Hugo Martí

"El Estado debe pensar al arte como parte de la vida cotidiana"

El artista plástico regresa a exponer a Mendoza desde hoy en la UTN.

 El multifacético artista Hugo Martí estuvo mostrando lo suyo (pinturas, esculturas, escenografías y story boards para cine) por última vez en 2006 en Mendoza y desde hoy a las 20.30 y hasta noviembre lo hará nuevamente, en la Sala de la Universidad Nacional Tecnológica (UTN), de la que fue mentor en sus comienzos.  Estará acompañado por cuatro pintores más, en un homenaje al gran Ricardo Scilipoti.

Martí hijo estudió Artes Plásticas en la Universidad Nacional de Cuyo pero gracias a una beca viajó a Buenos Aires en 1998, lo que le permitió estudiar en la Escuela Ernesto De La Cárcova con el maestro Jorge Demirgian. Su tarea artística incluye la pintura, la escultura, la escenografía aplicada a cine, teatro y videos clip. Tuvo varias idas y vueltas a su provincia, donde viven su padre que también es pintor y su madre, y tiene su hermana (Sandra) que es artista plástica como ellos pero vive en México.  Actualmente Hugo reside  en forma definitiva en Buenos Aires, en la localidad de Martínez, donde trabaja en su casa- taller.

Martí se pregunta. Se pregunta bastante sobre todo, en relación con temas de Mendoza, recuerda sus tiempos de hacer vendimia y dice que "sería tan fácil si desde el Estado se pensara a las producciones culturales como necesarias para la vida cotidiana". En un momento de su vida se dedicó a hacer fuentes de agua, y a la pregunta de porqué, responde que “el agua es algo vital, en particular en Mendoza y entonces algo ligado a lo estético, que es lo que da el carácter histórico a la vida. Las imágenes conforman nuestra vida cotidiana”, aseguró en la previa de la inauguración de su muestra.

Otra de sus reflexiones es en torno del arte en Mendoza y se pregunta cómo a nadie del gobierno se le ocurre poner “ni una piedra (sic)” en las plazas. “La gesta de la cordillera nadie la recuerda, con toda la sangre que costó, por ejemplo”, dice en un impulso de recuperación de la historia local, a lo que agrega que nuestra provincia tiene numerosos referentes históricos como el Cristo Redentor y el Cóndor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-¿Estás interesado en la política?
-Con un conocido colaboré en un proyecto de Ley de Mecenazgo provincial. La idea es que el principal mecena sea el Estado, y cuando se construya una ruta, una presa hidroeléctrica que las obras públicas estén acompañadas por obras de arte. El proyecto proponía un impuesto provincial de un tres por ciento de aporte a proyectos culturales públicos. Hago un cuadro abstracto cada 100, tengo una serie grande de hombres de la bolsa, que después fueron cartoneros. La gente que no tiene nada necesita una identidad, porque en definitiva decir que somos argentinos es como decir que somos aire. El artista plástico es también un desvalido, aunque existe una Ley de la Condición del Artista que la mayoría desconocemos de 1993. Vivimos en una sociedad en la que venimos del proceso militar, después tuvimos la hiperinflación, la desregulación, entonces hay una íntima relación entre el arte y la historia del país. Debe haber un compromiso social del artista con el medio. Estamos en un país pero sin ser un pueblo, sólo somos habitantes pero sin responsabilidad ni contención. Tenemos graves escollos como el “no te metas” que nos quedó de los militares y la complicidad política, absurda y mediocre.

-¿El comienzo de tu recorrido fue la pintura?
-Sí pero en un momento me instalé en la casa estudio de los Karamelos Santos,  también en la de los In Puribus donde conocí varios directores de cine. Entonces hize las escenografías de la canción “Joven Argentino”. Si uno tiene oficio te las podés rebuscar en el arte. Ahora trabajo en forma free lance con directores, haciendo story boards. Si no tenemos gestores culturales que nos proyecten, por más que tengas talento no pasa nada.

Y entonces reflexiona sobre el arte, en general. “El arte es algo muy esencial de las personas pero tenemos tanta gente dormida, anestesiada por el programa de Tinelli que puede resultar “contraproducente”, para algunos, que se produzcan polos de pensamiento. Hay quienes viven atajando estos avances. La manera de transmitir conciencia es a través del arte: la música, el teatro, el cine. Si miramos i, aquel auto, todo” (señala).

Recuerda a sus padres. “el Pepe es pintor y mi madre, Ofelia Luendo, siempre se dedicó a la política, en el radicalismo, trabajó con Margarita Malharro de Torres. Y regresa al hilo de la charla: el arte y los artistas en Mendoza. “No muchos se fueron de la provincia como yo, pero es como un gran borceguí que te patea hacia fuera. Hay que sacarse el zapato de la cabeza, que te aplasta y la vocación tienen que estar soslayada por el Estado, por lo público”. Sin embargo afirmó que “la comodidad mata al guerrero”, una posible explicación al tenaz movimiento cultural que impulsan los artistas locales que subsisten en Mendoza pese a las enormes dificultades que conlleva vivir del arte, lo que Martí grafica como “querer mover la cordillera con el culo”. Pero en el momento aportó una solución lógica. “Los artistas en Mendoza dependen mucho de los gestores culturales, y una buena gestoría necesita una pata en la política y otra en el marketing”, afirmó. 

Vendimia
Martí trabajó en forma asociada con Cristóbal Arnold y Julio Le Parc en la realización de escenografías para diversas puestas en escena de la Fiesta de la Vendimia, así como en la asistencia de dirección tanto en la fiesta central como de la Capital. “El esfuerzo provincial en lo que respecta a cultura empieza y termina en la fiesta de la vendimia”, sintetizó el artista plástico.


Crisis creativa y de la otra

-¿El pintor es más productivo en épocas de crisis?
-Hay dos tipos de crisis, la de querer hacer algo y no poder y la crisis creativa, que tiene que ver con la falta de motivación. Es un resorte el que te hace saltar de la noche a la mañana. De todas maneras un cuadro no resume un estado de ánimo, son una serie de cuadros los que pueden hacerlo. Mi crisis es que tengo muchos cuadros empezados sin terminar.

-¿Qué entendés por arte erótico?
-Tengo una serie de cuadros de arte erótico, es la insinuación, un factor de poder tanto del hombre como de la mujer. Erotismo es poder, es algo inherente al hombre y una forma de dominación.

-¿Dónde trabajabas mientras vivías en Mendoza?
-Trabajé en la Casa de la Palmera, en la quinta sección y después en Tiburcio Benegas y Emilio Civit. Siempre hay pequeños espacios nuevos independientes, pero insisto que es el Estado el que tiene que dar la primera pauta. El museo de Arte Moderno cambió dos veces en un año de director por falta de presupuesto. Hay que poner los presupuestos que falta porque los directores de cultura siempre son orejas de los intendentes. Habría que hacer un relevamiento de los artistas de Mendoza, que se tomen las escuelas y se les pida que pinten murales.

-¿Cómo inició la sala de arte de la UTN?
-En  ese momento el secretario de Extensión cultural era Omar Arancibia y tomó la decisión política de llevar el arte al público, entonces las obras se exponían en las distintas facultades. Yo colaboré el primer tiempo con un amigo, Marcelo Juri. Una galería no es más que un espacio con luces.

-¿Qué objetos hay en tu taller?
-Tengo de todo, la computadora, el DVD, la video (risas), radio, televisión. Creo que siempre hay que estar atento y las nuevas tecnologías son un pincel más.

Opiniones (2)
14 de diciembre de 2017 | 05:42
3
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 05:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Soy desde hace muchos años admiradora de sus obras y me alegra lo que ha logrado, tengo obras de él cuando recorría lugares en Mza. mostrando su arte y hablando ya de la necesidad de que el Estado actúe como mecenas. admiro su coherencia y su arte, que orgullo tener artistas de su talla que no se olvidan de su provincia y qué lástima que no sepamos advertir desde sus orígenes su valía para hacerles más fácil su camino, ya que su talento lo merece
    2
  2. no será Ricardo???. Saludos
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho