Delia Rosas

Obtuvo su título a los 75: "Me costó tanto recibirme como a los demás"

Trabajadora social. Viajó desde San Rafael para estudiar en la UNCuyo hasta recibirse. Una entrevista del programa "Después de todo" por MDZ Radio.

Delia Rosas nació en La Llave, un distrito rural de San Rafael, que dejó de niña para irse a vivir a Buenos Aires, donde pasó su infancia. Cuando iba a 6to grado, ya de vuelta en su pueblo, una de sus maestras se ofreció a pagarle los estudios y alojarla para que ella pudiera estudiar en la ciudad de San Rafael, pero Delia no pudo porque su mamá no la dejó.

“Mi mamá no quiso que yo me fuera a estudiar por la mentalidad que había en ese momento: la mujer no salía de casa. Yo no dije nada y me la aguanté. Entonces fui a trabajar a una fábrica a donde me mandaron a aprender costura”

Delia rosas

A la edad de 55 años, Delia Rozas decidió anotarse en un C.E.N.S de manera tal de terminar el secundario. “Fui durante 3 años, de noche, al C.E.N.S Nº 3436 de San Rafael, donde fui 1ra escolta”, cuenta Delia. Al finalizar el secundario, Delia no veía la posibilidad de estudiar más allá de la escuela secundaria, pero 4 años más tarde se dio cuenta que nunca es demasiado tarde para cumplir los sueños y decidió inscribirse en la Licenciatura en Trabajo Social de la Universidad Nacional de Cuyo.

“Estudié Licenciatura en Trabajo Social porque por un lado, siempre tuve el deseo de ser docente, y lo social me motivó mucho”

El primer año Delia viajaba todas las semanas desde San Rafael a Mendoza. Hasta que decidió mudarse porque era “verdaderamente un sacrificio”. Sin embargo, Delia asegura: “El entusiasmo que tenía me hacía olvidar por lo que yo estaba pasando”.

En cuanto al apoyo que recibió de familiares, amigos y docentes, Delia expresa: “Mis hijas me motivaron para que comenzara a estudiar. El primer año me costó adaptarme a la facultad, pero los chicos me invitaban a formar parte del grupo y los docentes me trataban como a cualquier otro alumno. Nunca me discriminaron ni me regalaron las notas. Me exigieron lo que me tenían que exigir. Me costó, tal como a los demás les costó”.

“Hoy en día me doy cuenta que las cosas cambiaron gracias a que yo siempre le puse empeño”

Delia Rozas se muestra muy interesada en la juventud, a la cual estuvo dirigida su tesis de grado: “El fruto del esfuerzo que hice para estudiar resultó en una tesis que hice sobre Ciudadanía Enmancipada en los colegios secundarios” y concluye diciendo: “la juventud no está perdida, sino que los adolescentes han sido criados de otra manera a como lo hicieron con nosotros. Nosotros teníamos referentes, los chicos de hoy no tienen referentes”, y puso de ejemplo cómo se ha desvanecido la escuela como institución referente y modelos de referencia en las familias.

Delia considera que la Ciudadanía Enmancipada debería ser enseñada en las escuelas para dar una visión crítica de la realidad en la que no sólo se aborde la corrupción como temática principal y asegura que “hay otras cosas que dañan al país mucho más que la corrupción”. Delia se muestra esperanzada por una sociedad mejor, en donde la juventud se involucre y tenga un compromiso social en cuanto a la política y a la seguridad porque hoy, dice desesperanzada: “Los adolescentes no creen en los políticos ni en la policía. No se sienten preparados para votar y entonces no quieren hablar de política”.

Delia entonces concluye: “Hay que conocer la realidad cambiante para poder entender de manera crítica lo que está pasando”.

Escuchá la entrevista completa:

Opiniones (0)
10 de diciembre de 2017 | 23:55
1
ERROR
10 de diciembre de 2017 | 23:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California