Manuela Carmena

"La autoridad no tiene por qué tener privilegios, ornatos ni lujos"

Exjueza, alcaldesa de Madrid a los 71 años. Habló con el programa "Tormenta de ideas" por MDZ Radio.

Manuela Carmena fue la jueza que se puso del lado de los despojados de sus viviendas por no poder pagar las deudas hipotecarias en Madrid y hoy, luego de volcar su punto de vista sobre la vida en un libro, fue tentada por los jóvenes "indignados" para inmiscuirse en la política. A los 71 años, "sobre el final de mi vida", como le dijo a MDZ, Carmena es la alcaldesa de Madrid que llama la atención por la sencillez de sus actos. La entrevistamos en el programa "Tormenta de ideas" por MDZ Radio.

- Tenemos que presentarla para la gente que no la conoce por aquí. ¿Podríamos decir que hablamos con una abogada hippie de los años 70 que llega al poder? Para definirla de una manera simpática.

- Bueno, sí, habría que añadir más ingredientes a esa descripción, pero no me parece mal. En principio para empezar a hablar, vale.

- También marca su vida un hecho trágico. Usted es sobreviviente de un ataque franquista contra el estudio de abogados laboralistas que usted integraba y en donde hubo cinco muertos.

- Nosotros en ese momento, como muchos de los jóvenes antifranquistas de aquellos años teníamos claro que la dictadura era insostenible, que necesitábamos la libertad, que necesitábamos que hubiera una verdadera justicia social, es decir que teníamos ya muy claro cuáles tenían que ser las constantes de nuestra vida. Entonces, para mí, lo que sí me dejó el terrible asesinato en el que perdieron la vida mis compañeros, es una enorme impotencia ante lo que significa que alguien disponga de tu vida. Esa sensación de lo fácil que es quitarle la vida a un individuo y a lo vez lo terriblemente dramático que es. Es algo que lo peor: matar y alguien que mate. Es decir, porque lo único que tiene el ser humano es su propio yo, el desarrollo de su vida. Y por lo tanto, desde entonces yo creo que si ya lo era antes, me convertí en una defensora absolutamente irrenunciable de la vida, de la necesidad de la paz.

- De hecho, usted fue reconocida en su momento, antes de llegar al Ayuntamiento de Madrid, por su tarea como jueza y desde los tribunales por la necesidad de ir en contra de las injusticias.

- Era un poco plantear “una justicia para todos”. Desde que llegué a los tribunales, enseguida me di cuenta del fácil acceso que tienen las personan que poseen más posibilidades económicas, más apoyo legal. Y por otra parte, la vulnerabilidad de quien no tiene nada de eso. Siempre me ha parecido muy importante plantear una justicia en la que todo el mundo pudiera actuar por igual. En que el juez pudiera atender exactamente igual a una persona porque no tiene ni renta ni unas posibilidades de desarrollo social, como al que lo tiene. Igual para todos.

- Luego comienzan los planteos para tentarla a política y finalmente termina aceptando. Fue cuando usted escribió un libro en el que afirmaba que “Las cosas pueden ser diferentes”.

- Sí. Y la verdad es que, claro, ¿quién me mandó a decir eso? Es que cuando afirmé que las cosas podrían ser diferentes, sin querer encendí un farolillo que hizo que muchas personas me buscaran y dijera: “Bueno, esto puede ser interesante”. Yo ya lo he explicado. Fundamentalmente era intentar ayudar a toda una generación de personas, de ciudadanos y ciudadanas madrileñas, que querían de verdad que cambiara. Llevábamos 25 años con un ayuntamiento muy conservador, de una derecha española que se ha configurado como muy excluyente y muy poco atractiva. Yo creo que la ciudadanía madrileña estaba muy harta de eso y querían jugar su propia alternativa. Pero quienes me convocaron eran unas personas muy jóvenes, no tenían una figura que las respaldaran y bueno, cuando me lo pidieron, aunque me costó porque yo no tenía muchos deseos de aceptarlo, me di cuenta que era necesaria. Y al final, pues lo asumí.

- Nuestras democracias tienen un paralelismo, como es la corrupción. Usted llegó literalmente en su bicicleta a la alcaldía y planteando “pequeños cambios”. ¿Ahora que ya está en el Ayuntamiento, qué les propone a los madrileños?

- Esos cambios son importantes y pasan primero porque haya una relación de cercanía entre los ciudadanos y los políticos. Significa que el ciudadano debe transitar por el mismo espacio público que transitan los ciudadanos. De ahí que para mí sea muy importante seguir utilizando los medios de transporte, el autobús, el metro, porque el político tiene que transcurrir por el espacio público en el que están todos los ciudadanos. Eso permite, además, una enorme comunicación, una sensibilidad que es importante. Luego, a partir de allí, yo creo que es importante empezar a cuestionar algunos derechos que son verdaderamente inaplazables y que el desarrollo de la sociedad actual, ya en pleno siglo XXI, nos lo impune, y uno de ellos es la necesidad de la vivienda. En nuestro país, como conocen, se vivió sobre todo en los años 2011 y 2012 un ola de personas que perdían su vivienda porque no podían pagar sus cuotas hipotecarias. Y entonces eso generó un malestar social tremendo y esta es una de las realidades a las que yo me he enfrentado y estamos buscando la manera de devolverles sus viviendas a las personas que las han perdido, de buscar que no se pierdan más viviendas. Para ellos hemos hecho una cosa muy sencilla: acuerdos con todos los bancos para que ellos cedan viviendas que no usan después de esta sangría de los desahucios, y creo que podemos decir que se han parado los desahucios y que cada vez se reafirma más el derecho que tienen todas las personas a tener una vivienda.

- Resulta curioso que los partidos tradicionales no hayan pensado en hacer los ajustes y recortes sobre privilegios que los ciudadanos comunes no tienen.

- Durante mucho tiempo la autoridad se ha relacionado por mantener signos de identificación muy diferentes a los del resto de los ciudadanos. Yo creo que no tiene sentido. La autoridad tiene que tener unos medios útiles para poder desarrollar su trabajo. Yo tengo un teléfono móvil que me da el Ayuntamiento y que utilizo, naturalmente, porque en mi trabajo lo necesito, pero no quiero tener nada que sea un privilegio ni un ornato, porque no lo necesito. La autoridad no tiene por qué tener privilegios. Tiene que tener los medios que necesita para ejercitar sus funciones, pero no necesita ni ostentación, ni lujo ni tener entradas gratis a los espectáculos ni cosas de estas que eran habituales en la época anterior.

- Hay mucha gente que debe estar pendiente de que usted “meta la pata”; pendientes de que cometa un error. Y también, como le sucede al papa Francisco, quienes creen que sus planteos son actos demagógicos.

- No hay cosa mejor que hacer la prueba. Yo siempre digo que hay que hacer las cosas que se hacen, evaluarlas y analizarlas. ¡Pues evaluémoslo y analicémoslo! Les aseguro que la sociedad en general cuando observa las estructuras de cercanía las admite y se aprovecha de esa comunicación. Eso es lo más interesante.

- ¿Qué pasa cuando la gente la ve por la calle?

- Al principio causaba un poquito más de sorpresa. Ahora, la verdad, es que la gente lo asume con mucho más naturalidad. Son discretos, me dan los buenos días o las buenas tardes. Hoy, por ejemplo, tenía a mi lado a un estudiante de ingeniería forestal y me ha pedido una fotografía y nos la hemos hechos. Hablamos un poco de la universidad y de los árboles, se bajó dos estaciones antes que yo y nos hemos despedido tan ricamente, como decimos aquí.

- ¿Cree que hay una tendencia mundial hacia este tipo de actitudes de parte de los gobernantes?

- Sí, sin duda. Además es cada vez más importante plantear la enorme importancia de la dignidad individual del ser humano como tal, independientemente de su estatus social y de su capacidad de poder objetivo, de poder económico, de poder social. Es imprescindible centrarnos en lo que significa el ser humano por definición. El ser humano con toda su grandeza que es igual en la escala social que esté, política o económica. Además creo que las redes hoy están haciendo un efecto muy importante que es el empoderamiento del yo. Uno en las redes tiene poder. Uno puede dirigirse para aquí o para allá, criticar, proponer y eso es muy grande. Otra de las cosas que hemos hecho en el Ayuntamiento es una red de participación en donde las personas puedan decirnos a los políticos qué debemos hacer, las propuestas que debemos desarrollar. Estamos en un momento de gran empoderamiento del “yo” y que eso nos obliga a la nivelación social, a la igualdad, a todas estas cosas de las que estamos hablando.

- Cambiando de tema y yendo a Cataluña, le pedimos su reflexión sobre lo ocurrido el fin de semana pasado.

- A mí me gusta poco hablar de política en general porque no tengo condiciones, no soy una politóloga ni sé demasiado de política. Nunca me he dedicado a la política como profesión, salvo este pequeño episodio del final de mi vida. Lo que yo pueda decir seguramente tiene poco interés. Únicamente pienso que Cataluña en este momento está dividida por un problema importante de percibir de una manera u otra su estatus o pertenencia. Yo deseo que estas elecciones valgan para que haya alguna capacidad de síntesis entre y unos y otros de los dos grandes sectores de este maravilloso estado del estado español que es Cataluña.

- ¿Usted imagina una España unida o alienta la posibilidad de estados independientes?

- A mí me gustaría que siguiéramos unidos. Entre otras cosas, porque tengo muchísimos amigos en Cataluña, me encanta Cataluña, pero por encima de todo, siempre pienso que uno nunca sabe lo que va a ser mejor, ¿no? Hay que estar siempre muy abiertos al futuro. Bueno, pues quizás, lo mejor puede ser los que ahora ahora mismo a mí no me convence. No sé, no quiero cerrarme en que la única solución sea que sigamos estando todos juntos. Lo importante es que encontremos una fórmula que dé satisfacción a una parte de España que está dividida. El resultado lo que indica es que hay una gran división entre uno y otro sector.

Escuchá la entrevista completa:

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 16:03
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 16:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia