Enrique de Rosa Alabaster

¿José López es o se hace? Un psiquiatra y las razones de la locura

Psiquiatra. Habló en "Tormenta de ideas" de las tres etapas de la determinación judicial sobre la alteración mental de un imputado. El caso colectivo en Argentina.

¿Está loco o se hace el loco José López, exsecretario de Obras Públicas de Néstor y Cristina Kirchner? Esa es la pregunta que mucha gente se hace. En el programa "Tormenta de ideas" le preguntamos sobre ello a un prestigioso psiquiatra Enrique de Rosa Alabaster y dio interesantes definiciones:

- ¿Podemos hablar de "locura" cuando nos referimos a José López? ¿Está loco o se hace?

 - Está bien usar la idea de loco, en la medida en que en la medida en la que uno se refiere cuando lo dice es al patrón cultural de lo que la gente entiende normalmente como una alteración de las facultades mentales. En términos legales, es interesante que uno habla habitualmente de "alteración morbosa", ligada a una enfermedad de las facultades mentales. La pregunta que corresponde en la justicia penal es si la persona comprendió al momento de los hechos. Eso implicaría que esa persona puede estar hoy detenida con un cuadro psiquiátrico equis, el que sea, ansiedad, psicosis, lo que fuera, pero en realidad hay que probar si lo tenía al momento en que cometió el delito.

- Tal vez hoy la situación mental le puede impedir ir a declarar, pero ¿robó estando "loco" o en pleno uso de sus facultades?

- Claro. Y acá no hay que preguntarse en torno a los nombres de numerosas posibilidades de alteraciones de las facultades mentales porque el centro está. Esa idea de locura que para la gente es "no comprende" o "está fuera de la realidad" y si le permite o no ir a declarar ante la Justicia. El juez lo que tiene que saber es si esa persona que tiene enfrente puede hablar con él o no. Luego será planteado si esa persona está en condiciones de estar en juicio y tercero, si esa persona está capacitada para haber comprendido la gravedad de lo que se le imputa. Esas tres etapas periciales médico forenses son las que hacen falta, pero todavía se analiza la primera: si la persona está en condiciones de declarar ante el magistrado. En principio dos instancias señalaron que sí está en condiciones, pero aparentemente el cuadro de ansiedad o excitación, o por drogas, o todos ellos juntos, evolucionó cuando fue trasladado a Ezeiza y se decidió que no está en condiciones de declarar. Luego viene la parte de imputabilidad o no.

- Los medios difundieron que José López gritaba pidiendo cocaína. La falta de esa droga, ¿puede originarle un cuadro psicótico?

- Por supuesto. Uno de los primeros cuadros de los que ayer hablaba con gente del lugar, es que me permitía sugerir que hicieran un dosaje de cocaína, marihuana y metabolitos en sangre, para ver si realmente presentaba un cuadro de abstinencia o no. En realidad, la abstinencia provoca un cuadro de excitación psicomotriz. Bajo ese cuadro, la persona comienza a motorizarse mucho motoramente, empieza con estos planteos a veces un poco extraño. Sí, es completamente factible. Y de hecho fue medicado por el neurólogo que lo revisó en el Hospital de General Rodríguez con Alplazolam, que es un tranquilizante menor.

- ¿Hay alguna alteración mental que lleve a las personas a robar sin darse cuenta?

- No, bueno, ahí viene la parte más tragicómica de la Argentina: determinar si una persona es inimputable por algo que sucedió a lo largo de 8, 10 o 12 años. Es absolutamente imposible. ¿Sabe por qué? Porque en definitiva uno puede decir que empezó a disparar con un arma de fuego porque estaba en medio de un episodio psicótico en el que estaba alucinando y pensó que la gente que iba por la vereda de su casa eran monstruos, atacantes, aliens que venían a invadirnos. Una psicosis paranoide. Ahora, eso es algo que puede ocurrir en el transcurso de temporadas relativamente cortas. Por ejemplo, uno puede imaginar que el tirador de Orlando, el otro día, pudo haber estado en un brote psicótico, pero no si vuelve el otro día a tirar. Si ustedes quieren, se puede ilustrar con el caso Barreda, en donde hubo un gran debate. O en el caso Robledo Puch en donde se diagnosticó una psicopatía y luego una esquizofrenia. Ahora, en el caso de López, es posible que haya tenido un trastorno de personalidad perversa, pero eso ya sí es imputable.

- ¿Puede ser que en la concepción de esta persona haya perdido la dimensión de lo que son 9 millones de dólares?

- No, eso le puedo garantizar que sí la pierden. Cuando uno trata a gente que tiene un nivel de poder importante, obviamente uno pierde el contacto con la realidad. Y obviamente esto es parte de la locura que estamos viviendo. En cualquier país del mundo 9 millones de dólares -y acá creemos que es una parte ínfima del tema- serían lo que voltearía a un gobierno entero. Pero acá la sociedad argentina perdió magnitud de la realidad y eso es lo que vuelve a todo tan irreal.

- Evidentemente algo disparó a que él saliera apresuradamente, sin pensarlo o calcularlo a revolear bolsos a un convento. O, ¿realmente eso puede haberlo planificado y le salió mal?

- Es para una película con una monja de 95 años del otro lado atajando bolsos... A 30 años de la muerte de Borges, es la exageración borgeana. El país de los excesos en la que sí puede haber habido una planificación. Puede haber sido una persona a la que le avisaron que iban a allanar su domicilio y ahí sí entró en una situación de ansiedad, angustia y pánico que lo hace cometer acciones particulares. Esto tiene que ver con el presunto estado que la abogada comentaba que sucedía.

Opiniones (1)
17 de octubre de 2017 | 12:29
2
ERROR
17 de octubre de 2017 | 12:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Déjelo, no más... que legalmente mientras se crea o se encuentre loco, no sale de la cárcel hasta que el juez quiera y eso puede ser que lo lleve a estar toda su vida en un "manicomio", o cárcel, como le guste a él.- La peor defensa, es la que le asesoró que se haga el loco.- Él, debió pedir declarar y pedir protección e inmunidad si mandaba a sus jefes al frente, pero eligió pasar el resto de su vida preso... solo sin que nadie lo juzgue, ni sentencie.- Agua y ajo... mientras su jefe se fue de paseo (evadió) a Inglaterra.-
    1
En Imágenes
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes