Fabricio Brebión

"No creo en la paz mundial ni que vayamos a acabar con el hambre"

Soñador, pero realista, que quiere ejercer el “músculo humanitario” para promover un cambio sustentable.

Él se considera “un loco más, un hippie bohemio viajero” que a los 21 años se fue de mochilero y pasó 7 años vendiendo artesanías y viajando por Latinoamérica. Nacido en Puerto Madryn, Frabricio Brebión, atravesaba una dura situación económica y tenía un sueño que cumplir que “no quería dejar en el fondo del cajón”. Habló con Nicolás Attías en el programa "Después de todo", por MDZ Radio.

Al cabo de 7 meses y medio, Fabricio pudo llegar a Cancún haciendo dedo, donde un amigo le había prometido un trabajo en una empresa que, para el momento en el que se presentó, ya había quebrado.

“Empecé por aportar mi granito de arena alimentando a chicos de las calles y ejercitando mi músculo humanitario. Después hice voluntariado en hospitales con chicos con cáncer, apoyé gente que necesitaba promocionar proyectos. Ahora, busco promover el cambio de la mano de la sustentabilidad”

Fabricio expresa que lo primero que se puede hacer es empatizar con el ser humano para luego poder empatizar con el medioambiente y el mundo animal con el objetivo de ejercitar el músculo humanitario. Todos los días me propongo ser un 1% mejor

Fabricio Brebrión habla de aprender a nutrirse, de tener un compromiso con la vida y de cómo uno puede convertirse en la propia y mejor versión de uno mismo. Él asegura: “Sufrimos una falta de enfoque por la cual tenemos tantas problemáticas a nivel social y medioambiental. Debemos aportar para mejorar la calidad de vida de las personas y dejar un espacio para que las futuras generaciones puedan disfrutar de una vida digna”.

“Estoy muy agradecido de haber tenido el privilegio y la oportunidad de haber vivido en las calles. Si bien fue un cachetazo muy grueso de la vida, me ayudó a aprender a empatizar con los chicos, con generaciones futuras”

Brebrión fundó “Expedición alegría” hace 8 años en California. “Lo hice para legalizar mi utopía de poder cambiar el mundo”, expresa Brebrión. Con la organización, Brebrión cuenta que pudieron apoyar y ayudar muchísimas localidades en México y en Estados Unidos.

“Al norte de México había una escuela de de un salón y medio que contaba con 140 chicos. Al cabo de un año y medio se convirtió en 9 salones de clases con 4 baños, con electricidad, agua y cerco perimetral. Hasta pudimos legalizar la escuela. Yo no puse ni un peso, pero brindé mi corazón y pudimos conseguir el apoyo del gobierno”.

Estoy orgulloso de mi compromiso de no bajar los brazos y estar al servicio de los demás continuamente. Busco la manera de cada vez poder buscar mi eficiencia para compartir mi granito de arena.

Brebrión ha visitado 18 países habiendo cruzado la frontera más de 200 veces, pero su país de origen, él expresa: “Argentina está espectacular. Solamente tenemos que aprender a enfocarnos en ver si podemos mejorar”, y agrega metafóricamente: “muchas veces tratamos de echarle veneno a las pestes que atacan nuestras plantas en lugar de trabajar la tierra para que las pestes no vengan”.

Ve un futuro oscuro: “ Yo no creo en la paz mundial ni en que vamos a acabar con el hambre o que todos vamos a vivir en un mundo feliz. Creo que tenemos la oportunidad todos los días de provocar esos cambios para vivir en mejores situaciones y lograr un balance que hasta ahora no hemos logrado”, concluye el soñador.

Por Catalina Mas para MDZ

Escuchá la entrevista completa:

Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 06:05
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 06:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes