Raúl Rodríguez

"Es muy difícil hablar de Minería si el Estado no tiene una postura tomada"

Abogado especialista en derecho minero y parte del proyecto San Jorge.

Mientras la Secretaría de Ambiente avanza con la resolución para desaprobar la actualización de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto minero San Jorge, en el sector señalan que aún no tienen ninguna notificación al respecto.

El abogado especialista en derecho minero y representante jurídico de la empresa en cuestión Raúl Rodríguez, se refirió a la situación de la actividad en general en la provincia y a la situación del proyecto. Destacó que no tienen ningún documento no confirmación de las intenciones de Ambiente, pero señaló la dificultad que existe para debatir seriamente sobre la actividad, señalando como un factor negativo la falta de una postura clara del Estado mendocino sobre la industria.

En conversación con Queda Mucho Por Decir de MDZ Radio, habló del proyecto, de la imagen y del futuro de la minería en la provincia.

-¿En algún momento se podrá llevar adelante el proyecto San Jorge?

-Es una pregunta difícil de contestar, la verdad que estamos hace mucho tiempo con el proyecto y ha tenido que ser bastante flexible, porque se ha tenido que acomodar a distintos contextos políticos, económicos y jurídicos. Ha sido bastante complicado poder avanzar, pero sigo siendo optimista de que vamos a alcanzar un contexto realmente racional para discutirlo seriamente, sobretodo desde el punto de vista técnico.

-¿Se puede llevar desde el punto de vista biprovincial o es una idea que no tiene mucho sustento?

-En una opinión mía, lo ideal es que el proyecto se pudiera hacer en Mendoza. De todas maneras desde el punto de vista técnico se han hecho los estudios necesarios y se puede hacer biprovincial trasladando material a San Juan. No hay tanta distancia entre la zona del proyecto y el límite con la vecina provincia.

-¿Hay antecedentes de proyectos compartidos entre dos jurisdicciones?

-Hay antecedentes a nivel internacional, nosotros aquí no tenemos salvo el proyecto binacional de Pascua Lama que no ha llegado a desarrollarse.

-En el caso que se haga en la provincia, como creo que los que impulsan el proyecto quieren ¿creés que se debe empezar de cero el proceso, como sugiere Ambiente o se puede retomar lo que dejó la legislatura?

-Ahí hay varias alternativas. Estuve leyendo una nota sobre el tema. Nosotros no hemos sido notificados, ni tenemos ningún conocimiento de ese avance. Nosotros lo que hemos hecho es aprovechar el Informe de Impacto Ambiental que se evaluó en su momento, del 2008 al 2010, y tratar de actualizarlo en el sentido de dar por válidas alguna evaluaciones técnicas que se realizaron. Ese es el planteo que la empresa le hizo al Gobierno, no como por ahí erradamente se cree de que el proyecto en realidad quiere aprovechar o actualizar una DIA que estaría vigente. Sabemos que fue rechazado en la Legislatura en el año 2011. Cuando hablo de estudios estoy hablando de la descripción del área, de la flora de la fauna, que la verdad es que es la misma que podríamos encontrar hoy. Eso está evaluado y aprobado, esas cosas que ya se hicieron, poder sustentarnos desde esa base.

-¿La evaluación del impacto del proceso tendría que reformularse o no hace falta?

-En esta actualización que se presentó, en la cual se plantea el proyecto biprovincial, hay actividades que no han sido evaluadas. Por supuesto que van a tener que ser evaluadas y el Estado, la autoridad de control, va a tener que expedirse aprobándolas o rechazándolas. Esto no es una cuestión automática en el sentido que la empresa puede presentar una actualización y el Estado le tiene que dar la DIA. Acá se trata de reformular el proyecto, aprovechando algunos estudios que ya han sido evaluados y aprobados, y plantear algunas nuevas actividades que evidentemente tienen que ser evaluadas por el Estado. Eso es a grandes rasgos.

-Desde el punto de vista legal, ¿ves bien la autoridad compartida, considerando que muy difícilmente se ponen de acuerdo Ambiente y Minería?

-Acá es una cuestión mucho más de fondo, y el fondo es si Mendoza va a querer tener minería o no. Esa es para mí la repuesta que no nos hemos podido dar. Si esa respuesta estuviera ya dada podríamos hablar si la autoridad tiene que ser compartida o sólo alguna repartición en especial. Pero como no hay definiciones, hay un contexto tan turbio, en el sentido que no hay mucha claridad, en el sentido de una política minera a seguir encontramos lo que llamo "compartimiento de estanco". Por ahí la Dirección de Minería piensa una cosa y la Dirección de Protección Ambiental piensa otra y por arriba no hay línea que pueda determinar hacia dónde vamos, por lo menos no la había hasta la gestión anterior. Esta gestión está tratando de poder llegar a la formulación de un plan minero para Mendoza, decir que se puede hacer, cómo se puede hacer y dónde se puede hace, pero sin esos trazos gruesos es muy difícil establecer si la autoridad tiene que ser compartida o no. Si están en equilibrio es buena la autoridad compartida, ahora si esto no pasa y son estos "compartimentos de estanco", tenemos un problema, porque avanza una dirección y la otra retrocede.

-¿Cree que hubo errores en las formas de comunicación del sector empresario minero?

-Creo que sí, porque de otra forma no estaríamos en este lugar. Siempre he sido muy autocrítico. Todos los actores que estamos involucrados en este tema hemos cometido errores. El tema es que por más buena comunicación que pudiera hacer el sector es muy difícil si el Estado no tiene una postura tomada. Las minas son del Estado, pertenecen a la provincia, es quien las concede y quien evalúa los Informes de Impacto Ambiental para otorgar la licencia ambiental. A mi modo de ver lo que ha faltado es mucho más trabajo en conjunto entre lo que es el Estado, entre el sector y las organizaciones sociales que de alguna manera se oponen a la minería. Ha faltado poner en agenda este tema por parte del poder público.

-¿Las empresas han tenido contacto con Cornejo?¿Han escuchado su palabra sobre el tema?

-No, que esté yo al tanto. Yo personalmente no lo he hablado y por lo menos hasta donde tengo conocimiento no ha habido reuniones directamente con el gobernador. Si por supuesto con muchos funcionarios a los cuales se les ha hecho llegar estas inquietudes de la necesidad de establecer una política minera, sobre todo para buscar la seguridad jurídica para ver qué minería se podría llegar a hacer.

-Muchas veces se remarca que los antecedentes de proyectos mineros no han sido muy positivos. Se habla de Sierra Pintada, de Vale que se fue. ¿Creés que esos antecedentes han jugado en contra para debatir el tema?

-Creo que sí, pero tampoco son absolutamente excluyentes porque nosotros tenemos que esta discusión la tenemos de muchos antes que Vale se fuera y el tema de Sierra Pintada hay que tomarlo con pinzas, porque ahí estamos hablando del Estado haciendo minería, no es una empresa privada. Juega por supuesto un rol preponderante, como lo hizo el accidente de Veladero para la Corte en la sentencia de la Ley 7.722, donde está puesto expresamente en la sentencia. Es decir, son antecedentes que claro que juegan, pero me parece que la postura de la dirigencia política en general es de algún desconocimiento y es una actividad que les genera ruido. Pero me parece que les falta mayor conocimiento del tema, porque si se quedan por ahí con lo que se dice en la calle no están teniendo una visión certera. Hablamos de San Jorge que tal vez para la gente es un mega proyecto, pero sin embargo es mediano tirando a chico, pero para la gente es la megaminería. Pero otros proyectos muchísimo menores como la exploración en Cerro Amarillo o un proyecto casi artesanal como era Hierro Indio, también chocaron, y eso es por falta de conocimiento de la dirigencia política y de muchos actores sociales también.

Opiniones (3)
19 de agosto de 2017 | 03:10
4
ERROR
19 de agosto de 2017 | 03:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. HAY UN RECHAZO GENERAL A LA MINERIA... NO LA NECESITAMOS NI SIQUIERA ECONÓMICAMENTE.. YA QUE SI DEJARA REALMENTE UN IMPACTO DE MEJORA ECONÓMICA SAN JUAN, CATAMARCA, LA RIOJA, REGIONES DE CHILE, ETC, ETC SERIAN QATAR...
    3
  2. Es Estado ya tiene una postura tomada mediante sus leyes, como la 7722 que tanto les molesta. Además sale la charla de Veladero y llevar para allá los desechos. Veladero tiene los días contados porque están en zona glacial, pero de eso nunca hablan.
    2
  3. El entrevistado olvida decir que el Estudio de Impacto Ambiental del anterior proyecto, el canadiense,:: de Minera San Jorge fue rechazado porque se le marcaron 141 errores técnicos y científicos, y la mayoría de esos errores estaban en los estudios de base cero (es decir, cómo está el sitio antes de la explotación, y son fundamentales para medir los impactos ambientales y sociales): calidad y cantidad del agua superficial y subterránea, calidad del aire y de la tierra, errores en el relevamiento de flora y fauna, errores en el relevamiento de la situación sociocultural y socioeconómica de Uspallata, etc. Los errores son tantos y tan groseros, que tienen que hacer los estudios de nuevo, presentarlos, y volver a someterse a Audiencias Públicas, dictámenes sectoriales de todos los municipios que comparten la cuenca, y de las instituciones pertinentes (Irrigación, Consejo Provincial del Ambiente, Ianigla, etc). Más aún teniendo en cuenta que EL PROYECTO ES OTRO, LOS CAPITALES SON OTROS (RUSOS), LA SITUACIÓN SOCIOCULTURAL ES OTRA (cuando los canadienses, Uspallata tenía 7000 habitantes, ahora que los rusos, alrededor de 13.000 y creciendo, sobre todo en conciencia). Y también el contexto socioeconómico, con la caída de los precios de los commodities, la quita de retenciones que hizo Macri, y mil cosas más que han cambiado en el mundo y en los derechos de tercera generación en todos estos años. Hay un antes y un después de Veladero, del desastre de Vale en Minas Gerais, de la publicación de Laudato sii del papa Francisco, etc: muchachos, tienen que presentar todo de nuevo y pasar por Audiencias Públicas como corresponde (por ley), y no es aventurado anticipar que, con todos esos nuevos factores, el RECHAZO SOCIAL será muchísimo mayor y más contundente que antes: los estamos esperando, a ver si se dan cuenta de una vez por todas que SE TERMINÓ LA ERA DE LUCRAR CONTAMINANDO EL PLANETA, A COSTA DE LA VIDA Y LA SALUD DE TODOS NOSOTROS. Ya veo el día en que nos van a dejar por fin en paz.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial