Luis Mendieta

Secuestrado por las FARC y ahora negociador de la paz: "Fueron casi 12 años de trato cruel y degradante"

Estuvo secuestrado por las FARC, y tras su liberación actuó como negociador por la paz en La Habana para poner fin al conflicto más antiguo de América Latina.

El mayor general Luis Herlindo Mendieta Ovalle, es un oficial retirado de la Fuerza Pública, de la Policía Nacional de Colombia que estuvo secuestrado por las FARC desde noviembre de 1988 hasta junio de 2010 cuando fue rescatado por las Fuerzas Armadas de Colombia. Fue el oficial de más alto rango en cautiverio por el grupo guerrillero.

En la actualidad, Mendieta fue elegido como una de las 60 víctimas que participó en las negociaciones de la Habana para lo que fue la firma de un tratado de Paz con lo que esperan ponerle fin al conflicto armado más antiguo de América Latina. 

-¿Cómo está viviendo estas primeras horas de paz en Colombia?

-Es un proceso largo que, seguramente demandará varios años y se están poniendo de acuerdo en diversos puntos y después de las conversaciones llegaron a algunos acuerdos, que propiciaron la firma entre el presidente de la República y el canciller terrorista.

Parece que las FARC van a dar el paso definitivo para lo que exigía la sociedad colombiana que es la entrega de armas, porque de esa entrega de armas dependía precisamente las garantías de no repetición, especialmente para las víctimas.

Por otro lado el cese al fuego, es decir que dejan de lado toda actividad delictiva. Pero faltan las firmas finales del acuerdo, por lo que esperamos que las FARC nos cumplan, porque gobiernos anteriores siempre han sido abiertos a buscarle una salida política a lo que ha sido el conflicto interno en Colombia, entonces, ojalá que cumplan y no hagan como con los gobiernos anteriores. 

-Como testigo de las negociaciones en La Habana ¿vió buena voluntad por parte de todos los actores de la negociación?

-Sí especialmente los delegados del gobierno nacional, y de los garantes, Naciones Unidas y la Iglesia de Colombia, además del Consejo de Seguridad Nacional. Todo eso ha hecho presión para que las FARC firmen el acuerdo general.

-¿Cómo fueron sus años en la selva mientras estuvo secuestrado?

Fueron casi 12 años de trato cruel y degradante para las víctimas. Estuvimos encadenados a los árboles, con limitaciones en lo que es asistencia médica, y alimentaria.

El accionar de los terroristas de la FARC permitió que algunos de nuestros compañeros murieran en cautiverio y otros que fueron asesinados vilmente por las FARC cuando las fuerzas públicas intentaron rescatarlos.

Fueron años bien difíciles y dejaron secuelas tanto físicas como psíquicas para aquellos que hemos sido rehenes.

-Después de esos 12 años, de dónde saca fuerzas para verle la cara a Timochenko (el líder de las FARC).

-Para eso fue nuestra presencia, para visibilizar lo que fueron las víctimas. Vimos que no se quería reconocer en las mesas de negociaciones el sufrimiento de las víctimas.

Me metí para que se conocieran los derechos de las víctimas. Cuando comenzó nuestra negociación con las FARC tenían 430 secuestrados según algunas entidades que tienen datos, y seguimos reclamando qué pasó con esos 430 secuestrados y por eso seguimos insistiendo ante ellos para que nos digan en dónde están y que se los reintegren a las familias.

Además de los miles de desaparecidos, que se los devuelvan a las familias para que puedan hacer  los respectivos duelos y darles cristiana sepultura.

Y para que cesen las actividades delictivas de los secuestros, del narcotráfico y para que de verdad en el futuro dejemos de lado toda esta parte. Las víctimas reclaman verdad, justicia y reparación. En esa medida se les puede exigir a las víctimas otorgar el perdón. 

-Hay en Colombia otra guerrilla que es el Ejército de Liberación Nacional (ELN), ¿qué va a pasar con ellos?

-El gobierno sigue insistiendo en que para negociar con el ELN tienen que dejar el secuestro, pero han sido renuentes. Mientras eso no se cumpla el Gobierno no va a negociar con ellos. 

Por otro lado, hay otras bandas delictivas dedicadas al narocotráfico y que también toca controlarlas. 

Quisiéramos que de la noche a la mañana cesaran las guerras, pero de verdad vamos a seguir teniendo violencia hasta que no se controle por parte del Estado tanto al ELN como a estas bandas criminales.

-Le tocó presenciar los meses de embarazo de Clara Rojas que fue emblemática su liberación. ¿Cómo era para una mujer en esa situación estar secuestrada?

-Estuvo compartiendo con nosotros cautiverio y después cuando tuvo a su hijo estuvo varios años y fue cuando le quitaron al hijo y no se lo devolvieron hasta que el Gobierno tuvo información y lo llevó a un centro de asistencia.

La vida para una mujer es difícil, sobre todo para las que son rehenes, porque no solo compartí con Clara Rojas, sino también con la doctora Consuelo González de Perdomo y Gloria. 

Era difícil para ellas porque les tocaba compartir con nosotros las 24 horas en condiciones de vejaciones tanto en su vida personal como privada. Uno trataba de colaborarles lo que más podíamos, anímica y espiritualmente, porque colaborar en la miseria es bien difícil.

Yo soy muy creyente y creo que con el apoyo de Dios y de la mano de la Virgen logramos sobrevivir al cautiverio.

Pero las guerrilleras también eran sometidas a todo tipo de trato cruel, porque son las encargadas de cocinar, cortar leña, conseguir agua y ser las esclavas sexuales de las FARC.

Se cometen crímenes de Lesa Humanidad contra las mismas integrantes de la organización, como es el reclutamiento de niñas de 10, 12 años, y cuando las mujeres eran obligadas a abortar. Son crímenes horribles que esperamos que se obligue a las FARC a resarcir a la comunidad y a afrontar, en algún momento, a la Justicia Internacional.

-Usted estaba casado y tenía dos hijos al momento de ser secuestrado ¿pudo comunicarse con ellos en algún momento? y ¿cómo fue el reencuentro?

-Sí, yo dejé dos hijos de 12 y 14 años, y se perdieron 12 años, cuando regresé ya son profesionales, quedaron secuelas en el entorno familiar porque no estuve con ellos.

Fui un extraño, porque comunicaciones únicamente tuve con los medios de comunicación, especialmente con los programas "Las Voces del Secuestro" de  Herbin Hoyos Medina; y de Antonio José Caballero, "La Noche de la Libertad"; también hubo otro programa "La Carrilera de las 5" de Nelson Moreno que emitía desde Cali y enviaban los mensajes.

Hubo un tiempo en que la guerrilla nos permitió tener radios para que nos llegaran los mensajes de nuestras familias, pero ellos no podían saber nada nosotros. Pero a veces nos castigaban y nos quitaban los radios y no podíamos escuchar música, ni noticias. Hoy nos asombramos del fallecimiento de personas de fama mundial porque no nos enteramos.

Uno sabe sin motivación de leer y escribir y se dedica a ver las cosas agradables.

-Cómo hizo usted en su caso particular para perdonar a estas personas que los tuvieron 12 años lejos de su familia y que le impidieron ver crecer a sus hijos.

-El perdón es un don espiritual, los familiares no han querido personal, yo he considerado que es un cambio de actitud. Agradecerle a Dios y a la Virgen la existencia misma y estar compartiendo cualquier cosa que le llegue a uno.

Si hoy me levanto vivo digo 'Gracias Dios mío y gracias a la Virgen, y de indiferencia total lo que piensen los integrantes de las FARC. Para mi lo más importante es que Dios hoy me permite vivir y estar con mi familia y estar regresando al trabajo que a mi me parece importante que es trabajar por las víctimas y sus familias. 

- "Con la ayuda de la Comunidad Internacional, de la Iglesia y de la ONU, ojalá la Paz llegue lo más rápido posible", finalizó Mendieta.   

Escuchá la entrevista del programa de "MDZ Radio", "Tormenta de Ideas":


Tormenta de Ideas nueva ficha

Opiniones (1)
22 de septiembre de 2017 | 23:45
2
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 23:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estimado Mayor eso no es un acuerdo de Paz es una carta de libre impunidad para la organizacion terrorista mas antigua que opera en America Latina, hasta es una verguenza que Cuba sea el pais donde se hicieron las negociaciones, no puede un pais con dictadura y con un pasado de promover el terrorismo en toda el contienente ser ahora el lugar donde se sientan a negociar.- UNA VERGUENZA
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'