Eduardo Sigal

"Cobos tendría que decir dónde quiere estar"

Presidente del Frente Grande, vicecanciller argentino.

Eduardo Sigal, preside el Partido Frente Grande y es parte del gobierno nacional como Subsecretario de Integración Económica Americana y Mercosur de la Cancillería Argentina.

Con ambos roles, Sigal se ratifica –y lo ratifican- como aliado del gobierno y miembro de la Concertación de partidos que llevó a la fórmula integrada por Cristina Fernández de Kirchner y Julio Cobos a la presidencia y vice de la Nación, respectivamente.

En momentos en que el mendocino busca un nuevo camino, luego de ser separado de las mieles del poder por su voto “no positivo” del pasado 17 de julio en el Senado, Sigal ratifica la necesidad de que en la Argentina se contruya políticamente de una manera diferente a como se ha venido haciendo a lo largo de la historia.

Sigal, aun ahora, prefiere seguir hablando de “La Concertación”: “abarca mucho más que a Cobos”, nos dijo.

- ¿Qué es a su criterio “La Concertación”?

- Es un intento por superar  la crisis de representación política derivada de la incapacidad de los partidos político tradicionales de la República Argentina de sintetizar en un mismo paraguas intereses contrapuestos, como los que defendió Carlos Menem en los `90 y Néstor Kirchner a principios del siglo XXI.  Esos partidos que intentan contener todo,  pasado el ciclo histórico que les dio nacimiento y van transformándose en parte de la propia crisis y del alejamiento de la política del conjunto de la sociedad, como se vio fuertemente durante la crisis de diciembre de 2001.

Creo que La Concertación es el intento por ir reagrupando a los que queremos un país de progreso, un país con justicia social, un país que se integre regionalmente, un país que pueda expresar la voluntad del conjunto de los actores de vivir mejor. A su vez, la Concertación es un desafío para los sectores de la derecha; desafío para que se reorganicen, para que traten de defender sus intereses, para que tengan una expresión política y no se mimeticen más con las fuerzas políticas populares, desvirtuando el origen que tuvieron a fines del siglo XIX el radicalismo y a mediados del XX el peronismo.

La Concertación es por lo tanto recoger identidades históricas y experiencias del pasado y, a su vez,  el desafío de poder mirar una Argentina capaz de insertarse en este mundo global, donde también aquellos  países desarrollados que concentran decisiones intentan seguir conservando sus privilegios a costa de marginación, precarización laboral, deterioro de los sistemas institucionales e inseguridad jurídica como causa y consecuencia del Consenso de Washington de los`90.

- ¿Es posible su continuidad con la salida de uno de sus sectores, como el representado por Cobos?

La Concertación sigue porque abarcaba mucho más que a Cobos y a un sector. En todo caso, Cobos tiene que decir si sale de la política de la Concertación o está dispuesto a hacer una reconsideración de su pertenencia. En la Concertación está el Frente Grande, el Partido de la Victoria, el Partido Justicialista, socialistas, radicales y organizaciones sociales. Hoy Cobos está dando muestras cuanto menos ambiguas, que no corresponden con su rol de vicepresidente.

En todo caso, tenemos que ver, en los hechos, si se está por el cambio o se está por el conservadurismo de las cosas. Cobos, en lo que hace a la resolución 125, actuó como un conservador, actuó por los intereses concentrados del campo, del lado de los pequeños y medianos productores confundidos por el canto de sirena del nuevo actor de la ciudad y el campo entrelazados como nuevo fenómeno y nuevo actor económico y político, que engloba el interés financiero, el industrial, el científico tecnológico; con el dueño del campo. Y que incorporando tecnología busca más producción, más ganancia, más renta, y que vio afectado sus intereses con la propuesta de las retenciones móviles de la resolución 125. Cobos está a tiempo de cambiar.

-¿Es deseable su salida, tras su actitud en el Senado? ¿O hay intentos de que continúe en este bloque de partidos?

- No me corresponde a mí analizar esta situación. Le corresponde a Cobos decidir dónde quiere estar: si siendo un punto de referencia de la articulación de la centroderecha en Argentina o protagonista de un proceso de cambio.

En todo caso, Cobos es el que tendría que decir con qué parte del proyecto nacional del que él formó parte en octubre pasado hoy no se siente identificado. Si no, no se sabe qué estamos discutiendo.

-¿Cree que, como sucedió en Chile, la presidenta Cristina Fernández quiere que se consolide la Concertación o su futuro está en ser un espacio satélite del peronismo?

- El PJ es uno de los partidos que integran la Concertación, por lo tanto el todo no puede ser satélite de uno de sus integrantes. En todo caso, estoy convencido que Cristina Fernández de Kirchner sabe que el 46% de los votos que la acompañaron en octubre de 2007 era un amplio espectro que abarcaba a la mayoría del peronismo y la mayoría de los sectores izquierda democrática y progresista que quieren el cambio. Sus gestos y la integración de su gobierno indican que está fuertemente comprometida en una búsqueda de carácter plural que abarca al PJ pero lo excede e incluye a la mayoría de los sectores nacionales, populares y de izquierda en Argentina.

-¿Cómo dirigente que proviene de otro partido, no tiene miedo de que esto último suceda?

- En absoluto tengo miedo. Trabajo para que la Concertación exprese las necesidades de cambio que el argentino medio demanda. Creemos en el frentismo que formuló tan claramente Kirchner en el 2003 y ejercitó durante su gestión. Creemos que eso se puede ir sintetizando en nuevas identidades políticas y a la vez trabajamos para que esto se de y el mandato de Cristina Fernández de Kirchner culmine con éxito. Y éxito significa cumplir con las expectativas que generó en buena parte de la sociedad argentina este proceso que se abrió en 2003 y reafirmado con mucho mas respaldo en las elecciones del 2007. Creemos en la imperiosa necesidad de conformar una gran fuerza social y política que permita profundizar el proceso iniciado por Kirchner en el 2003 y claramente esa fuerza social y política trasciende al PJ e incorpora a estos sectores que venimos nombrando.

- En materia política, ¿no le parece que se desaprovechó la posibilidad histórica perseguida por sectores como el que Ud. pertenece, de generar políticas de Estado más cercanas al modelo de Venezuela o Bolivia? ¿Cree que hacia allí vamos?

- En todo caso, el modelo que yo quiero puede tener puntos de contacto con las transformaciones que se están haciendo en Venezuela y Bolivia, pero también tiene puntos de contacto con las que se vienen haciendo en Brasil, en Chile, en Uruguay, en Ecuador y más recientemente en Paraguay. En tantos países de Centroamérica como Guatemala, Nicaragua. Incluso trasformaciones que están madurando en lo más profundo de las sociedades del resto de los países de Centroamérica. En realidad, el modelo que uno persigue es el modelo de una democracia plena, de una democracia participativa, de una democracia con libertades individuales y con posibilidad de participación, de proposición y de demanda. Una democracia que aparte de lo institucional piense la ciudadanía desde la inclusión, desde la generación del trabajo digno, desde  el desarrollo de nuestros países desde todo su potencial científico tecnológico, en el máximo nivel de desarrollo de la cultura, de la educación, que defienda el medio ambiente. En definitiva, que se defienda la calidad de vida de los argentinos  desde nuestro propio modelo, desde nuestra propia propuesta, desde nuestra propia proyección, no para ser un país cerrado en sí mismo sino como un actor capaz de ser respetado en el marco de los procesos de integración regional, en el Mercosur, en la Unión de Naciones Sudamericanas y como actor principal en este mundo global en los organismos multilaterales.

Además, el país que buscamos, en primer lugar, es un país con profunda soberanía política. En eso, tenemos puntos de contacto con Bolivia y Venezuela, que intentan definir sus propias estrategias de desarrollo e inclusión social sin que intervengan los organismos internacionales fijando las políticas como en otras épocas; y también con profunda soberanía sobre sus recursos naturales, sobre su energía, sobre su petróleo.

- ¿Cuál es el modelo de país al que apunta el gobierno argentino?

- Yo puedo hablar por el partido Frente Grande, que integra el gobierno argentino.

- ¿Cómo ve la sucesión política de Cristina, cuando empieza a crecer el peronismo más tradicional como presunto heredero de su gestión?

- Primero: me parece que la cabeza funciona más rápido que la realidad. Hace 9 meses que asumió Cristina Fernández de Kirchner, quedan más de tres años de su gestión, hay una elección de mitad de término en el año 2009, hay voluntad política de construir la expresión política del cambio. Veremos si la sociedad argentina lo refrenda. Veremos si es mayoritaria esta propuesta o no. Hasta ahora, desde el año 2003 hacia adelante ha demostrado ser la primera minoría en la elección del conjunto de los ciudadanos y por eso está gobernando. Aventurarse a recomposiciones alternativistas desde dentro o desde fuerza de la fuerza es un tema que  la sociedad argentina definirá con su voto, con su protagonismo y con su decisión política.

En todo caso, nosotros siempre supimos que adentro del Partido Justicialista había sectores conservadores que iban a intentar frenar el proceso que transformaciones que inició Néstor Kirchner. Precisamente, una de nuestras apuestas o uno de nuestros desafíos es poder construir y consolidar la Concertación para poder brindarle a Kirchner, con el cual tenemos absoluta confianza, una herramienta más para no quedar absolutamente rodeado por estos sectores conservadores que integran el Partido Justicialista.

Opiniones (9)
18 de agosto de 2017 | 13:00
10
ERROR
18 de agosto de 2017 | 13:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ESTE SR. SIGAL QUE TANTA PRENSA TIENE HOY, FUE, ES Y SERA UN MONTONERO CAUSANTE DE TANTA MUERTE, SECUESTROS, ATENTADOS Y DE LOS QUE BAJARON EL GOBIERNO CONSTITUCIONAL, LLEVANDO A LOS MILICOS A TOMAR EL PODER. POR LO MENOS COBOS NO TIENE ESE PASADO NEFASTO TIENE UN HOY FUERTE Y TAL VEZ UN FUTURO CIMENTADO EN PROYECTOS Y NO EN VENGANZAS MONTONERAS. RECORDEMOS RECORDEMOS.LEAMOS MAS ANTES DE VOTAR.
    9
  2. del o de la frente grande? digo, porque tiene tanta frente que le llega a la nuca.
    8
  3. COMO ES SU COSTUMBRE VA A ESTAR EN EL LUGAR Y EN EL MOMENTO QUE LE SEA PROPICIO A SUS INTERESES PERSONALES.
    7
  4. Muy buena la voz de este funcionario que ni conocía, aunque no estoy de acuerdo con algunas de las cosas que dice pero está bueno que alguien analice con seriedad qué pasa Bien MDZOL!!!!!! AGUANTE EL BUEN PERIODISMO!!!
    6
  5. creo que despues de los papelones que esta haciendo, en la nocha porteña el mejor lugar seria en su casa
    5
  6. Aunque disiento con el voto expresado por el vicepresidente Cobos, debo aclarar que milité fuertemente para que llegara a ocupar el lugar que hoy ostenta. Recuerdo también haberlo hecho para la Alianza en el año 99 donde el vice era Chacho Alvarez, del Frente Grande, que se fue del gobierno sin pena ni gloria, tapando así el nefasto episodio de uno de los hombres del Frente Grande, el mendocino Flamarique. Parece que algunos de este partido opinan libremente sin acordarse del pasado reciente, lo que hicieron algunos de los creadores de su partido. Como poner en llamas al país junto a De la Rua o usar la tarjeta Banelco para desprestgiar al Senado de la Nación. La situación hoy no es la misma, ya que con el voto del vicepresidente Cobos los cuerpos legislativos de la Nación han tomado el ansiado despegue que la democracia necesita: el de legislar y el de bregar por un mejor funcionamiento de las instituciones.
    4
  7. Del lado de xxx? xxx. O casualidad, también del Frente Grande que dejara un nefasto paso por la función pública cuando trataron la ley de Flexibilización Laboral en el gobierno delarruista, junto a Chacho Alvarez, que huyó ante el primer traspié, no es el caso del Ing. Cobos, que más allá de las diferencias se queda en su cargo a terminar la gestión por lo cual lo votó la gente, junto con la presidenta Cristina Fernández.
    3
  8. de donde nunca debió salir.....o trotando hacia en mar que desaparezca con sus amigotes pitucos que se entrenan en el parque para ir a NY city, que paquetería men!!! si es por la vestimenta que portan y la soberbia que los embriaga merecen el primer puesto, ah¡ entrenen por la orillita.
    2
  9. Ta buena la entrevista. Se explaya sobre un ideario.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial