocios turbios con otros empresarios y propongo que haya nuevas figuras penales para que se castigue la corrupción entre empresas".

Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 15:23
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 15:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho