Hervé Fischer

"Vivimos en un mundo que tiene una economía imaginaria, no de recursos naturales, sino financiera: la especulación funciona como un videojuego"

Palabra por palabra, la desgrabación de la entrevista completa al filósofo, escritor, cinesasta y artista plástico franco canadiense. Sus definiciones sobre el mundo atravesado por la digitalidad. Una entrevista para leer, escuchar y compartir.

 Herve Fischer confía, optimista, en que la humanidad encontrará su progreso en sí misma y no en la tecnología. "Eso llegará solo; concentrémonos en lo nuestro", dijo en diálogo, este sábado, con MDZ Radio desde Montreal, ciudad canadiense en la que reside. Multiprofesional, llamarle polifacético sería un lugar común y, probablemente, una contradicción, habida cuenta de que todos los caminos conducen a su centro: la filosofía. Reconocido en todo el mundo, ha dejado su pensamiento y acción en una obra que incluye, hasta ahora mismo, unos 20 libros, aunque sus artículos, provocadores, se expanden permanentemente por el mundo.


Creó en 1990 el Festival Teleciencia, del que fue director general hasta 2002 y en 1993 el M.I.M. (Mercado Internacional del Multimedia). Es cofundador y presidente de Ciencia Para Todos, (agrupación de organismos quebequeses de cultura científica y técnica) y de la Federación Internacional de las Asociaciones de Multimedia (1997), organizando las Cumbres internacionales de internet y multimedia de Montreal, Abu Dhabi, Montreux, Beijing, Shenyang.

Fue titular de la cátedra Daniel Langlois de tecnologías numéricas y bellas artes de la Universidad Concordia de Montréal, responsable de la concepción de un Médialab quebequés, Hexagram, en consorcio entre las universidades Concordia y UQAM (2000-2002). Es ahora Profesor asociado y director-fundador del Observatorio Digital Internacional de Montreal, UQAM.

Recibió con Ginette Major el Premio Leonardo por su implicación en favor del arte y de la ciencia (MIT Press, 1998), artista invitado en los Encuentros Imágenes y Ciencia del CNRS (Francia). Conservador de la exposición Cym@r de arte y tecnología de Weimar, capital cultural de Europa en 1999. Es miembro de la Comisión UNESCO canadiense. Caballero de las Artes y las Letras y de la Orden Nacional del Mérito del gobierno francés. Ha recibido la Distinción Cultural cubana, 2009, el Premio Cartier del Webcom Montreal, 2011.

En su diálogo con MDZ Radio, durante el programa "Tormenta de ideas", Fischer porfió en que "el imperio de Hollywood será derrotado". Pero además, dejó sembradas semillas de futuros debates, fue -en cada respuesta- abriendo puertas hacia discusiones pendientes que prometen ser cada vez más refrescantes.

Aquí, la desgrabación completa de la entrevista:

- Usted ha teorizado sobre cómo alguna industria, como Hollywood, se queda paralizada por defender un status quo frente a las posibilidades que les brindan las nuevas tecnologías. ¿Van a ser vencidos por el progreso?

- Es claro que para ellos es un desafío muy difícil. El pirataje con lo digital es muy fácil, entonces decidieron un cine en 3 dimensiones, intentando hacer espectáculos para el gran público. El tema es hacer dinero, eso es lo que más les importa y tener imperialismo sobre todo el planeta. Yo no creo que le sea capaz seguir con el poder tan grande que tenían, van a seguir con un divertimento a través de películas sin un autor específico, de selección, pero que no es un cine de director, independiente, con una cultura particular. Intentan no tener una cultura, para tener un público más amplio y hacer el mayor dinero posible.

- Hollywood argumenta que sigue usando sus viejos rollos de película (que son muy costosos) porque las nuevas tecnologías no le otorgan la calidad que necesitan ¿Esto es cierto?

- Ellos intentaban hacer un cine 4K, que es un cine que es muy costoso para el pirataje, pero no tenemos la capacidad los humanos de percibir esa alta definición. El IMAX no es un cine de calidad a nivel técnico, los efectos de imagen por computadoras claro que requieren un presupuesto enorme. La verdad es que esas películas no tienen un público para mucho tiempo. Tienen que hacer dinero en 2 o 3 semanas, con un presupuesto que puede ser de 300 millones de dólares. Entonces, es un desafío financiero muy difícil para ellos.

