Antonio Navarro Wolf

A 30 años del horror en Bogotá, habla el exlíder del M19

Ex líder guerrillero. Dejó las armas y fue gobernador de Nariño.

Numerosas películas y libros hablan de la famosa Toma del Palacio de Justicia, en Bogotá, Colombia, también llamada Operación Antonio Nariño por los Derechos del Hombre. Se trató de un asalto perpetrado el miércoles 6 de noviembre de 1985 por un comando de guerrilleros del Movimiento 19 de abril (M19) a la sede del Palacio de Justicia, frente a la sede del Congreso y a una cuadra de la Casa de Nariño, la residencia presidencial. El M19 mantuvo a cerca de 350 rehenes entre magistrados, consejeros de Estado, servidores judiciales, empleados y visitantes del Palacio de Justicia. Todo terminó poco más de un día después. El saldo fue horrible: 98 muertos, entre ellos 11 magistrados. Once personas más también fueron consideradas como desaparecidas al no conocerse su paradero, número que se reduciría a 10 después de que la Fiscalía anunció en el año 2000 que el cadáver de Ana Rosa Castiblanco, empleada de la cafetería que se encontraba desaparecida, fue hallado en una fosa común.

Por esos años Antonio Navarro Wolf, uno de los principales líderes del M19, sobre el que decenas de libros hablan, estaba convaleciente tras haber sufrido un ataque que lo dejó sin una pierna y graves problemas para hablar.

Hoy es un político reintegrado a la vida del país. Fue candidato a presidente, gobernador de Nariño y ocupa una banca en el Senado junto a quien sería un ferviente adversario, el expresidente Álvaro Uribe.

Habló con MDZ Radio durante el programa "Tormenta de ideas":

- Estamos viendo cómo se llevan adelante las negociaciones de paz en su país. Usted que fue un pionero, cuando liberó las armas como miembro del M-19 allá por el 91` y lideró la asamblea constituyente de Colombia. ¿Cómo está viendo usted el proceso actual que lleva Santos con el miembro de las FARC?

Navarro Wolf

- El M-19 fue el primero en firmar una oferta de paz en la América Latina contemporánea, hace 25 años. Hoy estamos convencido de que el alzamiento armado no tiene sentido. Yo fui invitado por el presidente a una reunión en la Habana donde se anunció un acuerdo sobre la justicia transicional, que es el punto más complejo, porque en Colombia nunca ha habido una sanción jurídica para quienes rompan el acuerdo de paz. Es la primera vez que eso pasaría. La convicción con la que yo salí de esa reunión, es que las FARC ya tomó la decisión de llegar hasta el final, es asunto de tiempo y paciencia. Vamos a llegar en 2016 a la firma de un fin del conflicto y esperamos después que también se negocie con el Ejército de Liberación Nacional.

- ¿Qué pasaría con los otros grupos armados, los paramilitares, la gente que no están en la guerrilla pero que sí están participando con asesinatos en las zonas marginales de Colombia?

- Los paramilitares ya desaparecieron todos, con algún sentido político. Quedan bandas que se dedican a actividades ilegales para generar dinero. Yo enfrenté a una de esas bandas en mi departamento y las desarticulé totalmente con la Policía. Si se toma una decisión seria de combatirlos, se pueden controlarlos. Obviamente cuando hay tanto dinero ilegal, uno desarticula uno y aparece otro.

- No notamos muy convencido al expresidente Álvaro Uribe, cuando lo entrevistamos en este programa, de que se termine el conflicto armado. De hecho él hace propuestas que tienen que ver con la complejización del tema, el quiere que todo el mundo sea juzgado y vaya a prisión por los delitos cometidos desde las FARC.

Navarro Wolf

- Hay unas encuestas de opinión públicas que muestra una mayoría que apoya la paz, pero que no quiere que los guerrilleros hagan políticas y que quieren que vayan a la cárcel. Uribe sintoniza con esas encuestas. Pero no puede haber una negociación que no resuelva el problema de participación política para los guerrilleros que dejen las armas, es el corazón de un acuerdo en todo el mundo. Estamos en un período donde no se pueden hacer amnistías o indultos, pero sí mecanismos de justicia transicional que privilegien la verdad. A mi me parece que el fue diseñado y anunciado hace 15 días es bastante bueno. Además, se habla mucho de verdad y justicia, pero no mucho de garantía de no repetición y la firma de un acuerdo de paz es la principal garantía de no repetición. Estamos teniendo 150 mil víctimas de desplazamiento forzado por año, por lo tanto si le restamos 10 o 15 años al conflicto, nos estamos ahorrando 2 millones de víctimas. Yo sé que al final Uribe, el presidente y mis compañeros de senados van a tener que aceptar la realidad.

- ¿Por qué en su momento ingresó al M-19 y por qué la abandonó?

- M9 quiere decir: Movimiento 19 de abril, en esa fecha en 1970 hubo un fraude electoral, robaron una elección a general retirado, quien ganó las elecciones por la noche y al otro día amaneció perdiéndolas. Entonces nosotros dijimos: Si a un general retirado no le respetan una elección, a quién se la van a respetar. Entonces por eso nos alzamos en armas. Con el paso de los años nos dimos cuenta de que con el alzamiento armado no llegaríamos a gobernar el país, entonces tampoco nos parecía. El país fue cambiando, se volvió más urbano y decidimos firmar en 1990. Además, se había caído el muro de Berlín en 1989 ya no existía la imposibilidad para las fuerzas alternativas de ganar unas elecciones y que eso se respetara. EL escenario cambió y el camino era incorporarse a la vida civil. Después de nosotros firmaron otros 3 grupos guerrilleros. Hoy quedan las dos, entre ellos las FARC.

- En su momento también fue emblemática la toma del Palacio de Justicia, en 1985. ¿Por qué se decidió eso? ¿Cómo analiza la reacción del gobierno colombiano?

- Yo estaba fuera de la línea de mando, yo era el negociador de paz, que fracasó. Me tiraron una granada, por eso hablo como hablo ahora, entonces quedé fuera recuperándome del atentado que casi me mata. Los compañeros tomaron esa decisión como una decisión de propaganda armada, que salió mal. Se cumplen 30 años el 6 de noviembre. Como un acto muy importante de reconciliación, la Corte Suprema de Justicia, principales afectados, me ha invitado a un evento en la Corte e iré a decir que es posible la reconciliación. Los enemigos políticos me van a decir de todo: terrorista, matón, de todo. Pero creo que es un elemento simbólico muy fuerte.

- Popeye, el sicario de Escobar, dio a entender en este programa que el narco pudo haber llegado a financiar aquel episodio de la toma del palacio de Justicia. Estos contactos de los que siempre hay mito entre la guerrilla y el tráfico de drogas. ¿Hay algo de cierto en eso?

navarro wolf

- Yo la verdad que no podría saber si Escobar ayudó o no con dinero, porque yo no estuve en la planificación. Lo cierto es que la motivación del Palacio era realizar una propaganda armada que resultó al revés de cómo se planeó. Pudo haber algún dinero de Escobar, sin embargo los tanques tuvieron que entrar dentro del palacio de Justicia porque no había cohetes antitanque y eso se habría podido conseguir si hubiera habido dinero suficiente. Yo no sé qué tan cierto sea que hubo financiación, pero eso lo han usado más como propaganda contra el M-19

- Hace unos años escuché en reuniones que mantuve con las Madres de la Candelaria en Bogotá una realidad de Colombia de cómo entraban las fuerzas insurrectas a las casas, violaban a las hijas, degollaban a los hijos, jugaban al fútbol con sus cabezas. ¿Esa realidad sigue sucediendo en Colombia?

toma palacio justicia

- Eso era de los paramilitares. Andaban con una motosierra y cortaban en pedazo a la gente delante de la sociedad y los tiraban al río. Eso ha ido disminuyendo, pero muestra el nivel de degradación al que puede llegar un conflicto. Nuestro conflicto armado cumplió 67 años. Dejar eso atrás no será de un día para otro.

- Hemos escuchado a Francisco pidiendo la paz, ¿tiene incidencia en los grupos de negociación lo que diga el Papa?

- Tiene incidencia. Ha sido un Papa que ha dado una sorpresa. Ayuda a que se hagan concesiones, sin concesiones no se puede derrotar a la guerrilla.


Tormenta de ideas: sábados de 10 a 13 por 105.5 MDZ Radio

tormenta

Conducción: Gabriel Conte, Santiago Montiveros y Mariano Bustos (ausente en este programa)

Producción: Franco Pereira



Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 17:17
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 17:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial