José Abadi

"La corrupción es una trasgresión a la ley, o sea, una actividad delictiva"

El reconocido psiquiatra y psicoanalista.conversó con MDZ Radio y analizó la corrupción en el país.

José Abadi conversó con MDZ Radio y se refirió a la corrupción y los factores que desde el punto de vista de la psiquiatría tienen influencia en este vicio que golpea a la sociedad argentina.

En el programa Hacete Cargo entregó conceptos y analizó la falta de sanciones ante estos hechos, entre otras situaciones.

-¿Cómo anda la psiquiatría en la ciudad de la psiquiatría?

-Bueno, la psiquiatría y el psicoanálisis, más allá de ciertos vaticinios que algunos hacían, siempre alarmistas, sigue aportando lo que es capaz de ofrecer: Es decir una asistencia, un intento de aliviar dolores y sufrimientos que tienen un orígen psicológico. Seguimos investigando, estudiando y atendiendo, que es la función de un profesional que se dedica a esto.

-Fue muy interesante escuchar tu abordaje sobre la corrupción, vista como una patología fácilmente describible.

-La corrupción es una trasgresión a la ley, o sea, una actividad delictiva. Punto uno, punto dos, si bien la moral es un patrimonio individual hay una moral que tiene que ver con un cierto consenso de valores, por lo tanto también es una inmoralidad. Además, es una patología en cierto sentido, me refiero a algo que responde a una estructura psicológica, dentro del convivir y respetar al otro, ajena. Cuando decimos "patología" hablamos de gente sin registro de los derechos del otro, gente que piensa que sus anhelos, sus impulsos, sus deseos y voracidades no tienen por qué frenarse, entonces se roba a expensas de los demás. No hay conciencia crítica, es difícil que esta gente tenga un lugar de reflexión donde llegue genuinamente a tener un sentimiento de culpa que lleve a un arrepentimiento verdadero, que es a través de la conducta y no de las palabras. Por lo tanto, en ese sentido también podemos hablar de una estructura psicológica "enferma", que no es excusable ni disculpable desde el punto de vista del castigo judicial, sino como para entender una estructura psíquica que margina de lo que es la convivencia, el grupo, la comunidad, la normal, los lazos, todo aquello que nos permite sentirnos entre personas.

-La corrupción también daña al otro, al prójimo.

-Exactamente, esta persona que saca lo que no le corresponde, en definitiva nos perjudica a todos nosotros, a los conciudadanos, palabra que no debe conocer estas personas, porque para sentirse ciudadano debe haber república, para que haya república deben haber normas y esta gente no parece conocer mucho de esto.

-Mencionaste que si no había una condena jurídica, un gesto aleccionador, posiblemente esto lo íbamos a repetir tantas veces como no lo sancionáramos.

-Porque una de las situaciones que tiene que ver con la eficacia de la ley es la sanción, el castigo. Muchos puede convertir un "no puedo", "no debo", en un "no quiero". Mucho tiene que ver con la honestidad, la ética, el cuidado, lo genuino, forma parte de un deber que se cumple porque sino hay una sanción y un castigo. Nosotros tenemos que pensar en la regulación de la convivencia pensando en para qué es un Estado, un Estado es para que esos deberes se cumplan y sino hay sanciones. Cuando no hay ley, norma, confianza, no hay comunidad, la sociedad carece de ese núcleo esencial que es la comunidad y sin comunidad no hay proyecto, porque el proyecto siempre es grupal, implica co presencia y es la gente entre la gente. Un proyecto implica tener la "audacia prudente", aunque parezca una paradoja existe y es: lanzarse hacia. Para eso tenés que tener vínculos, lazos que te den estabilidad, eso se logra con la confianza, que se logra con el respeto de la norma. El respeto en un principio se garantiza sabiendo que si lo trasgredís tenés una sanción o un castigo, si esto no ocurre es muy difícil organizar la ley.

-Hablás mucho sobre la transgresión y creo que esto anida en el gen argentino. ¿Hay una transgresión positiva y una negativa?

-La transgresión positiva es si vos querés en permiso a cuando la imaginación creativa la renueva, disuelve viejos cánones o prejuicios, cuando se instala un nuevo paradigma para que se progrese a nivel científico, humanístico, etc. La transgresión destructiva es distinto, la positiva no destruye todo lo anterior: toma lo bueno, correo lo que no sirve y condena lo que estaba mal. Es ese sentido el que se le da a la idea de transgresión.

-Luego de que esta burbuja de la corrupción nos permite desmalezar ciertas tramas y personajes. ¿Eso provoca ciertas reacciones en la sociedad, en las personas que creían en algún proyecto o persona, en los que creían más o menos y en los que no creían?

-La evidencia de la corrupción generó en la sociedad argentina una sensación de burla, uno se sintió burlado y humillado, siente que el esfuerzo que uno hizo para formar parte de un proyecto quedó, yo diría casi como pisado. La evidencia de engaño, burla y humillación que generó este carnaval corrupto es muy importante, va a necesitar y necesita un trabajo reparatorio a nivel de lo psicosocial, donde podamos volver a instalarnos para confiar en nosotros. Argentina tiene un desafío hace muchos años, que es formar una comunidad, que aún es frágil y endeble.

Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 04:19
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 04:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México