Babasónicos

"Estamos en un momento de transición"

La banda se presentará esta noche y mañana en el Auditorio Bustelo.

“Mucho” suena y suena y cada vez gusta más. Sus canciones son ideales para cada ocasión: lentas, furiosas, psicodélicas, oscuras, muy buenas. Es que este Babasónicos versión 2008 logró reinventarse y editó un material que trapa por todos lados.

La banda viene golpeada: el 12 de enero de este año, murió Gabo Manelli, su bajista y fundamental en la arquitectura del sonido del grupo. El silencio y la meditación atrapó a todos los músicos más allá que esperaban la noticia. Hubo distintas posturas a la hora del análisis y la que primó fue seguir adelante. Y así, en medio de ese momento apareció “Mucho”, este disco en el que Gabo también participó.

Así, los mendocinos tendremos la posibilidad de disfrutar de estas canciones –y desde luego que otras más- en los dos shows que ofrecerá la banda en nuestra provincia: hoy y mañana, a las 22, en el Auditorio Angel Bustelo, lugar donde también se podrán conseguir las entradas.

Un poco de historia
Esta banda sorprendió en las radios en 1992 con el hit "De-generación", del álbum "Pasto". Originarios de Lanús, su nombre es por un lado un homenaje al profeta hindú Sai Baba y por el otro una referencia a Los Supersónicos, el dibujo animado de los setenta.

"D - Generacion"

En 1994 repiten el éxito con "Trance zomba". Se presentaron en todo el país como parte del "Nuevo Rock Argentino", en agosto de 1995 y acompañando a Los Brujos y Peligrosos Gorriones y en la provincia de Mendoza se mostraron en el Teatro Gabriela Mistral, donde los representantes locales fue Salvages Unitarios.

"Malón"

"Dopádromo" (1996) cuenta con 12 tracks de ritmos variados y gracias a ese material el grupo comienza las giras por Estados Unidos y Latinoamérica.

"¡Viva Satana!"


El cuarto disco fue "Babasónica", grabado en Nueva York y editado en 1997. En 1998 fueron invitados a telonear a la banda irlandesa U2 en sus shows en River, como paso previo al lanzamiento de "Miami" (1999).

"Sátiro"

"El playboy"

"Jessico" fue editado en el 2001 y elegido como "El mejor disco del año" por el Suplemento No de Página/12, el Sí de Clarín, la revista Rolling Stone y la revista Los Inrockuptibles.  Hacia fines de 2003 lanzaron "Infame", un disco aún más provocador desde las letras.

"Deléctrico"

"Irresponsable"

En octubre de 2005 lanzaron "Anoche", una placa producida por Andrew Weiss (que también había trabajado con la banda en los discos anteriores) que mantuvo la línea del exitosísimo "Infame".

"Yegua"

"Las mantenidas sin sueño" (2007) es la banda sonora producida por Babasónicos para la película homónima de Vera Fogwill y Martin Desalvo.

La actualidad
Diego Castellano es el baterista de la banda y está del otro lado del teléfono y habla. Se lo nota tranquilo, midiendo sus palabras y con una mezcla de felicidad y tristeza. Habla de “Mucho” y se enciende. Invita a ver a la banda en vivo, a disfrutar de la fiesta que ofrecerá Babasónicos, de lo bueno que se lo puede pasar.

Habla con MDZ.

-¿Cuánto de nuevo tiene este disco y esta etapa de Babasónicos?
-Creo que es un momento totalmente distinto a otros de la banda. El disco es nuevo y nos ha contagiado esa novedad. Además, armar la gira también nos ha renovado aires. El sólo hecho de armar una nueva lista de temas para tocar en vivo, nos muestra muy cambiados.

-¿Cómo sienten este nuevo inicio de gira?
-Con mucho entusiasmo, por sobre todas las cosas. Empezamos hace poco, unas dos semanas atrás, y después de los toques de Mendoza empezamos a irnos hacia el sur del país. Una nueva gira no sólo te motiva sino que también te genera un estado de ansiedad importante. Personalmente estoy muy contento y tengo muchas ganas de compartir con toda esa gente que nos sigue desde hace mucho tiempo y también con la otra, la que recién nos conoce.

-¿Cómo es “Mucho”?
-Es la concentración, la cristalización de un caos donde nos movemos como grupo. También es investigación, goce y un fuerte compromiso con lo personal. Si sentimos que, como todos nuestros discos, es bastante contudente; es corto pero a la vez tiene una gran sonoridad.

-Tan sólo treinta y un minutos…
-¡Pero muy intensos! Y por eso salió este nombre, porque cuando terminamos de grabar el disco y nos pusimos a escucharlo, nos dimos cuenta que había mucho de todo…Si tenemos que opinar ahora, creo que pusimos el nombre justo que necesitaba este disco.

 -La muerte de Gabo además de afectar al grupo humanamente, también lo afectó musicalmente. ¿Cómo te has adaptado a esta nueva base rítmica?
-Estoy en eso. Desde luego que después de la muerte de Gabo no es lo mismo y ahora miro para los costados y veo a Carca, que está en el bajo. Por eso te decía que estoy tratando de adaptarme a esta nueva formación. Igualmente, Carca entró hace un tiempo bastante considerable por la enfermedad de Gabo y es como que ya tengo varios meses tocando junto a él.  Pero nada de eso saca que estamos en un momento de transición más allá que estamos pasando por un panorama más auspicioso que el que teníamos previsto.

-¿Imaginaste que en algún momento se podía venir todo abajo?
-En un momento lo pensé y ví muy de cerca esa realidad. Me sentí muy mal por la pérdida de Gabo y todo el grupo sintió el impacto. Después de varias charlas entre nosotros, llegamos a la conclusión que seguir tocando era el mejor camino.

-Pasó mucho tiempo entre disco y disco y la expectativa se incrementó de manera considerable. ¿Sintieron algún grado de presión anormal a otros momentos?
-No, no…En realidad siempre que hemos hecho un disco fue por la misma ansiedad que tenemos como grupo inquieto. Estuvimos mucho tiempo de gira y el volver a hacer lo mismo cada noche nos hizo que fueran saliendo más ideas, más ganas, otras cosas que teníamos ganar de mostrar y así se fue construyendo este disco. Es cierto que nos tomamos nuestro tiempo y también es cierto que nos respetaron esos tiempos.

-Es muy destacada la importancia que le dan a Babasónicos en el exterior.
-Están sucediendo cosas en distintos países que nos sorprende grata manera. En México debe ser –sin dudas- el país donde mejor nos va y donde más de ha manifestado esa comunión con la gente. Desde la primera vez que fuimos tuvimos una muy buena comunicación con los mexicanos y fue creciendo de manera abrumadora para pasar a ser un fanatismo muy similar al que se tiene por la banda en Argentina.

-Después de tantos años de carrera, ¿sienten que se los puede considerar como un grupo clásico?
-La verdad es que no siento que seamos clásicos. Lo que yo creo es que tenemos un lugar  ganado en la gente, y que ese lugar es muy particular. Pero nuestro objetivo no es quedarnos en el bronce sino tener el presente más brillante que se pueda tener.

"Pijamas"

Babasónicos en Mendoza
Adrián Dárgelos Rodríguez: voz
Diego Castellano: batería
Diego Rodríguez: guitarra
Diego Tuñón: teclados
Mariano Roger: guitarras
Carca: bajo
Shows: viernes 15 y sábado 16 de agosto
Lugar: Auditorio Angel Bustelo
Entradas: $60, $50 y $40 y se pueden conseguir en la boletería del Auditorio.

Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 16:23
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 16:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mucho caretaje en el Bustelo, nada como cuando tocaron en el Teatro Pulgarcito, hermosos días aquellos. Pasto y Trance los mejores discos.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial