José María Vilarrubias

"Hoy hay menos lesiones que en el fútbol de los 60"

El médico que operó a Maradona en el '83 visitó Mendoza.

Por sus manos pasaron figuras como Diego Maradona, Alex Crivillé, Carlos Sainz y hasta algunos miembros de la deportiva familia real española. El doctor José María Vilarrubias, una eminencia mundial en el campo de la medicina deportiva, estuvo en Mendoza hace algunas semanas y contó a MDZ algunas de sus innumerables experiencias profesionales.

"He tratado creo que el 90% de los deportistas españoles", dice Vilarrubias, con un sentido del humor que contagia. Sólo se pone serio para definir la situación sanitaria en el resto del país.

"Mendoza la encontré tan linda como siempre. Pero lo de Formosa, Chaco, Catamarca es una vergüenza nacional", relató el especialista español que recorrió varias provincias antes de llegar a la nuestra, invitado por "el ciclón Matías Roby", como definió Vilarrubias a su colega mendocino.

- ¿Cómo encontró al país?

- Las condiciones sanitarias que ví en Formosa, Chaco, Catamarca no son de tercer, son de quinto mundo, una cosa espantosa. Uno se queda perplejo de que eso sea Argentina. La Argentina del Boca Juniors, del Sheraton de Buenos Aires. La Argentina podría ser perfectamente la cuarta o quinta potencia del mundo. Tiene de todo, es un país que ya lo quisiéramos en España y que esté peor que África verdaderamente mi cabeza no lo entiende. O se toman en serio el tema sanitario, o les va a ir peor".

En su impresionante currículo profesional podría destacar que colaboró en la operación realizada en 1983 a Maradona, cuando el crack argentino jugaba en el Barcelona y sufriera una fractura de tobillo durante un partido. Pero sin embargo, no lo hace. "No son méritos, eso quiere decir que uno ya es viejo", dice entre risas.

La explicación a esa humilde respuesta se puede encontrar en otra entrevista, publicada la revista especializada española Información al Día, donde contó los riesgos que conlleva operar a deportistas del máximo nivel. "Todo lo que salta a los medios de comunicación genera consecuencias en unos casos positivas, en otros casos negativas y, en ocasiones, puedes generar envidias. Un éxito evidentemente es bien recibido y se populariza, pero del mismo modo si tienes un fracaso, toda la opinión pública se entera", aseguró el prestigioso médico.

- ¿Cuál fue el primer jugador argentino que operó?

- Fue Roberto Martínez, hace casi 35 o 40 años. Un gran jugador del Real Madrid. Operé muchos argentinos. Pascual Rambert, del River Plate, fue otro. Además algunos argentinos que están en la Roma, Udinese y Parma. Pero con 3.000 cirugías ortopédicas que se hacen por año en mi clínica, no puedo recordar a todos.

- También trató a varios miembros de la familia real española. ¿Qué anécdota recuerda?

- Recuerdo que cuando la infanta Cristina tuvo la lesión de meniscos, yo por la formación que recibí -mi padre fue jefe de protocolo de la Casa Real 25 años- le dí el tratamiento que le correspondía y la trataba de usted. Y antes de entrar al quirófano me dijo: "por favor Doctor, llámeme Cristina, soy un ser humano".

- ¿Cómo es la familia real?

- Es muy simpática, muy abierta, muy deportista. La infanta Elena participaba, y aún hace algo, en la hípica; la infanta Cristina fue olímpica de vela; el príncipe Felipe fue oro olímpico de vela; y el propio rey fue olímpico también en los Juegos de Roma '64.

Los cambios en el fútbol

- En la actualidad ¿hay más lesiones entre los futbolistas?

- Hoy hay menos lesiones en el fútbol que hace 40 años. Antiguamente los campos eran embarrados, no era el césped maravilloso de ahora; las botas eran de cuero muy pesadas, el balón de cuero trenzado muy pesado; no había la preparación física de ahora, no había los masajistas, lo técnicos de ahora. Hoy día son las zapatillas que no pesan, un balón que no pesa, el césped es increíble, tienen preparadores físicos, kinesiólogos.

- ¿Y entonces por qué parece que hay más lesiones?

- Pasa que juega mucha más gente al fútbol que antes. Hoy todo el mundo juega a fútbol. El que no juega al fútbol juega al fulbito, al fútbol 7, al fútbol 5, fútbol playa ... lo que quieras. Al haber más población, parece que hay más lesiones, pero hay menos. Y luego otra cosa: actualmente se diagnostican todas. Antes no se diagnosticaban muchas lesiones porque también el deportista era muy distinto al de ahora.

- ¿Cuál es la diferencia?

- No es una crítica a los deportistas actuales, pero por un pequeño calambre o tirón, paran un partido o lo que haga falta. Se hacen resonancias magnéticas al día siguiente, y lo que usted quiera, y me parece muy bien además. Antiguamente uno se daba un golpe en el muslo, estaba tres semanas con dolor, aguantaba e iba para adelante. Ahora también ha cambiado mucho esto. No digo que sea malo. Antes jugaban con los (ligamentos) cruzados rotos, no se diagnosticaban, y jugaban igual.

- ¿Y por qué pasa esto? ¿El negocio del fútbol cambió todo?

- Antes los jugadores jugaban por los duros, por cuatro pesos. Era más el honor de jugar en el Barcelona que cobrar del Barcelona. De hecho, lo que se llama fútbol profesional comenzó hace 40 o 50 años, pero era un profesionalismo con una suma discreta de dinero y muchos de ellos alternaban con otras profesiones. Hoy en día no es así, y los grandes cracks cobran impensables fortunas.

Opiniones (0)
21 de octubre de 2017 | 02:47
1
ERROR
21 de octubre de 2017 | 02:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México