Fernando Simón

Sin interés en la política mendocina por aprobar normas de transparencia

Fiscal de Estado de Mendoza.

El fiscal de Estado Fernando Simón todavía no cumple un año en su cargo al frente de uno de los organismos de control y ya ha tenido que enfrentar más situaciones complejas que muchos de sus antecesores en todos los años de carrera.

Lo que pasa es que la herencia de la administración de Francisco Pérez es más compleja de lo que todos esperaban, incluso el mismo Simón, quien reconoce que lo sorprenden los efectos del gobierno anterior, el cual fue encabezado por el partido que lo tenía en sus filas, pero que ahora -asegura- no siente desde el punto de vista partidario, pero si desde las convicciones.

No es un misterio que desde algunos sectores del oficialismo lo miran con cierta desconfianza, pero él defiende su gestión y recalca que sus actos son la mejor prueba de su trabajo. En conversación con MDZ se refirió a los comentarios sobre su antigua militancia, sobre los pases a planta, su relación con Francisco Pérez y del nivel de transparencia que existe en la política mendocina.

¿Le pesa que se recalque su rol de ex legislador peronista?

-No es lo que me gusta francamente, mi pasado es cierto y eso no es discutible. Ahora, he demostrado desde que asumí tomar decisiones que no han sido del agrado de un gobernador, como haberle frenado nombramientos, licitaciones y obras, o pedirle al IPV en su momento que no hiciera licitaciones si no tenía los fondos. Esas cosas demuestran que más allá del pasado que yo tenía en este momento cumplo la función de manera independiente, sin importar la persona que esté, si la conozco o no de antes, si es amigo o no.

¿Tuvo que revisar expedientes de amigos?

-Me ha pasado tener que revisar nombramientos y pedirle a los abogados que los llevan que me describan los expedientes sin conocer los nombres, para evitar absolutamente toda tendencia y luego pronunciarme. Me ha tocado gente con la que he tenido relación o me he comido un asado. Todo lo que me han denunciado lo hemos investigado y hemos establecido criterios muy claros y objetivos. Si falta tal papel es nulo, si se hizo después de la fecha que indica la ley es inexistente. Esos dictámenes son públicos y están colgados en Internet para que todos tengan acceso y lo hicimos con ese objetivo, que sean claras las pautas

¿Se puede separar su pasado peronista de su rol actual?

-Sí, perfectamente. Siempre he tenido pasión por lo público. He sido profesor de derecho público e inclusive fui funcionario y asesor de gobiernos radicales. Lo que no se puede separar son las convicciones. Yo como legislador impulsaba normas de transparencia y como fiscal las impulso con las herramientas que cuento.

¿Se sigue sintiendo peronista?

-Sigo creyendo mucho en los principios, en las convicciones, pero partidariamente no me siento peronista, no me siento parte de ningún partido. Sí tengo mis convicciones políticas y esas no cambian.

Fernando Simón en su despacho 11

¿Y las convicciones en eso no afecta?

-De ninguna manera, porque no trato distinto a una persona porque sea de un partido o de otro, o porque sea una gestión u otra. La verdad que mi rol no es juzgar las política del gobernador, mi rol es cuidar al patrimonio del Estado y que las políticas que se implementen sean en el marco de la ley. Y eso lo puedo hacer perfectamente sin dejar de lado mis convicciones.

¿Es injusto decirle el "fiscal peronista"?

-No me siento parte de ningún partido, más allá de que formalmente haya renunciado a mi afiliación el mismo día que estuvo mi acuerdo. Y de nuevo, más allá de que yo lo diga, a los hechos me remito. A gente que yo conozco he tenido que decir que su nombramiento es inexistente y no tiene validez, se han quedado sin trabajo, la conozco a esa gente, pero es mi trabajo y es lo que tengo que hacer.

Se catalogó a la misma Fiscalía como un refugio peronista. ¿Qué le parece?

-Entre tantas cosas que han dicho con un grado de animosidad. A Fiscalía ha venido gente de distintos ministerios y abogados de mucha trayectoria que nadie podría pensar que son peronistas. Carlos Cuervo, Luis Fontana, Ricardo Orquín. Fiscalía necesitaba fortalecerse y en estos momentos no hay espacios para nombrar gente y esto lo entiendo, lo comparto y lo acompaño.

Se nombra por ejemplo al ex titular del EPAS, Javier Montoro.

-Trabajó acá en Fiscalía antes. Usted le pregunta a los directores judiciales que hace 10 o 15 años que están acá y, que creo que entraron en la época de Aldo Giordano, lo conocían trabajando en Fiscalía. Más allá de un rol político que haya ocupado, tiene una trayectoria. Acá no podemos nombrar a nadie y está bien porque no es momento. Pero por ejemplo en marzo tenemos que publicar 2.500 declaraciones juradas y hace falta personal y dedicación. Lo mismo para llevar 17 mil juicios y la demanda de La Pampa, que contrató estudios de Buenos Aires, pero nosotros lo hicimos con el personal que tenemos y que es excelente. Hace falta una Fiscalía fortalecida, con trayectoria y en eso hemos trabajado con lo que se podía. Son personas que estaban en el Estado y que traerlos a Fiscalía implica costo cero.

¿No hizo contrataciones?

-El único cargo que he tenido que sumar es el director de administración porque no lo tenía y dependía de Gobernación y como bien dice un abogado reconocido en Mendoza, 'el controlante no puede depender del controlado', no hay control posible.

¿Coincide entonces con Cornejo, que no es momento de gastos?

-Totalmente, soy consciente de la situación financiera del Estado y estoy sorprendido en algún grado por la gravedad que tiene.

¿Tiene una buena relación con la administración de Cornejo?

-Si, tenemos muy buena relación. Tenemos diálogo habitual con funcionarios de distinto nivel, vienen a consultar dudas que les evacuamos y nos ofrecemos para acompañar los procesos de elaboración.

Montero Auditoria de la Nacion 05

La auditoría de Laura Montero

En medio de las denuncias por la mala situación en que dejó la administración anterior la vicegobernadora Laura Montero inició las gestiones para la intervención de la Auditoría General de la Nación, algo que tomó por sorpresa a los organismos de control de la provincia. Mientras en el Tribunal de Cuentas se molestaron, Simón dice que todo control aporta, pero insiste en la necesidad de cuidar la autonomía provincial y hacer valer los procedimientos.

El fiscal aclaró, de paso, que lo que le derivó Cornejo y Montero es un borrador de informe, el cual igualmente valoran y utilizarán para avanzar con investigaciones.

¿Cómo les cayó el tema de la Auditoría que impulsó la vicegobernadora?

-Yo he sostenido que todo aporte al control es bienvenido, pero también he dicho que hay ciertas pautas formales que hay que respetar. ¿Por qué? Porque si un organismo nacional puede intervenir en la provincia necesita la autorización para hacerlo, por un principio de autonomía, y este era el procedimiento de AGN en todas las ocasiones anteriores en Santa Fe, en Córdoba, donde siempre por un lado requería la autorización de la Comisión Bicameral del Congreso y por otro lado el convenio por el cual la provincia lo autoriza.

¿Qué es lo que recibió de Cornejo y Montero?

-A mí me ha llegado el informe que presentaron. Yo siempre pido que lo lean y no se queden sólo con las diapositivas. A nosotros lo que nos llega y te lo leo textual lo que le escribe Despouy al gobernador: 'Un borrador que será objeto de revisión y culminación para el envío del proyecto de informe a consideración del Colegio de Auditores'. Es decir esto es una etapa provisoria que le hemos pedido a la AGN que en cuanto tenga el informe terminado, nos lo mande.

¿Pero lo van a utilizar?

Esto tiene valor e importancia y nos aporta algunas cuestiones que requieren investigación y por eso hemos enviado oficios y requerimientos de información a muchos organismos involucrados, sobre todo en lo que se habla del tema de personal. Este informe, específicamente en ese tema, dice que 'no ha verificado el cumplimiento del marco normativo vigente', es decir no dice si es legal o ilegal, solamente te da una cantidad, te dice había tanto en una fecha y tanto en otra.

¿Cómo se enteró de la auditoria?

-Me enteré por los medios, no es un tema que hayan consultado conmigo y la verdad es que no hay ninguna obligación ni legal ni constitucional para hacerlo. Sí corresponde, y es lo que pedí, es que cuando estén los informes se me ponga en conocimiento, precisamente, por cualquier tipo de irregularidad que pueda surgir.

Fernando Simon Fiscal de Estado 02

El rol como senador y la relación con Paco Pérez

El actual fiscal de Estado hasta su nombramiento era jefe del bloque del Partido Justicialista en la Legislatura provincial. A pesar de tener un cargo relevante para la aprobación de proyectos, nunca fue cercano al gobernador y no era de la misma línea al interior del partido. Coincidieron en la gestión de Jaque, pero Simón recalca que nunca coincidieron sus caminos.

¿Cree que se le prejuzga ante las investigaciones sobre al gestión de Pérez?

-Todo prejuicio es injusto, que puedan existir no lo niego. Lo importante son los hechos que vayan demostrando cuál es mi rol de fiscal y como lo ejerzo. Antes de un mes de asumir pedí que se bajara una licitación de juegos y casinos, me he pronunciado antes de que llegara el nuevo gobernador por nulidades de nombramientos y no ningún caso de fiscal de Estado que lo haya hecho. En medio de una campaña electoral le frené un inicio de obra que era muy importante para la campaña como era El Carrizal. Por sus frutos los conoceréis. Los prejuicios son prejuicios.

¿Cuál era su relación con Pérez como funcionario y senador?

-Estábamos en el mismo partido, lo conozco hace muchos años. En el ejercicio de la función tuvimos avenencias y desavenencias numerosas.

¿Pero no eran cercanos?

-No, ni en lo político ni en la gestión, no fui cercano. Yo no era una persona de consulta o de diálogo habitual para el gobernador.

¿Cree que hubo corrupción en el gobierno de Francisco Pérez?

-Yo no puedo decir sí creo o no creo. Si yo encuentro elementos, lo que va a haber es la investigación y las denuncias penales que correspondan. Uno de los problemas en Fiscalía es que se dicen muchas cosas, pero yo como fiscal no puedo avanzar en base a rumores, necesito elementos. Y donde los hubo, no hay una sola denuncia que no hayamos dado curso con sanciones graves o denuncias penales de por medio.

¿No le va a temblar la mano para sancionar irregularidades en la gestión de Pérez?

-Así de claro. Como he tenido que dar de baja nombramientos de gente conocida y que me he comido un asado, así lo voy a hacer con todo aquello que encuentre los elementos y corresponda hacerlo. Si denunciaron a un ex ministro yo voy a juntar todos los antecedentes y los voy a poner en manos del fiscal penal para que llegue a donde tenga que llegar. La función la voy a cumplir porque lo mio es ser fiscal de Estado y es lo que quiero ser.

¿Se encontró con malas caras en Casa de Gobierno cuando bajó algunos nombramientos de Pérez?

-Hay gente que entendió que es mi rol y hay gente que no lo entiende quizás tan bien.

¿Sus amigos peronistas lo siguen tratando de la misma manera?

-Los que son amigos, son amigos. Entienden lo uno que tiene que hacer, inclusive cuando no les ha gustado. Los que no eran amigos y, quizás tenían otro tipo de intereses, te diría que la relación no sería la misma.

Simón Cornejo Bermejo Palau Battagión fallo río Atuel 8

La falta de transparencia en la política

Uno de los puntos principales que se cuestionan en la actividad política es la falta de transparencia, que las decisiones se tomen entre cuatro paredes y que no se conozcan muchos de los procedimientos. 

En el final de la gestión de Pérez se firmó el decreto para exigir a los funcionarios declaraciones juradas, proceso que lleva Simón y que, curiosamente, hasta el día de la entrevista no contaba entre los documentos presentados la del ex gobernador.

¿Hasta cuándo se puede presentar las declaraciones juradas?

-El lunes vence el plazo para que los funcionarios presenten sus declaraciones juradas. Los días inmediatos vamos a publicar el listado de los ex funcionarios indicando quien cumplió y quien no cumplió. A fines de enero comienza a correr el plazo de los nuevos funcionarios y se hará lo mismo. En marzo esperamos publicar las declaraciones juradas para el acceso público. Estamos hablando de más de dos mil.

¿Por qué no se avanzó con la ley de Ética u otras herramientas de transparencia?

-En este tema un impulsor muy fuerte era Tadeo García Salazar, actual intendente de Godoy Cruz, yo presenté proyectos de acceso a la información y ética, pero nunca se logró que los partidos tuvieran consenso para aprobarlos. En esto Mendoza tiene un déficit institucional.

¿Hay voluntad en el mundo político para avanzar en temas de transparencia?

-Si hubiera voluntad suficientemente fuerte y unánime todas esas normas habrían sido aprobados y la verdad es que no están aprobadas. Acá, sin distinción de partidos, encontré gente con la cual hemos impulsado en conjunto y otra que no tenía mucho interés en que se aprobaran. Y en esto no puedo distinguir color político.

¿Si se avanzaba con esas leyes, habría menos denuncias en la Fiscalía?

-Mientas más luz tiras sobre las cosas, más la ilumina, más difícil, por decirlo así, se le hace a los vampiros tomar ventaja. Toda herramienta que de transparencia, que obliga a que las cosas se difundan ayuda a la transparencia y dificulta cualquier tipo de manejo irregular.

Opiniones (1)
17 de agosto de 2017 | 02:14
2
ERROR
17 de agosto de 2017 | 02:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. POR QUE NO PRESENTO LOS PROYECTOS AL RESPECTO, CUANDO FUE LEGISLADOR ? ? ? Que se quede callado, es como la almeja, "se entierra con la lengua"
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial