Leandro "Canario" Vilariño

"Ojalá los más jóvenes no compren la estampita del prócer del rock"

Cantante de Chancho Va, que hoy presenta su nuevo disco.

Chancho Va es un de las bandas de rock oriundas de Mendoza que está lista para dar el gran salto, desde hace mucho tiempo. Será tal vez por decisión de sus integrantes o por razones puramente comerciales (léase acuerdos discográficos y otras yerbas) que aún están paseando por las calles mendocinas y mostrando su música por distintos lugares y no instalados en la Gran Ciudad, abriéndose paso entre monstruos.

Por lo pronto, esta noche el grupo se presentará en Cacano Bar (a las 23), para mostrar las canciones de “El mono del Rey”, su nuevo trabajo discográfico y está ideal para estar presente, porque no vaya a ser cosa que dentro de un tiempo tengamos que esperar un largo tiempo para verlos en vivo…

Chancho Va era un power trío. Hoy, es un power cuarteto, ya que desde principios de este año a “Canario” Vilariño (guitarra y voz), Rubén Castagnolo (bajo) y Chaco García (batería) se sumó Carlos Beguerie en teclados y programación.

Como son demasiadas novedades juntas, hoy habla con MDZ Leandro “Canario” Vilariño.

-¿Cómo es Chancho Va versión 2008?
-Unos años más, un integrante nuevo y mucha energía para seguir haciendo lo que más nos gusta.

-¿Cómo fue el ingreso de Carlitos Beguerie al grupo?, ¿en qué cambió?
-A eso me refería con lo de la energía, Carlitos es una inyección de sonidos nuevos que siempre estuvieron en nuestros oídos. Es la pieza que nos faltaba para que el juego se abriera y nuestra música nos siguiera pareciendo atractiva, cuando se pierde la capacidad de asombro el tedio le gana al placer. En cuanto al cambio es amplio y abarca desde lo sonoro hasta la manera de componer y ensayar; también nos hemos vuelto más cuidadosos en cómo plantear las presentaciones del vivo. Tenemos que entrenar más la coordinación y el ensamble entre todos para que la cosa suene realmente compacta y potente.

"A matar"

-Hablemos del nuevo disco…
-“El Mono del Rey” es nuestro segundo hijo y lo estamos aprendiendo a querer. A medida que nos alejamos de la fecha en que fue grabado lo podemos escuchar como oyentes externos. No le encontramos ninguna falencia ni en lo sonoro ni en lo compositivo. Estamos muy conformes con nuestra producción y pudimos desterrar al fantasma de la necesidad de un productor ajeno a la banda. Es como si todos hubiéramos coincidido en que esperábamos del disco.

-¿Hubo varios invitados?
-Los invitados son de lujo y creo que disfrutaron mucho al participar del mismo. Para nosotros fue un placer compartir la música con Felipe Staiti (violas y guitar sitar), Pablo Cafisci (teclas), Gaby Quinteros (gaita asturiana) y Gonzalo Thomé (bandoneón).

-¿Cuál es el desafío?
-Más que plantearnos un desafío nos propusimos que cada toque fuera un espacio y un momento de placer y disfrute, cosa que a veces se te va de foco. Eso sucede cuando le cargás expectativas de mercadeo a algo creativo y artesanal que no dependen del grupo, poniendo demasiado énfasis en abstracciones y predicciones casi horoscopales.

-Dame un panorama de los temas que lo componen.
-Este tiene diez temas que son una patada en la nuca. Hay un descanso más armonioso en el tema que se llama “Espero” y una versión de “Vencedores vencidos” acelerada y bien power. Sin dudas es un disco de rock potente con nuestro sello musical libre de cualquier prejuicio sonoro y alejado de temas compuestos para obtener éxito.

"La trampa"

-¿Cómo es la distribución?
-No tenemos definido la distribución ni sello. Es muy posible que lo editemos de manera independiente; por lo menos la fabricación del mismo fue realizada con ahorros de la banda y nos dimos el gusto de hacer la tapa y el libro interno como nosotros queríamos, cosa que disfrutamos mucho. Siempre es un placer poder contar con buena información dentro del disco, letras, ficha técnica, fotos, agradecimientos, etc.

-¿Cómo suenan ahora en vivo?
-El sonido de la banda en vivo es muy poderoso. Se complica a veces en lugares chicos y cerrados sobretodo por el volumen de toque del Chaco, cosa que no negociamos y disfrutamos a morir. El disco tiene las guitarras y el bajo afinados una tonalidad más baja y en casi todos los temas con la sexta cuerda en do; eso genera un sonido grave demoledor y contundente.

-La banda tiene varios años de vida, ¿cómo sienten que serán los próximos dos años?
-Es difícil hacer futurología con la música pero esperemos que en los próximos años la pasión siga existiendo y no se transforme en un hobbie de gordos pelotudos creyéndose copados porque se cuelgan una guitarrita y pegan unos grititos para conmover boluditos… Esa sería nuestra peor pesadilla.

-¿Cuál es el panorama que tienen sobre el rock mendocino actual y su movida?
-Seguramente, como pasa todo el tiempo, debe haber cientos de bandas ensayando y creando nueva música desde las tripas y el corazón desparramadas en toda la provincia; sólo hay que saber esperarlas y degustarlas en vivo. Ojalá los más jóvenes no compren la estampita del prócer del rock y puedan generar algo auténtico, de ellos depende que el rock siga siendo una propuesta cultural y no otra golosina nueva, fácil de comprar y con un lindo envoltorio. ¡Vamos las bandas!

-Definime qué es Chancho va.
-El mejor juego que jugamos

Opiniones (5)
22 de agosto de 2017 | 08:33
6
ERROR
22 de agosto de 2017 | 08:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que se dediquen a lo que estudiaron, es decir, a la música. Es un desperdicio que hagan otra cosa!! GENIOSSS
    5
  2. Dedíquense a los que estudiaron muchachos, que es lo que mejor hacen. Saludos.
    4
  3. chicos les deseo lo mejor y me gusta el rock que hacen
    3
  4. La verdad un gusto tener musicos asi en Mendoza , me gusta la idea de poder hacer rock por gusto sin tener que preocuparse por si pega o no , SI no los han visto en vivo es el momento la mula del rock
    2
  5. LEANDRO ME GUSTARON TUS COMENTARIOS. INTELIGENTE COMO SIMPRE. EXITOS. JOSE LUIS FORCONI
    1
En Imágenes