- Nosotros pensábamos que los eBooks serían un fracaso, porque no hay como leer un libro de papel. ¿Ha cambiado el punto de vista de la sociedad, esto le sirve para avanzar y progresar?

- Sí, es que la tecnología va más rápido que nuestras costumbres y que nuestra manera de vivir. Las tecnologías son un desafío para nuestros valores, es una paradoja que la tecnología cambie más rápido que las ideas y la conciencia humana. Ahora estamos en un momento de adaptación muy difícil. El mercado es como un motor, con la competencia que siempre lanza nuevos productos e intenta vendérnoslos. Es claro que el libro de papel es perfecto, mucho más agradable y manuable que una pantalla. Es una ilusión pensar que el papel va a desaparecer por una pantalla electrónica, entonces entramos entre los dos. No todo tiene que hacerse digital, necesitamos tanto los medios tradicionales como lo digital. Este último es muy importante para el acceso, pero para pensar necesitamos un tiempo lento, tranquilos. Bill Gates dice que para pensar bien hay que pensar rápidamente, pero desde la Filosofía es estúpido decir eso. Estamos en una revolución antropológica, porque la tecnología es el motor de la evolución de la especie humana hoy, pero nosotros debemos seguir con esa evolución de la tecnología.

- ¿Hay una guerra entre lo antiguo y lo moderno o toda esta tecnología ya es la principal herramienta de estas nuevas guerras?

- Sí, lo digital es la herramienta. Es muy importante considerar que la tecnología hoy es el motor de la evolución humana. El desafío ético que tenemos hoy es la evolución de nuestro cerebro para tener la capacidad de controlar la rapidez del desarrollo tecnológico en el campo ético tanto como en el de la guerra y las armas.

- En medio de esta revolución tecnológica, ¿llegará el día en que los humanos no distingamos el mundo real del mundo virtual?

- Es difícil seguir con esa oposición entre el mundo real y el virtual, porque hay una relación entre lo real y lo virtual. Podemos hablar de que vivimos en un entorno “virtuo-real”, porque lo virtual tiene un impacto fuerte sobre lo real, al punto que pensamos que lo virtual es mejor que lo real, que es un paraíso donde podemos vivir un tipo de historia, como en las amistades de Facebook, pero en realidad lo real sigue, porque no se puede decir que el sufrimiento humano, que la explicación por la economía y la guerra, que todo eso es virtual, que no es una realidad. El sufrimiento nos dice que la realidad existe, lo virtual puede parecer un sueño, como si estuviésemos en una Matrix. No podemos decir que lo virtual es un mundo mejor. El progreso tecnológico es más fácil que el humano, que es muy lento y difícil. Pero el progreso de la ética es más importante para nuestro futuro que el tecnológico (que sí o sí lo vamos a encontrar).

- En esta transición que vivimos, ¿cómo afecta o repercute en la economía global?

- Es muy fuerte, vivimos en una economía virtual. Es la economía de la especulación, que es como un video juego, en las bolsas hay personas que lo consideran un juego para hacer dinero y olvidan que detrás de las pantallas hay hombres que sufren, que pierden su dinero. Esa situación de desigualdad es más grave que nunca y viene de la desmaterialización de la economía. Si una persona hace especulación usa en las bolsas de Nueva York, Shangai o Londres usa la inteligencia artificial, que es capaz de analizar rápidamente la evolución de los valores de bolsa y tomar la decisión primero para hacer dinero en pocos segundos. Eso es una inteligencia artificial de especulación que se usa, hay un cinismo de la especulación, de los que hacen el dinero con una máquina, olvidando la realidad de los seres humanos que sufren el día a día. Es muy peligrosa esa disfunción de la economía virtual y la real (de la vida, del presupuesto, del día a día). Es una patología de la economía. Esto parece muy difícil de controlar por los gobiernos o Estados, porque las grandes corporaciones son más fuertes.

- Desgrabación: Ana Saldaña

Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 16:17
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 16:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia