Luis Emil Sanabria

Un exguerrillero cuenta qué hace falta en Colombia para que la paz sea definitiva

Exguerrillero del Ejército Popular de Liberación de Colombia. Integrante de la Red Nacional de Iniciativas por la Paz.

Luis Emil Sanabria tomó las armas y se integró al Ejército Popular de Liberación (EPL), pensando que ése era el camino para aquellos que en Colombia no tenían voz. Sin embargo, a comienzos de los '90 abandonó la guerrilla y pasó a cumplir un función diametralmente opuesta: dirigir ahora una organización que movilizó a millones de personas que pedían el fin del conflicto armado en Colombia.

Tras el histórico acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, Sanabria habló en el programa "Queda mucho por decir", en MDZ Radio.

-¿Por qué decidió tomar las armas y sumarse a la guerrilla?

-Son situaciones políticas y decisiones de una época que llevaron a jóvenes universitarios a apoyar una lucha armada que nos llevaría a las transformaciones políticas y económicas. Eso perdió toda orientación política y en 1991, decidimos hacer un acuerdo con el Gobierno y convocar a una Asamblea Constituyente para entregar las armas.

-Cuesta entender por qué no cumplen una condena de cárcel.

-Es un tema de justicia transicional. Algunos delitos de lesa humanidad no son excarcelables. Algunas personas purgaron pena de cárcel por un largo tiempo. Otros delitos, ligados a la rebelión, se integraron en un acuerdo que incluía la amnistía. Hoy vemos algo parecido. Es importante entender que este proceso no se da entre un Estado fuerte y una guerrilla vencida: son dos ejércitos y ninguno de los dos logró la victoria.

luis emil sanabria

-¿Qué va a pasar con grupos paramilitares de derecha?

-Hace 10 años se firmó un acuerdo de paz con las "autodefensas" de Colombia. Fue un proceso que también contó con justicia transicional, aunque algunos hablaron en aquel momento de impunidad. Hoy, lo que vemos son organizaciones criminales producto de la no reincorporación a la vida civil de algunos que se aliaron con sectores políticos y que están ligados al narcotráfico. Habrá que liderar un nuevo proceso que implique el desmonte de estas expresiones criminales ligadas al paramilitarismo y al narcotráfico.

-¿Cuál va a ser el futuro de las FARC? ¿Van a integrarse a la política?

-Ellos tienen las garantías para que se conviertan en un grupo político y democrático que exprese sus opiniones en la arena política, con personería jurídica. En adelante, estará en la lucha democrática. El acuerdo busca sacar las armas de la política y ése es un compromiso de las FARC. De todos modos, en Colombia existe la guerrila del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Se anunció que se va a iniciar un proceso de negociaciones con ellos también.

-Sin dudas, este acuerdo va a afectar intereses económicos, especialmente de la industria armamentista.

-Colombia tiene más del 20 por ciento del Producto Bruto Interno dedicado al conflicto armado. Ahora, si también se hace un acuerdo con el ELN, ese dinero se va a poder invertir en necesidades básicas como salud, vivienda y educación. El comercio de armas legal e ilegal se va a disminuir. Hemos llamado la atención sobre el hecho de que puede sentirse afectada la región debido a que muchas organizaciones criminales se amparan en el conflicto armado interno para seguir su proceso de narcontráfico y tienen conexiones con Perú, Argentina y otros países. Esta industria tendrá que estar a la par en el control que va a hacer Naciones Unidas. Hay que entender que Colombia es un país productor de armas. Habrá que controlarlo.

-¿Colombia tiene las herramientas para construir un proceso de paz?

-Sí. Colombia tiene el mayor número de experiencias ciudadanas de construcción de paz. Es una paradoja, porque a la vez tiene el mayor número de desplazados internos, casi 7 millones de personas. Somos un país que tiene recursos económicos para hacer experiencias ciudadanas y si logra controlar el narcotráfico y el lavado de dinero, podrá invertir gran cantidad de recursos a la construcción de la paz. Hoy, ese dinero se destina a la guerra. Necesitamos el acompañamiento de los pueblos de América Latina para salir de esta horrible noche.

-En Argentina, hay montoneros que se resisten a hacer una autocrítica. ¿Ustedes qué posición toman mirando el pasado?

-Son momentos políticos. Por supuesto que se causó mucho daño. Ese creer que la lucha armada nos iba a posibilitar las transformaciones en Colombia fue una equivocación, pero también fue una equivocación a la que se llevó al movimiento político. En Colombia, se vivió una política de guerra de baja intensidad donde aquellos que disentíamos éramos vistos como terroristas. Eso llevó a muchas personas a una lucha armada. Se pudiera haber hecho de otra forma, pero son cosas que ya no se pueden mirar con el retrovisor. Hay que pedirle perdón a las víctimas y mirar hacia adelante para construir reconciliación y paz.

-¿Cuáles son las armas para lograr el cambio que reclaman hoy en día?

-La pedagogía. Una pedagogía de  una democracia profunda por la paz, que tenga que ver con los demás seres vivos de este planeta. Devolverle al pueblo el poder constituyente primario, tolerar y respetar. Sacar de nuestra cultura la posibilidad de la violencia. Tiene que ver con la construcción de nuevas democracias donde todos podamos hablar sin temor de ser señalados ni perseguidos por pensar diferente.

Opiniones (4)
18 de agosto de 2017 | 23:10
5
ERROR
18 de agosto de 2017 | 23:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En Colombia, la guerrilla es narco. Igual que los ex montoneros que nos gobernaron.
    4
  2. Aca pasó lo mismo!!! los únicos encarcelados fueron los pelutudos militares que defendieron el país, en un país hipocritica que se olvidó de sus héroes...Pero estos presos de Lesa representan la variable de ajuste cultural. Es el costo fijo de la corrupción, que nunca es gratuita, Alguien debía ser el que llegara al ruedo de la arena del circo y eso son los militares que defendieron nuestro país y ahora son y fueron reos del oprobio de 12 años del desfalco institucional a la Nación. Pero también, es un pueblo adormecido que sabiendo y teniendo algo de inteligencia se tragó el relato burdo de esta lacra nacional y provincial que los mantuvo entretenidos con la predica de que los malos de la película eran los uniformados y los heroes eran los jovenes idealistas....
    3
  3. Porque los terroristas de izquierda asesinos psicopatas estan amparados por los psicopatas y negocuantes de DDHH
    2
  4. ¡Tal vez también sean jóvenes idealistas como los de acá..!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial