Ezequiel Gatti

"Es muy fuerte que un preso de 44 años te diga que le estamos dando su primer trabajo"

Socio de la fábrica Xinca, que trabaja con personas privadas de su libertad.

El gobierno mendocino lanzó la idea de que los presos trabajen, pero la ley ya lo establecía y, de hecho, muchos ya lo están haciendo. Uno de los proyectos tiene una pata privada que le da un contexto de apertura y de potencial salida laboral para cuando cumplan con su condena: la desarrolla Xinca, fábrica de alpargatas sustentables.

Con uno de sus socios hablamos en la "Mesa MDZ" de MDZ Radio, que se emite de lunes a viernes a las 20.15. Se trata de Ezequiel Gatti. Esta fue la charla que mantuvo en la radio:

Mesa horizontal

- En Xinca los presos ya trabajan. Contanos en qué consiste la tarea.

- Lo primero que tengo que contar es que tenemos un acuerdo con la Unidad Penitenciaria Productiva. Es bueno decir que ya se cuenta con un área que está pensando en qué van a hacer los internos cuando recuperen la libertad. A partir de allí, lo que hacemos es desarrollar sus actividades. Lo que pensamos es que el trabajo es un medio hacia la resocialización. Es también empezar a tener una solución a lo que es la inseguridad. Primero creo que el trabajo, como todos los hábitos, es algo adquirido y como falla social, hay muchas personas que no están recibiendo ese "input" como dato. Esta es una oportunidad: que trabajen, que es mucho más que aprender un oficio. Tenemos que incorporar que el trabajo es una alternativa a la inseguridad que tenemos.

- ¿Esta propuesta fue de ustedes o el gobierno fue quien los convocó?

- Las dos cosas. Somos una empresa que está concebida para generar oportunidades de trabajo y, además de trabajar con gente que está privada de su libertad, lo hacemos con algunas organizaciones sociales a las que les acercamos el trabajo a sus propios domicilios. Ya existía esta figura, que está a cargo de Juan Pablo Rodríguez y que consiste en poner en funcionamiento los talleres propios  y que se sumen empresas privadas. Nosotros propusimos que no solo nos animaríamos a enseñar un oficio y el hábito del trabajo, sino estudiar e ir aprendiendo qué posibilidades hay que dar integración a la población. Nadie anhela lo que no conoce: ese es el punto de partida para dar trabajo. Ahora estamos trabajando tanto con el Ministerio de Seguridad para ampliar un taller, sino que incluso en uno de los lugares podamos desarrollar otro tipo de actividades.

Mesa 1

- ¿Cómo ha sido la experiencia?

- Es difícil. Es mucho más ardua que llevar un emprendimiento "normal" y eso hace que las cosas sean un poco más lentas. pero también encontrás casos muy interesantes en las que hay gente que quiere aprender, quiere trabajar, seguir trabajando. Allí estamos encontrando una luz. 

- Cuando cumplan las penas, ¿te los llevarías a tu empresa?

- La verdad es que nosotros aspiramos a solucionar su problema de empleo cuando salgan. De hecho, tenemos un proyecto piloto con gente trabajando y es muy interesante como funciona. Es difícil hablar de los privados de libertad. Cada uno tiene su caso y su historia. pero hay muchos que empiezan a transitar un proceso de cambio, entendiendo que el trabajo es lo correcto. Como anecdótico, es muy fuerte cuando uno empieza a tener relación y un interno de 44 años te dice: "Es la primera vez en mi vida que tengo un trabajo". Este proceso es la muestra de que debemos seguir trabajado. Una persona privada de libertad, una persona en situación de calle o un niño merecen nuestra atención.

- Más allá de la enseñanza de un oficio, ¿cómo es la retribución?

- Hay una ley mediante la cual tenemos un acuerdo con la unidad productiva y ellos son los encargados de administrar ese dinero de los internos. En algún momento le planteamos al gobierno la posibilidad de que se pueda mejorar esa suma, porque fue pensado sin tener en cuenta la inflación y eso stá en una ley, difícil de modificar. Es una capitalización que tienen desde hace 3 años para cuando recuperen la libertad que no termina representando una gran cifra.

- ¿Cuáles son las principales carencias de un trabajador tomado en la cárcel?

- La población es súper diversa. no es lo mismo es que está procesado a el que tiene una condena firme. Los que tienen una condena en firme empiezan a transitar un proceso que me parece que es más interesante.

xinca

- Esto de que alguien a los 44 años te confiese que es la primera vez que tienen un trabajo: ¿No hubiese sido mejor un plan para que trabaje la gente fuera de la cárcel para no caer en ella? ¿Un plan para que nadie cometa el primer delito?

- No son cosas excluyentes. Hay que pensar en que la gente que está privada de libertad empiece a trabajar sin importar la edad que tenga. Y también en lo otro. Hay muchas falencias que son superestructurales y sistémicas. La Argentina ya tiene una cuarta generación de una casa que fue regalada por alguien. Una quinta generación si te hace el planteo de que se la deben regalar, hay que entenderlo. 

- ¿Los consumidores mendocinos tomamos como valor lo social?

- Primero, Mendoza tiene un grupo de emprendedores que han sido pioneros en la idea nacional de hacer empresas distintas, como el caso de El Arca. Pero aparte hay una cantidad de empresarios que tenemos en Mendoza, como Fernando Barbera que empezó a señalar que debíamos trabajar como empresas distintas. La respuesta que encontramos en la gente de Mendoza es fantástica. Nuestros productos les gusta muchísimo y desde ese lado nos apoya. Si no seguimos con el apoyo de la gente, no podemos seguir.

Mesa horizontal 2

 




Opiniones (2)
17 de diciembre de 2017 | 18:19
3
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 18:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Puro marketing, señores es excepcional aquel que puede trabajar, o lo quiere hacer ¿pregunto a Conte y el resto de la población? Que siente una víctima de cualquier delito al saber, que los presos según nuestra ley debe ser reubicado en la sociedad, que los derechos humanos y sus abogados Salinas, Guevara y otros ¡jamás supe que estos asistieran a una víctima! Son víctimas de hacinamiento, de exclusión, porque algunos demagogos como Petri mal alumno de Cassia, quieren imponer situaciones similares a EEUU en los sistemas carcelarios, lo hacen para la tribuna, estamos lejos pues primero debemos modificar el código penal, la Constitución y muchas otras cosas. La verdad la clase política es patética y más estos Radicales que le mintieron a los mendocinos. Yo quería que ganara el pueblo, pero fué solo un deseo, solo un deseo.
    2
  2. Ah...ya sé que calzado no compraría...hecho por manos manchadas de sangre Hay muchos pobres que no delinquen ...por qué no convocas a esos gatti?
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho